La evolución produce penes y cerebros más grandes (en peces)

Gambusia holbrooki: cerebros y penes grandesUn estudio sobre peces mosquito (Gambusia holbrooki, pariente del guppy común) ha mostrado una “carrera armamentística” en la especie: los machos van desarrollando un gonopodio más grande para optimizar su éxito reproductivo, mientras que las hembras mejoran su cerebro para escapar de los machos.

Y es que la vida sexual de la Gambusia no es muy romántica que digamos. El macho no tiene una danza de cortejo ni hace regalitos -como las arañas o algunos pájaros- sino que se dedica al ataque por fuerza bruta: intenta copular varios miles de veces al día hasta que alguna vez tiene éxito.

Para esto, está claro que estar dotado de una buena herramienta es fundamental. En este caso, el pene* es un gonopodio: una aleta anal modificada que canaliza el esperma en la hembra. Esto no resulta divertido para la peza** y se desarrolla una relación dinámica muy similar a la de depredador-presa.

Ya sabemos a dónde lleva esto: una situación de Reina Roja, que va aumentando las capacidades de ambas partes para mantener el equilibrio. Así, mientras el gonopodio de Gambusia es más grande que el de otros peces en los que la agresividad no forma parte de las costumbres de apareamiento (y no quiero moralizar sobre el tema) el cerebro de la hembra se va modificando.

No sólo se hace más grande, sino que se desarrolla en partes específicas: el tectum (que viene a ser el procesador de imágenes del cerebro) el bulbo olfatorio, el cerebelo, tienen un tamaño que se dispara en relación a otros peces hembra… y a los propios machos de Gambusia, cuyo cerebro se queda en la mitad.

De cualquier manera, tampoco hay que ver esto con ojos demasiado humanos: no es que los machos sean unos neandertales que van violando por ahí. La hembra es tres veces más grande, y la postura que exige el gonopodio no se puede obtener a la carrera: las maniobras de despiste y huida son una estrategia para copular al fin con el macho más apto (resistente-veloz-megapeniano). Lo que queda claro es que dentro de las características exigidas al macho no está la inteligencia.

Artificial selection on male genitalia length alters female brain size, en los Proceedings of the Royal Society

*Mientras que muchos peces tienen una estrategia más tranquila, que consiste en que la hembra pone los huevos en un sitio y luego el macho los “bombardea” para fertilizarlos (esto es fecundación externa y funciona bien bajo el agua) otras especies han preferido la técnica precisa pero complicada de la cópula o fecundación interna. Complicada en muchos niveles. Qué os voy a contar.

** las palabras acabadas en “z” no tienen forma femenina: pez, portavoz, juez…

Un ciberpene y una erección de dos semanas

Un ciberpene y una erección de dos semanas

Andrew Wardle © TLCEl británico Andrew Wardle nació hace cuarenta años sin pene, por una malformación de nacimiento (extrofia de vejiga). La cirugía para ponerle la vejiga dentro del cuerpo otra vez fue difícil y le dejó maltrecho durante toda su vida; y hasta hace poco no pensaba siquiera que su defecto pudiera corregirse, aunque le plantearon ciertas posibilidades a base de transplantes de tejido de otros miembros para construir un pene artificial.

En 2012, Mohammad Abad -otro británico sin pene, esta vez por un accidente- consiguió su miembro y confirmó las esperanzas de Wardle: la ciencia médica disponía ya de la tecnología para construir un pene cibernético, parte orgánica (obtenida de tendones, piel y músculo del paciente) y parte mecánica (unos sacos hidráulicos hinchables mediante una perilla instalada en el escroto y un depósito de solución salina alojado, bueno, junto a su cibervejiga).

Esquema del ciberpeneEsta operación -totalmente cubierta por el National Health Service británico, o sea la Seguridad Social- que culmina una serie de más de 100 operaciones destinadas a fabricar el ciberpene, permitirá a Wardle realizar actividades sexuales con su novia Fedra por fin; pero antes, con el fin de estabilizar el mecanismo hidráulico, ha de pasar dos semanas en posición erecta y tamaño máximo.

Visto en BoingBoing.

