Felis Irae: agresividad y Toxoplasma

Felis Irae: agresividad y Toxoplasma

toxoplasma-cabreo-gatos

Hay una enfermedad de esas modernas, que antes te daban una paliza o te llamaban hijueputa pero ahora es un trastorno (lo cual ha mejorado mucho la comprensión, tolerancia y condición de vida de muchos de los susodichos) una enfermedad, como digo, denominada Desorden Explosivo Intermitente: consiste en estallidos repentinos de ira y agresividad descontrolada. Es relativamente común, y difícil de diagnosticar ya que hay que excluir otras causas para estos ataques de rabia.

Las causas que se han barajado son muchas: lesiones en el córtex prefrontal, bajos niveles cerebrales de serotonina, una condición hereditaria (un polimorfismo del gen que sintetiza triptófano hidroxilasa). Similar es el Síndrome de Amok*, que consiste en un acceso de rabia homicida que ocasionalmente acaba en suicidio, pero esto parece ser algo más cultural que patológico. El Amok es cuando a alguien se le acaba la paciencia; el DEI no requiere tal desgaste, simplemente se tiene un arrebato desproporcionado en comparación con la causa.

Claro, este desorden es causa de muchas penurias: despidos, rotura de relaciones, rotura de cosas. Si se pudiera detectar una causa fisiológica definitiva, esto podría llevar a una cura… esto condujo a Emil Coccaro, profesor de psiquiatría en la Universidad de Chicago, a realizar un estudio sobre gente con este trastorno. Desde 1991a 2008 ha analizado 358 sujetos con DEI, y un factor relevante parece que es ser seropositivo al parásito Toxoplasma gondii.

Toxoplasmosis y hacking

Toxoplasma gondii, fase sexual (taquizoítos)Es interesante. La toxoplasmosis es una enfermedad extraña, ya que el parásito se encuentra fuera de lugar en su ciclo natural. Veréis, Toxoplasma tiene un ciclo vital complicado: depende del gato para fabricar huevos, y sólo puede entrar a un gato si éste come carne infectada. Así que ha adquirido la habilidad de modificar el comportamiento de los ratones para que éstos pierdan el terror innato que tienen al olor a pis de gato. El ratón con el cerebro hackeado y lleno de parásitos se expone a ser comido con facilidad.

Es una estrategia ingeniosa pero no rara: hay hongos que alteran el comportamiento de hormigas, y gusanos que obligan a caracoles acuáticos a suicidarse llamando a los pájaros para que se los coman, con el único fin de que su parásito llegue a destino (la panza del pájaro). Pero, ¿qué pasa cuando Toxoplasma toca el sistema nervioso de algo que no es un ratón?

En el caso de los humanos, se ha anotado un aumento en comportamientos de alto riesgo, tales como una lentitud para reaccionar, sentimientos de inseguridad y neurosis que parece que aumentan la propensión al suicidio. En cambio, el pis de gato sigue resultando detestable: la alteración deseada por el parásito ya no da los resultados esperados, es como usar un programa informático en un sistema operativo que no le corresponde. Aún así, en una serie de casos, funciona.

Ataques y stress

Como hemos dicho, el bicho vive en los humanos prisionero de su propia trampa: si se está quieto seguirá allí toda la vida, pero si se mueve el sistema inmune lo atacará. Por eso, cuando hay una bajada de defensas, Toxoplasma tiene su oportunidad (igual que el virus del herpes zóster, que causa la culebrilla) y ataca. Por aquí podríamos vincular los estados de stress con los ataques de DIE, ya sea por la actividad del parásito o por la respuesta inmune: esto aún no está claro.

El estudio sigue, ahora centrándose en poblaciones con alta incidencia de toxoplasmosis (comunidades Amish) y el estudio de los neurotransmisores afectados en el ciclo del parásito. De momento no se plantea siquiera una cura, sino más bien concretar si la relación infección-comportamiento es acertada.

Toxoplasma gondii Infection: Relationship With Aggression in Psychiatric Subjects, en el Journal of Clinical Psychiatry

*No, no le pusieron así por el episodio aquel de Star Trek, so friki. Esto ya lo contaban Kipling y Zweig décadas antes.

