Esqueleto en el bosqueEn el bosque de Aokigahara, cerca del Fuji-san en Japón, hay frecuentes visitas de furgonas de la policía… ¿por qué será? ¿por asuntos de drogas o delitos sexuales? No; esto es Japón. En el país del mundo que más adora el suicidio, este bosque se ha convertido en el lugar común al que van estudiantes fracasados, amantes deprimidos, y demás gente que descubre de golpe que el mundo es una mierda. Y van y se dejan caer por allí.

La gran mayoría se ahorca, luego están los de las pastillas; el seppuku ritual ya no se lleva. Y tirarse bajo un tren es caro, porque luego la familia corre con los gastos de compensación a los afectados… la verdad es que el sitio es demasiado cerrado y oscuro, y tiene un punto ominoso. Más si vas pisando calaveras y tibias por el camino cual sicario de Skynet.

En esta página hay abundantes fotos del bosque y sus habitantes.

Comparte!