Un ciberpene y una erección de dos semanas

Un ciberpene y una erección de dos semanas

Andrew Wardle © TLCEl británico Andrew Wardle nació hace cuarenta años sin pene, por una malformación de nacimiento (extrofia de vejiga). La cirugía para ponerle la vejiga dentro del cuerpo otra vez fue difícil y le dejó maltrecho durante toda su vida; y hasta hace poco no pensaba siquiera que su defecto pudiera corregirse, aunque le plantearon ciertas posibilidades a base de transplantes de tejido de otros miembros para construir un pene artificial.

En 2012, Mohammad Abad -otro británico sin pene, esta vez por un accidente- consiguió su miembro y confirmó las esperanzas de Wardle: la ciencia médica disponía ya de la tecnología para construir un pene cibernético, parte orgánica (obtenida de tendones, piel y músculo del paciente) y parte mecánica (unos sacos hidráulicos hinchables mediante una perilla instalada en el escroto y un depósito de solución salina alojado, bueno, junto a su cibervejiga).

Esquema del ciberpeneEsta operación -totalmente cubierta por el National Health Service británico, o sea la Seguridad Social- que culmina una serie de más de 100 operaciones destinadas a fabricar el ciberpene, permitirá a Wardle realizar actividades sexuales con su novia Fedra por fin; pero antes, con el fin de estabilizar el mecanismo hidráulico, ha de pasar dos semanas en posición erecta y tamaño máximo.

Visto en BoingBoing.

El pequeño pene de la gambusia

El pequeño pene de la gambusia

Gambusia macho (arriba) y hembra, más grande y con una aleta normal.Como no podía faltar cada cierto tiempo, un nuevo artículo de penes extraños del mundo animal en elece.net! Vamos a desmentir la vieja creencia de que un pene grande resulta más atractivo para las hembras; esto no siempre es así.

Esta vez hablaremos del pez mosquito o gambusia* (Gambusia sp.) oriundo de Norteamérica y emparentado con los Guppys y los cebritas, para los que tengáis un acuario. Es un pececito robusto y pequeño, de unos cinco centímetros (la hembra es más grande que el macho, como se puede ver en la foto). Usado como arma biológica para controlar a los mosquitos, es ahora considerada una de las especies invasivas más dañinas del mundo. Aunque la mayor parte de los peces utilizan la fecundación externa (la hembra pone sus huevos en el fondo y el macho pasa por encima y los fecunda así como al descuido) el macho de esta especie dispone de un gonopodio: una aleta anal modificada. Esta estructura hueca, dotada de anclajes espinosos, permite inyectar el esperma directamente mediante la cópula. El gonopodio, que cuelga como un aguijón allí donde debería haber una aleta, puede tener el 30% de la longitud total del macho.

gonopodioUn equipo de la Universidad Nacional de Australia (donde la gambusia es una plaga introducida, obviamente, como casi toda la fauna no nativa australiana) dedicó sus recursos a investigar si un gonopodio extra grande atraía a más hembras. Para ello criaron una población de 340 Gambusia holbrooki durante ocho generaciones; mediante selección fueron filtrando machos dotados y otros con micropenes, y luego realizaron pruebas de paternidad para ver si las crías eran de uno u otro (ya que la gambusia es vivípara y la hembra pare a sus alevines directamente). Los resultados dejaron claro que a las gambusias les daba igual el tamaño; tampoco había una diferencia significativa en la capacidad para nadar, o en el éxito reproductivo.

Fitness consequences of artificial selection on relative male genital size, en Nature

*No confundir con el gamusino o gambusino, que es un animal de costumbres nocturnas muy difícil de capturar, apreciado por el sabor de su carne.

El primer transplantado de pene va a ser papá

El primer transplantado de pene va a ser papá

Xhosa preparado para transplante de peneUn sudafricano de la tribu Xhosa, sujeto del primer transplante de pene exitoso de la historia médica, ha demostrado que lo tiene en un estado totalmente operativo al dejar embarazada a su mujer, que va a dar a luz en noviembre si todo va bien.

Hubo un caso anterior -un ciudadano chino en 2006- pero se lo tuvieron que quitar a las dos semanas por las graves secuelas psicológicas que le estaba provocando el tener en sus manos el pene de otro. En este caso, se buscó una compatibilidad lo más ajustada posible en cuanto a color de piel y otras características.