Estrategias anti-felinos: ojos en el culo

Estrategias anti-felinos: ojos en el culo

hindúes con careta anti-tigreUna tradición hindú cuenta que los tigres jamás atacan a un humano de frente, y por ello algunos pobladores de los Sundarbans y otras zonas con población de estos felinos suelen llevar una careta de cartón o madera al revés, es decir, en la nuca. Por tonto que esto parezca, es cierto que en el reino animal abundan los ejemplos de caras y ojos falsos que aterran a los depredadores (por ejemplo polillas cuyas alas parecen la cara de un búho u orugas que reproducen una cabeza de serpiente en la parte trasera). También imagino que, según el tigre y el hambre que tenga, alguno habrá que ataque de frente; pero si con eso evitan el 80% de los ataques, mira, bienvenida sea la careta.

En África no hay tigres pero tienen leones. Dada la cada vez mayor extensión de las poblaciones humanas en territorio antes virgen, es normal que ambos animales interactúen con consecuencias feas. Los leones atacan, más que a los humanos, al ganado -más fácil de capturar que sus presas naturales- lo que provoca pérdidas muy importantes en unas aldeas ya de por sí pobres.

¿Cómo puede protegerse un granjero de un área rural, cuyo ganado pernocta en unas empalizadas hechas con zarzas, de estos ataques furtivos? Construir corrales de chapa u hormigón está fuera de lugar. Los leones, por su parte, están protegidos como especie: si ya aquí en Europa, con más medios, es difícil proteger los rebaños de ovejas de los ataques de lobos y al mismo tiempo proteger al lobo, en países como Botswana no te digo nada. Pero una estrategia barata ideada por un biólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) podría ayudar a paliar dichos ataques.

vaca con ojos en el culoEstudiando el comportamiento depredador del león, que es un cazador por acecho (es decir, actúa como los gatos: se acerca sigilosamente lo más posible a la presa y ejecuta un ataque fulminante) se dieron cuenta que cuando la presa -digamos un impala- descubre al león, éste se retira. Así que se les ocurrió pintar unos ojos en las nalgas de la vaca, como si fuera una enorme polilla.

El experimento, llevado a cabo en Botswana con la colaboración del Botswana Predator Conservation Trust, tomó en cuenta un rebaño de 62 vacas del cual pintaron a la tercera parte. En los primeros controles estadísticos, todas las vacas con ojos en el culo volvieron sanas y salvas, contra tres bajas de vacas no pintadas. Es un estudio escaso (diez semanas) pero prometedor.

El experimento prosigue, y admite crowdfundinghttps://experiment.com/projects/i-cows-can-intimidating-eye-patterns-painted-onto-cows-reduce-lion-attacks

Primates solitarios

Primates solitarios

noticia monos de Gibraltar - primates solitarios

Yo meditando delante del Mac

Parece que estos monos, según el estudio, hacen menos relaciones sociales que cuando son jóvenes; esto, supongo que unido al hecho de que sus colegas van palmando, hace que su “círculo social” se reduzca. Es su vínculo con los más jóvenes lo que los obliga a crear nuevos enlaces sociales, proceso que con la edad se vuelve más y más estresante. ¿Os suena de algo?

Si es queee… está claro que el hombre no desciende del mono, pero el parentesco es innegable.

Monos que usan herramientas: ahora en América

Monos que usan herramientas: ahora en América

anacardoUn equipo de científicos ha localizado en el Parque Nacional Serra da Capivara (Brasil) a una población de monos capuchinos (Sapajus libidinosus) usa desde hace cien generaciones herramientas de piedra para alimentarse. Esto resulta interesante, pero habla más de nuestro comportamiento que de el de ellos.

El hecho de que haya monos que usan herramientas no es una novedad para los etólogos, que han descubierto recientemente comportamientos similares en aves, moluscos y otros grupos normalmente considerados de escasas capacidades intelectuales. De hecho, parece que le hemos dado demasiada importancia a este factor a la hora de definir un intelecto avanzado.

Cuando decimos herramienta, claro, estamos hablando de un elemento natural modificado para un propósito de forma planeada, y si este instrumento es conservado y reutilizado, mejor. Muchas orugas usan palitos y piedras para hacerse un nido, pero cuando un pulpo recoge media cáscara de coco, la lleva hasta que encuentra otra mitad que encaje, y se hace una especie de armadura con ella: ahí hablamos de un comportamiento premeditado.

