Con la lluvia del día anterior, el cielo de otoño estaba totalmente límpido y los colores eran exagerados: cualquier detalle, una brizna de hierba, un halcón atusándose las plumas sobre unos cables, llamaba la atención como un cuadro. Cuando saltó el iTunes con Hisaishi (el compositor de casi todas las pelis de Miyazaki) ya encajaron todas las piezas.

Para el entintado y coloreado de esta tira he puesto a Yoko Kanno y su Cowboy Bebop, ahora mismo suena el saxo de Masato Honda con Mark Soskin al piano.

Comparte!