El pene original se tuvo que amputar de urgencia debido a la gangrena provocada por una circuncisión defectuosa (ugh!) hace tres años. Los Xhosa tienen un ritual de iniciación a la edad adulta, ulwaluko, en que pasan un mes fuera de casa. Lo primero que hacen es que un ingcibi (brujo) le corta el prepucio con una lanza, tras lo cual pasan ocho días recluidos en una choza siguiendo una dieta y rituales específicos. Las siguientes tres semanas siguen la misma tónica, tras las cuales realizan un lavado ritual en el río y queman la choza y sus posesiones juveniles, pasando a ser amakwala (hombres nuevos). El problema es que desde 1995 han muerto unos 850 jóvenes Xhosa debido a las complicaciones de este ritual, y posiblemente las amputaciones de pene doblen esa cifra.

El transplante se realizó en diciembre de 2014, tras una operación de nueve horas de duración. Ya en los primeros ajustes (existía el miedo a que se formaran coágulos en el complejo sistema neumático del pene) se constató que el miembro respondía alegremente a los estímulos externos. Y por lo visto no ha habido rechazo por parte del organismo receptor ni su señora.

Se espera que este nuevo y exitoso procedimiento dé en el futuro una nueva vida a cientos de penes.

Fotos del rite de passage Xhosa (cuidado! incluye imágenes explícitas de nativos con calabacitas en la punta del pene).

Visto en The Guardian.

El pene de los antiarquios

El pene de los antiarquios

Microbrachius Dicki, antiarquios con doble peneHace algún tiempo comentábamos algunos de los penes más antiguos conocidos entre los peces placodermos del Devónico, concretamente el artrodiro Incisoscutum. Hoy hablaremos de un nuevo pene de la otra gran rama de los Placodermos, los Antiarquios. Este grupo incluye fósiles famosos como el Bothriolepis, y son peces primitivos acorazados en la parte delantera. El que nos ocupa hoy, Microbrachius dicki*, se parece mucho a una versión mini del Bothriolepis: gran cabeza cubierta de placas óseas, con una cola primitiva parecida a la de las pintarrojas** y aletas pectorales blindadas en forma de ganchos. Vieja de agua (Hypostomus)Estos pececillos de 3-4 cm. eran habitantes del fondo de ríos y pequeños lagos y comían lo que encontraban revolviendo el fango, al estilo de los limpiafondos y las viejas de agua cuyo aspecto es en cierta forma parecido. Quien haya visto el cadáver de uno de estos peces, con la parte frontal blindada, sabrá a qué me refiero; aunque no están emparentados en absoluto, ya que Microbrachius limpiaba los fondos acuáticos de lo que ahora es Escocia hace 385 millones de años. Además, mientras que las viejas (Loricariidae) disponen de fuertes aletas pectorales, dorsales y ventrales, Microbrachius tenía esos bracitos como patas de mosca. Seguramente se impulsaba y maniobraba con la cola, y se suponía que los ganchos pectorales eran para aferrarse al fondo cuando la corriente era muy fuerte, o tal vez para escarbar.

El macho de este pececillo, por lo que ha descubierto un equipo de la Universidad Flinders en Adelaida (Australia) disponía de unas protuberancias óseas a ambos lados de la parte baja del escudo -se ven en la foto- con un canal para inyectar el esperma. Una cosa llevó a otra, y la cuestión de las aletas pectorales cobró otro sentido: tenían el tamaño y estaban a la distancia justa para servir de anclaje mutuo en una cópula lateral. Es decir, para hacer manitas.

La fecundación interna es práctica porque evita la dispersión de los gametos. En tierra firme es casi fundamental; pero en el agua, los peces abandonaron casi por completo este método después de Microbrachius, volviendo al método externo: la hembra deposita los huevos en alguna parte, y el macho los fecunda después. Los tiburones también usan ganchos (pterigopodios) para efectuar una fecundación interna. Se supone que el gen HOXD13 que controla el proceso de fabricación de, eh, miembros viriles, apareció en algún momento (muy posiblemente por estas fechas) y luego fue activándose y desactivándose a lo largo de la evolución, porque la cópula es algo que nunca pasará de moda. Ah! Curiosamente, entre los peces modernos (Osteictios) que copulan tenemos los guppys… y los Loricáridos. Sí, los limpiafondos.

Y aquí la película, que sé que queréis ver acción:

Copulation in antiarch placoderms and the origin of gnathostome internal fertilization, en Nature
Noticia en The Conversation

* del griego Mikros= pequeño; Brachius= brazo; dicki= eeh… es en honor a Robert Dick; el nombre se lo puso el escocés Traquair en 1888. Pero con una traducción alternativa (Brachys=corto, pequeño) quedaría así: mini, mini dick.

** hay que indicar que algunos sostienen que este pez tenía una cola muy corta o muy frágil, ya que ni siquiera en yacimientos de grano fino -que conservan estructuras delicadas- se ha encontrado otra cosa que el caparazón torácico; ni rastro de cola.