Los primates fueron de los primeros animales en los que se observó el uso premeditado de útiles. Aunque las observaciones de Jane Goodall sobre chimpancés usando palitos para pillar termitas se remontan a 1960, ya Charles Darwin se había fijado en el uso de útiles por parte de babuinos. Los monos africanos usan, reutilizan, modifican y enseñan a otros monos a manufacturar estos útiles, creando una “cultura” heredada que difiere de región en región. Pero nunca nos habíamos fijado en los monitos americanos: siempre los listos eran los grandes simios africanos.

(Por cierto, “mono” y “simio” son términos no taxonómicos, pero más o menos describen dos grupos de primates: los platirrinos o monos del Nuevo Mundo y los cercopitecos del Viejo Mundo son monos, con cola. Los simios tienen un esqueleto más desarrollado, carecen de cola y son básicamente bonobos, gorilas y chimpancés africanos, orangutanes y gibones).

monos que usan herramientasUn equipo conjunto de la Escuela de Arqueología de la Universidad de Oxford y de la Universidad de São Paulo han datado las piedras empleadas por estos animales para pelar anacardos y otras semillas durante los últimos 700 años. Se trata de la prueba arqueológica más antigua hallada fuera de África. Los capuchinos usan dos tipos de mineral: rocas planas que hacen de yunque (pesados bloques de arenisca) y cuarcitas duras y lisas como martillos. Escogen y guardan las piedras cerca de los árboles de anacardo, con lo que se van acumulando; las excavaciones en estos “yacimientos” datadas mediante radiocarbono dan unas fechas entre 600 y 700 años. No hay duda de que fueron usadas para tal fin, porque tienen restos de semillas en su superficie detectados por espectrometría de masas.

Hasta ahora, el único registro arqueológico proviene de un estudio sobre chimpancés en Costa de Marfil (África), donde las herramientas fueron fechadas con una edad de hace entre 4300 y 1300 años.

Pre-Columbian monkey tools en cell.com

visto en SINC

Los pulpos ven en colores

Los pulpos ven en colores

Tradicionalmente, la ciencia daba por hecho que los pobres pulpos veían el mundo en blanco y negro. Pero una nueva y fascinante teoría podría indicar que sí son capaces de distinguir los colores -aunque de una forma totalmente distinta a la nuestra.

Los biólogos han sido capaces, a lo largo de un par de siglos de estudio anatómico, de descifrar la forma en que otros animales ven el mundo; ya que no todos los ojos son iguales, desde los sencillos fotorreceptores de algunos gusanos y medusas hasta los complejos sistemas ópticos de vertebrados, moluscos e insectos. Por ejemplo, sabemos que perros y gatos perciben el color de peor manera que nosotros, aunque no es cierto que no los distingan (el viejo mito pseudocientífico de que el toro no embiste el color rojo porque ve en blanco y negro).

Como gatos y perros

vision-gatoLas células receptoras de la retina, los conos y bastoncillos, se distribuyen de diferente manera. Los bastoncillos son sensibles a la intensidad de la luz: una retina bien dotada de estos elementos tendrá una visión nocturna estupenda (como los gatos). Los conos, por otro lado, se activan con diferentes longitudes de onda, es decir -hablando de la banda de luz visible- los colores. La mayoría de los mamíferos disponen de dos tipos de conos, unos con un pigmento llamado cianopsina que es sensible al azul, y otros con cloropsina que es sensible al verde. Esto da una visión dicromática, que hace que confundan el verde y el rojo. También, la abundancia de bastoncillos les permite ver mejor los objetos en movimiento -perciben con más nitidez, algo así como el modo Matrix o el bullet mode de algunos videojuegos- pero cuidado, también hace que vean peor los objetos que se mueven despacio.

La del pulpo

pupila-sepiaLos cefalópodos son un grupo de moluscos muy especializados que disponen de unos ojos magníficos. Pulpos, calamares y sepias tienen un iris de extraño diseño, un cristalino, una cámara con líquido y una retina bien colocada (no como la nuestra que está del revés). Pero hay un problema: no disponen más que de un tipo de fotorreceptores, llamados rabdómeros, cuyo pigmento es la rodopsina. Esto significa visión en blanco y negro -bueno, en escala de grises- sin más remedio. Se han hecho pruebas de comportamiento y por lo visto los resultados corroboran esta idea. La excepción, el calamar de aguas profundas Watasenia scintillans, que sí tiene tres tipos de pigmentos fotosensibles.

