publicado el 14 septiembre, 2014
comentarios: 0

Spinosaurus, reconstrucción clásicaSpinosaurus aegyptiacus es un dinosaurio del Cretácico del norte de África conocido desde principios del siglo XX, aunque las descripciones están basadas en esqueletos parciales. Pudo ser el más grande de los terópodos, y en Jurassic Park III aparecía como el “malo” de la película venciendo en su propio terreno a un T. rex. Por supuesto, en esta producción se contaba con datos del momento y el espinosaurio se veía como un animal terrestre bípedo.

Spinosaurus, holotipoPor la complexión de su cráneo, sin embargo -similar a la cabeza de un cocodrilo, con un hocico estrecho y retorcido con dientes sobresalientes- se supuso que debía tener una dieta de peces; otro rasgo singular consiste en las larga apófisis vertebrales que constituyen el soporte de una hipotética “vela” membranosa, o tal vez una giba. Pero para darnos una idea de lo hipotético de todo esto, la reconstrucción del animal se basa en escasísimos restos: el hocico, unas falanges del pie, varias vértebras. Incluso las reconstrucciones de esqueletos que se ven en algunos museos son puramente especulativas. Lo cierto es que es una cosa muy común en fósiles de vertebrados: hace poco hablábamos del misterioso Deinocheirus, del que sólo se conocían sus garras delanteras.

Nizar Ibrahim y su equipo de la Universidad de Chicago han estado trabajando sobre los ricos terrenos fosilíferos conocidos como lechos Kem Kem -en el Sahara marroquí- y consiguieron recoger muchas más piezas del esqueleto, sobre todo de las extremidades. Las nuevas reconstrucciones ajustadas nos presentan a una criatura menos parecida a un terópodo “clásico” y más a un cocodrilo: patas traseras más pequeñas, posición cuadrúpeda, cuerpo alargado y serpentiforme. Según estos datos, el espinosaurio sería un animal de vida casi totalmente acuática, con una columna vertebral adaptada a la captura de presas bajo el agua. Y anatómicamente sería casi imposible que se desplazara en tierra de forma bípeda.

spinosaurus_esqueletoLos huesos de las cortas patas traseras no son huecos, sino macizos, permitiendo equilibrar el peso bajo el agua. Los orificios nasales están en una posición elevada, como también corresponde casi siempre a una adaptación acuática. Aunque no hay pruebas de ello, es muy posible que el espinosaurio predara sobre la fauna de peces pulmonados y tiburones de río que habitaban el ecosistema palustre de pantanos y manglares que constituía el Sahara hace cien millones de años.

Visto en New Scientist.

publicado el
comentarios: 0

Nanoestructura tridimensional. Imagen © D. JangUn grupo de investigadores dirigidos por Julia Greer, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, ha desarrollado una nanoestructura de tubos de cerámica de 5 a 60 nanómetros de espesor. Esta cerámica estructurada presenta propiedades singulares: es increíblemente ligera, ya que el 99.9% de su volumen es aire; es muy resistente; y es capaz de soportar compresiones de hasta el 50% de su volumen sin romperse.

Normalmente la cerámica, como el vidrio, es un material que no soporta bien la deformación. Esto ocurre porque suele tener microscópicas grietas y fisuras que, al aplicarse la fuerza deformante, provocan la ruptura del material en astillas.

Para evitar esto, el equipo de CalTech y Greer han fabricado una estructura de  tubitos de alúmina a escala nanométrica mediante un sistema de impresión láser (litografía bifotónica)* que es capaz de deformarse como una esponja y recuperar su forma original al ceder la presión. La estructura evitaba la propagación de fracturas al resto de la estructura; pero si los tubos excedían 60 nanómetros, el material se comportaba como cerámica normal y se hacía polvo. Esta resistencia inusual en un material cerámico podría ser muy práctica en el desarrollo de amortiguadores para dispositivos electrónicos y otras aplicaciones.

* se imprime sobre un polímero que se solidifica al aplicarle luz láser. Posteriormente se lava el polímero no expuesto sobrante y la microestructura puede revestirse con el material que se desee.

Página de Julia Greer en CalTech.

