El grabado más antiguo de América tiene 13.000 años

La antigüedad del asentamiento del hombre en el continente americano no hace más que dar marcha atrás con cada nuevo hallazgo arqueológico. Aunque, bien pensado, nunca podría dar marcha adelante. En fin. Un hueso tallado con el dibujo de un mamut o mastodonte, encontrado en Vero Beach, Florida (USA) ha sido datado en trece mil años mínimo. La prueba del C14 no puede aplicarse aquí porque el clima de Florida destruye el carbono de los huesos, pero como la fauna de la Edad del hielo se extinguió en América sobre esas fechas, no puede ser menos antiguo que eso. El propio hueso, mineralizado, podría corresponder a un mamut o a un megaterio.

El fragmento de hueso fue remitido al Smithsonian para comprobar su antigüedad -ya que los huesos de mamut con tallas modernas son relativamente comunes- y todos los análisis lo han dado como auténtico: con esto se convierte en la primera representación de un mamut encontrada en América, mientras que en Europa era un tema habitual de representación incluso 30.000 años atrás.

A título personal, se me ocurre una alternativa: el grabado podía venir de manos de un cazador nómada que hubiese visto mamuts en Alaska, donde se sabe que sobrevivieron hasta hace unos 6.000 años. Pero es que el lugar del hallazgo también es un sitio arqueológico donde en 1915 se encontraron los huesos del llamado Vero Man asociados a la megafauna de la glaciación de Würm. Como en aquella época se pensaba que la presencia del hombre americano era mucho más reciente, y tampoco tenían tecnología de datación, el asunto se relegó al olvido. Ahora, con el revuelo causado por la noticia –National Geographic por medio- varias instituciones están recaudando fondos para retomar las excavaciones de Vero Beach.

 

Noticia en el Nuevo Herald.

Enlace al sitio web del yacimiento de Vero Beach.

Resumen del análisis en ScienceDirect.

Percy Fawcett y la Ciudad Perdida

De alguna forma que no viene al caso he ido a dar con una transcripción del Manuscrito 512 de la Biblioteca Nacional de Río de Janeiro. Este documento –Relação histórica de huma (sic) occulta e grande Povoação antiguissima sem moradores, que se descobriu no anno de 1753- relata el descubrimiento casual por parte de unos bandeirantes (colonos del Imperio Brasileño en la Amazonia) de una ciudad de piedra abandonada en medio de la selva, de una antigüedad notable y un nivel de civilización bastante más alto de lo que cabe esperar en esas regiones.

Las leyendas de ciudades perdidas en la Amazonia no son nuevas, y Brasil es un país que desde su origen ansía tener algún tipo de patrimonio arqueológico importante, por lo cual no suelen dejar sin investigar cualquier posibilidad. Aún así, la inmensidad hostil de la selva sudamericana la hace muy complicada de explorar incluso en estos tiempos en que agoniza atravesada por carreteras y megacultivos de soja. Hace algún tiempo escribí un resumen de la leyenda de Akakor, parte de una red de ciudades prehistóricas unidas por estructuras subterráneas, herencia de una cultura olvidada. Si nos creemos la historia, Akakor está protegida por tribus hostiles y fuerzas desconocidas que han acarreado la muerte a muchos de los valientes (o imprudentes) exploradores que han intentado encontrarla.

Lo llamativo del 512 es que es un documento real, totalmente documentado y fechado, y no tiene el aspecto de ser una metáfora novelada o los desvaríos de un loco. Este documento fue una de las muchas pistas que llevaron a Percival Harrison Fawcett a la malograda expedición de 1925 al Alto Xingu de la que nunca volvió, y que lo convirtió en leyenda. (más…)

Túneles secretos en la… LAS Pirámides (Egipto/México)

A finales del mes pasado un robot sonda diseñado por el ingeniero Rob Richardson de la Universidad de Leeds (Reino Unido) y sus colegas, se arrastraba por un misterioso túnel en la pirámide de Keops para descubrir algo aún más raro: una especie de bloque con goznes que podría ser la puerta a una cámara secreta. No es la primera vez que se habla de túneles ocultos en las pirámides, pero sí que resulta curioso lo que la cámara registró allí dentro.

