Ya es primavera (casi)

Oh sí, ya se acerca la época de la polinización. Llevo una semana con rinitis y he tenido que sacar el mini-pino que tengo junto a la ventana, porque me parece que está echando sus polvos mágicos. Temo lo que pueda venir este año tan húmedo…

Aparte de los estornudos en salva (seis o siete al hilo) hay otros curiosos efectos secundarios para los que no tengo explicación. Por ejemplo, la irritación ocular corresponde a la histamina que dilata los vasos de la conjuntiva y los párpados; pero, ¿qué provoca…

El horrible dolor de cabeza -parece que el cerebro* golpeara dentro del cráneo- durante cada estornudo? o

el picor en el velo del paladar, que sólo se aplaca rascándose con la lengua y distingue un estornudo alérgico de un resfriado?

Son cosas a las que la medicina no presta atención, pero seguramente desvelarían importantes misterios relacionados con algún gen misterioso o la evolución de los miriápodos. Mientras tanto, toca aguantarse y lagrimear mientras los malditos vegetales se dan la gran fiesta erótica de cada año. Jope, nosotros los animales no hacemos eso; me refiero a expulsar nuestras células reproductivas sobre las plantas. Bueno, casi nunca.

*cerebro representado aquí de forma simbólica, que conste.

Remolinos

Experimentos atroces con la tableta gráfica. Desde primaria la caligrafía se me daba muy mal, y la coordinación mano-ojo de la tableta no lo hace más fácil.

Por otro lado, el problema de los remolinos rebeldes es auténtico. Sólo una inmersión de la cabeza en gomina puede retenerlos unos instantes, antes de que entren de nuevo en erección. Menos mal que los chinos no lo saben, o intentarían hacer brebajes afrodisíacos con esos tres pelos.

Bombermind

He participado en la elaboración de un jueguito! Se trata de un mini-juego de plataformas para iPhone/iPod Touch producido por Iván Cerra Games (autor del nostálgico Gasteroids). Bueno, en realidad lo que he hecho es un par de pantallas y el splashscreen.

screen

Je, hay quien ya ha opinado que el muñeco tiene un cierto aire al Bomberman. Angelicos. La verdad es que el planteamiento es diferente: es una vista cenital y hay que ir desplazando cajas reventando otras hasta solucionar el puzzle. Lo chungo es que el tiempo pasa, y no hay un contador sino que hay que fijarse en la sombra proyectada de los objetos para saber cuánto te queda. O eso, o hacerlo rápido. En fin, algo para pasar las horas en la consulta del médico o la parada del autobús: para los que tengan el cacharrico de Apple, el enlace al iTunes Store es este.

El juego en GameFAQs.

Si es que sale hasta en páginas en hebreo!