El pequeño pene de la gambusia

El pequeño pene de la gambusia

Gambusia macho (arriba) y hembra, más grande y con una aleta normal.Como no podía faltar cada cierto tiempo, un nuevo artículo de penes extraños del mundo animal en elece.net! Vamos a desmentir la vieja creencia de que un pene grande resulta más atractivo para las hembras; esto no siempre es así.

Esta vez hablaremos del pez mosquito o gambusia* (Gambusia sp.) oriundo de Norteamérica y emparentado con los Guppys y los cebritas, para los que tengáis un acuario. Es un pececito robusto y pequeño, de unos cinco centímetros (la hembra es más grande que el macho, como se puede ver en la foto). Usado como arma biológica para controlar a los mosquitos, es ahora considerada una de las especies invasivas más dañinas del mundo. Aunque la mayor parte de los peces utilizan la fecundación externa (la hembra pone sus huevos en el fondo y el macho pasa por encima y los fecunda así como al descuido) el macho de esta especie dispone de un gonopodio: una aleta anal modificada. Esta estructura hueca, dotada de anclajes espinosos, permite inyectar el esperma directamente mediante la cópula. El gonopodio, que cuelga como un aguijón allí donde debería haber una aleta, puede tener el 30% de la longitud total del macho.

gonopodioUn equipo de la Universidad Nacional de Australia (donde la gambusia es una plaga introducida, obviamente, como casi toda la fauna no nativa australiana) dedicó sus recursos a investigar si un gonopodio extra grande atraía a más hembras. Para ello criaron una población de 340 Gambusia holbrooki durante ocho generaciones; mediante selección fueron filtrando machos dotados y otros con micropenes, y luego realizaron pruebas de paternidad para ver si las crías eran de uno u otro (ya que la gambusia es vivípara y la hembra pare a sus alevines directamente). Los resultados dejaron claro que a las gambusias les daba igual el tamaño; tampoco había una diferencia significativa en la capacidad para nadar, o en el éxito reproductivo.

Fitness consequences of artificial selection on relative male genital size, en Nature

*No confundir con el gamusino o gambusino, que es un animal de costumbres nocturnas muy difícil de capturar, apreciado por el sabor de su carne.

El primer transplantado de pene va a ser papá

El primer transplantado de pene va a ser papá

Xhosa preparado para transplante de peneUn sudafricano de la tribu Xhosa, sujeto del primer transplante de pene exitoso de la historia médica, ha demostrado que lo tiene en un estado totalmente operativo al dejar embarazada a su mujer, que va a dar a luz en noviembre si todo va bien.

Hubo un caso anterior -un ciudadano chino en 2006- pero se lo tuvieron que quitar a las dos semanas por las graves secuelas psicológicas que le estaba provocando el tener en sus manos el pene de otro. En este caso, se buscó una compatibilidad lo más ajustada posible en cuanto a color de piel y otras características.

El pene original se tuvo que amputar de urgencia debido a la gangrena provocada por una circuncisión defectuosa (ugh!) hace tres años. Los Xhosa tienen un ritual de iniciación a la edad adulta, ulwaluko, en que pasan un mes fuera de casa. Lo primero que hacen es que un ingcibi (brujo) le corta el prepucio con una lanza, tras lo cual pasan ocho días recluidos en una choza siguiendo una dieta y rituales específicos. Las siguientes tres semanas siguen la misma tónica, tras las cuales realizan un lavado ritual en el río y queman la choza y sus posesiones juveniles, pasando a ser amakwala (hombres nuevos). El problema es que desde 1995 han muerto unos 850 jóvenes Xhosa debido a las complicaciones de este ritual, y posiblemente las amputaciones de pene doblen esa cifra.

El transplante se realizó en diciembre de 2014, tras una operación de nueve horas de duración. Ya en los primeros ajustes (existía el miedo a que se formaran coágulos en el complejo sistema neumático del pene) se constató que el miembro respondía alegremente a los estímulos externos. Y por lo visto no ha habido rechazo por parte del organismo receptor ni su señora.

Se espera que este nuevo y exitoso procedimiento dé en el futuro una nueva vida a cientos de penes.

Fotos del rite de passage Xhosa (cuidado! incluye imágenes explícitas de nativos con calabacitas en la punta del pene).

Visto en The Guardian.