Las pirámides egipcias -y concretamente la de Keops que es la mayor y más famosa, utilizada por este faraón de la IV Dinastía- son tal vez los monumentos funerarios más espectaculares conocidos, enormes colinas artificiales de caliza cuya construcción es una proeza de tal magnitud que todavía se plantean hipótesis variopintas acerca de la tecnología utilizada. Lo que sí está claro es que los arquitectos egipcios tenían soluciones muy ingeniosas, que aún pueden verse en el interior del monumento: túneles de ventilación, cámaras de descarga, trampas mortales y pasillos accesorios a las tres cámaras funerarias principales, en las que por cierto nunca se halló ningún cuerpo; habían sido saqueadas centurias antes de que Belzoni o Petrie pudieran acceder a ellas.

Los llamados túneles de ventilación salen tanto de la cámara del Rey como de la Reina (ver esquema) en dirección a las caras Norte y Sur de la pirámide. Son misteriosos porque acaban bastante antes de llegar a la cara exterior: tal vez se trate de algún simbolismo relacionado con el Ba del difunto, el alma que se proyectaría hacia el exterior. Bien, en el túnel que partiendo de la Cámara de la Reina va a dar a la pared Sur -un hueco de 20×20 centímetros de apertura entre bloques macizos de piedra- el robot que comentamos antes atravesó un bloqueo que se había localizado en 1993 (una losa con pernos metálicos, que fue taladrada al fin en 2002) y grabó imágenes que no habían visto la luz desde la época de la construcción del monumento… (más…)

Descubiertas pinturas en Petra

Cuando hace unos años estuve en Petra, la impresionante ruina de la capital nabatea era un yacimiento famoso y protegido (nada que ver con la época en que Burckhardt la descubrió hace ya doscientos años: en aquellos tiempos las tumbas de Petra albergaban rebaños de cabras, al igual que las salas de la Alhambra). Aún así, al entrar en las salas más remotas y retiradas del paseo turístico se notaba el tufillo a excrementos y orina* y en alguna ocasión me salió al paso en aquellas criptas oscuras una cabra asustada. Los techos de arenisca jaspeada mantenían en parte el enlucido original, pero tan cubierto de grasa y hollín que la roca parecía negro basalto. Y me resultaba curioso que aquella cultura, tan influida por los romanos y griegos, no hubiera cubierto las paredes de frescos.

Bueno, parece que sí lo hicieron, pero los pocos que se conservaban estaban ocultos bajo la gruesa capa de porquería. Un equipo del Instituto Courtauld de Londres están limpiando y rescatando imágenes de un pasado perdido -apenas nos quedan testimonios del arte pictórico helenístico. Por lo visto son de una calidad y un realismo espectacular: habrá que ver los resultados cuando los publiquen.

Noticia, en el Guardian.

*humanos! un asco…

Estos griegos arcoiris…

Mi vida y la fortuna son una monstruosidad,
En parte debido a Hera, en parte por mi belleza.
Si tan sólo pudiera arrancar mi belleza y asumir un aspecto más feo
Al modo en que se limpia el color de una estatua.

Helena de Troya, Euripides

Es algo que se daba por hecho hace tiempo, pero ahora tiene el respaldo de la Prueba Científica. Los antiguos griegos eran unos horteras.

(más…)

Dildo mesolítico: la controversia

Para no perder la costumbre fálica de este blog, he aquí una noticia jugosa desde Escandinavia: un hallazgo en el yacimiento de Motala, en Östergötland (Suecia) de la época en que la moda de cultivarse la comida empezaba a llegar a Europa desde Asia: unos 8.000 años atrás. Esta época previa a la revolución neolítica fue rica en avances tecnológicos, y aquí suelen aparecer pruebas de ello: arpones de hueso, anzuelos… los sedimentos privados de oxígeno del río Motala conservan útiles de hueso y madera que no perdurarían en otras circunstancias. Así pues, que aparece este útil tallado en asta de ciervo y la primera hipótesis viene a decir que es un consolador de la Edad de Piedra. (más…)