Visto en NewScientist.

publicado el 13 septiembre, 2014
comentarios: 0

RickKielEl actor estadounidense Richard Kiel, ese gigantón de denso esqueleto y rostro inconfundible, ha muerto en un hospital en Fresno (California). Kiel estaba convaleciente de la fractura de una pierna a consecuencia de una caída de un caballo.

El papel por el que es más conocido probablemente es el de “Jaws“, el sicario indestructible y némesis de James Bond en La Espía que me Amó y Moonraker. Pero su carrera cinematográfica se remonta a los años ’60, cuando abandonó su trabajo de vendedor de parcelas en el cementerio (!) y empezó a hacer de secundario en series de televisión, sin duda ayudado por su imponente aspecto; tenía acromegalia, ese síndrome de exceso de hormona de crecimiento que genera rasgos toscos y los casi dos metros veinte de altura que portaba.

Dentro de los muchos papeles que representó, mi recuerdo va para el embajador extraterrestre Kanamit en To Serve Man, el memorable episodio de Twilight Zone; pero el rostro de Kiel aparece en decenas de filmes de las décadas de los 60-70. En los últimos tiempos también se había dedicado a prestar su voz para animaciones y videojuegos, y a escribir. ¡Buen camino, Richard! ¡No muerdas a nadie al otro lado!

Richard Kiel en IMDB

Visto en BoingBoing.

publicado el 10 septiembre, 2014
comentarios: 0

Dendrogramma enigmatica. imagen © Jean Just , Møbjerg Kristensen,  Jørgen OlesenUnas delicadas y gelatinosas criaturas de las profundidades podrían ser las reliquias vivientes del amanecer de la vida animal en la Tierra. Similares a pequeñas setas de un centímetro de diámetro, los ejemplares de Dendrogramma fueron recolectados por una sonda que capturaba muestras del fondo marino (400-1000 metros de profundidad) en el talud continental de Australia oriental, entre el Estrecho de Bass y Tasmania, durante un crucero en 1986(!). La nave, el ORV Franklin, hacía una recogida de muestras aparentemente rutinaria: todas las muestras fueron filtradas, lavadas con bórax, metidas en formol y luego en alcohol para conservarlas. Se han definido temporalmente dos especies, D. enigmatica y D. discoides, ligeramente diferentes. Parece un organismo pedunculado con un pie carnoso; no tiene simetría bilateral ni radial, no hay órganos sexuales ni sistema nervioso, y tampoco un sistema motriz muscular o hidráulico. Podría parecer a primera vista un cnidario (medusas y afines) pero carece de células urticantes. También podría ser un ctenóforo, pero le faltan los peines natatorios característicos de estos animales. Entonces, ¿qué diantres es?

publicado el 9 septiembre, 2014
comentarios: 0

Otro esbozo de economía-ficción al estilo de “el ladrillo“, porque no me apetecía dibujar esto, sinceramente. (Dale a “lee el resto”)

banq-1

publicado el 7 septiembre, 2014
comentarios: 0

Extracción de muestras en el lago Whillans, AntártidaUna muestra extraída a 800 metros de profundidad bajo el hielo antártico muestra una increíble variedad de formas de vida microbiana, casi cuatro mil especies de organismos pululando en la oscuridad del lago subglacial Whillans. Si recordáis, hace un par de años un equipo científico ruso en la Antártida sondeó el lago Vostok (también una masa de agua fósil sepultada bajo el manto de hielo continental y aislado del resto de ecosistemas terrestres al menos durante 500.000 años) pero los protocolos de contaminación eran bastante penosos* y los resultados no fueron concluyentes.

Esta nueva expedición (Whillans Ice Stream Subglacial Access Research Drilling – WISSARD) patrocinada por la National Science Foundation ha recogido muestras biológicamente limpias de lo que yace en las profundidades del lago antártico, en aguas privadas de luz, a temperaturas bajo cero y altas presiones. El resultado es un repertorio de 3.931 especies microbianas seguramente quimiotróficas, lo cual es una barbaridad teniendo en cuenta el ambiente. Esto no solo amplía nuestros conceptos acerca de la habitabilidad de los entornos de nuestro planeta, sino que abre posibilidades nuevas en la búsqueda de vida extraterrestre.

* Vamos, que hasta le cayó queroseno de la perforadora, terrible.

Visto en sinc.es