Máscaras

Siguiendo con los anuncios de revistas viejas, este inquietante anuncio de máscaras de látex de mono, idiota, diablo, negro y payaso (además de Mickey y Donald). Recuerdo haber visto algunas de estas máscaras de goma muy fina pintadas a mano: eran flexibles al punto de resultar inmundas al tacto, la pintura se agrietaba y con el tiempo el látex se degradaba y se volvía pegajoso y marchito como chicle usado (había que guardarlas con talco). Muchas fobias infantiles deben tener su origen en estos objetos.

Masks, originally uploaded by Elecé.

El nuevo sello de Miss Liberty

El Servicio Postal norteamericano acaba de lanzar dos nuevos sellos de la serie First-Class Forever, los primeros emitidos en formato “coil pair” (tienen la cara superior e inferior cortada lisa y los lados dentados, aunque en esta imagen lleva todos los lados dentados; y es un dentado curioso porque no lleva agujeritos sino que se ensambla como una pieza de puzzle). El tema, como puede verse, es de lo más americano: la bandera y la estatua de la Libertad.

Pero la cara de la estatua está… rara. Tiene un gesto demasiado sensual comparado con el hieratismo de la estatua de Frédéric Bartholdi. Además, si se fija uno bien, las ventanitas debajo de la corona no son reales: están pintadas.

Esto es porque el diseñador del USPS, seleccionando las fotos a usar en el sello, escogió una de la réplica de escayola que se encuentra en el Casino New York-New York de Las Vegas. Aunque los portavoces de Correos han desmentido que se trate de un error, esta anécdota demuestra que para diseñar hace falta algo más que componer tipografías e imágenes: hay que investigar aquello que uno muestra y analizar lo que se está expresando con minuciosidad de forense. Como decía hace poco un estudio sobre tipografía: “No se te ocurra usar la fuente Papyrus para titular un libro sobre Egipto. Eso denota ignorancia. De hecho, mejor no uses la Papyrus.

The Governator: Reagan no se hubiera atrevido a tanto

Ahora que Arnold Schwarzenegger se retira de la política californiana, ha prometido volver al mundo del cine (I’ll be back). Las productoras se frotan las manos pensando en secuelas de las películas más taquilleras de los ’90, sin pensar siquiera que han pasado veinte años. Ya habían dado con un truco para hacerle inmortal a efectos cinematográficos: lo que me pareció la mejor parte de Terminator Redemption fue precisamente el trocito en que hace un cameo como si tuviera veintipico años. Pero hay otros métodos.

Me ha llevado algún tiempo comprobar que esto no es una April Joke: una futura serie de dibujos animados con estética de producción barata tipo Tortugas Ninja o The Real Ghostbusters y un planteamiento que promete arcadas: el gobernador de California se retira para dedicarse a combatir el crimen con un grupo de ayudantes juveniles y un montón de gadgets futuristas.

No sé, me resisto a creer que más héroes de juventud sigan la senda de George Lucas y se dediquen a violar mi infancia. Y la de mi generación y una o dos más.

Ahí va el trailer:

Visto en Hollywood Reporter.

¡A correr niños!

Hoy he visto el cartel de la San Silvestre de Almería y la verdad es que me ha encantado. Estoy por acercarme esta tarde a ver si realmente participan todos esos personajes.

El Mundial

Mi coche, decorado con primor por los chiquillos del barrio con ceras de colores rojas y amarillas. Me gusta especialmente el diseño tipográfico de la “Ñ”, aunque podrían haber centrado un poco las cajas de texto.

Heráldica

En los nuevos escudos del Ayuntamiento, no puedo evitar ver a los cuatro leones bebiéndose un martini. ¿Cómo sería esto en heráldica? “Cuadrante inferior diestro, en campo de plata: León de gules, rampante, coronado y con un martini blanco en zarpa, agitado pero no revuelto”