Pero entonces, ¿cómo integran el color a su camuflaje estos animales? Es decir, para ajustar los tonos de los cromatóforos de su piel para camuflarse en un fondo arenoso amarillento o un coral azul, tendrá que detectarlos de alguna manera. Y también, los calamares usan complejas exposiciones cromáticas en su cuerpo para comunicarse. Es un poco contradictorio que no sean capaces de distinguirlos.

Aberraciones (cromáticas) de la naturaleza

Aunque poco conocido, el término aberración cromática se refiere a un defecto bastante popular: en cámaras fotográficas malas (Lomo, te hablo a ti!) cámaras malas de teléfonos móviles, fotos hechas con lupas y microscopios, se ve una especie de halos. Son especialmente molestos a medida que nos alejamos del centro de la foto, y si nos fijamos, su color es verde hacia un lado y rojo hacia el otro.

Esto se debe a que las diferentes longitudes de onda de la luz reaccionan de diferente forma ante una lente: unas se enfocan más adelante y otras más atrás del plano focal. Eso hace que el mismo objeto se vea bien a una distancia, pero sus verdes estarán demasiado cerca y sus rojos demasiado lejos, desenfocándose y creando halos. Este “defecto” lo corregimos con lentes apocromáticas o ajustes de software.

lunaPero los cefalópodos podrían utilizar esto como una forma de distinguir las diferentes longitudes de onda, y tal vez, de una forma más eficiente que la nuestra. Por eso he entrecomillado lo de “defecto” antes: es una información que no podemos utilizar y nos resulta molesta, ruido, pero es información sobre el mundo real. Por ejemplo, el monitor que estás viendo fabrica el amarillo combinando una luz roja y verde. Con nuestros sensores químicos de color, no somos capaces de distinguir ese amarillo de un verdadero color amarillo. Un sistema que utilizara difracción cromática sí vería el truco.

Y para ello, sería útil incrementar la aberración cromática… por ejemplo, en lugar de una pupila centrada y pequeña, con una de formas extrañas, que separara las longitudes de onda al llegar a la retina. Que es precisamente la forma de la pupila de los pulpos.

Queda por verificar este interesante planteamiento repitiendo la pruebas de color con pulpos y viendo si realmente no responden a estímulos de color porque no los ven, porque no les interesa, o porque fue un sesgo del experimento. A veces los que no vemos lo que tenemos delante somos nosotros.

Spectral discrimination in color blind animals via chromatic aberration and pupil shape, en PNAS

visto en Pharyngula.

El pequeño pene de la gambusia

El pequeño pene de la gambusia

Gambusia macho (arriba) y hembra, más grande y con una aleta normal.Como no podía faltar cada cierto tiempo, un nuevo artículo de penes extraños del mundo animal en elece.net! Vamos a desmentir la vieja creencia de que un pene grande resulta más atractivo para las hembras; esto no siempre es así.

Esta vez hablaremos del pez mosquito o gambusia* (Gambusia sp.) oriundo de Norteamérica y emparentado con los Guppys y los cebritas, para los que tengáis un acuario. Es un pececito robusto y pequeño, de unos cinco centímetros (la hembra es más grande que el macho, como se puede ver en la foto). Usado como arma biológica para controlar a los mosquitos, es ahora considerada una de las especies invasivas más dañinas del mundo. Aunque la mayor parte de los peces utilizan la fecundación externa (la hembra pone sus huevos en el fondo y el macho pasa por encima y los fecunda así como al descuido) el macho de esta especie dispone de un gonopodio: una aleta anal modificada. Esta estructura hueca, dotada de anclajes espinosos, permite inyectar el esperma directamente mediante la cópula. El gonopodio, que cuelga como un aguijón allí donde debería haber una aleta, puede tener el 30% de la longitud total del macho.

gonopodioUn equipo de la Universidad Nacional de Australia (donde la gambusia es una plaga introducida, obviamente, como casi toda la fauna no nativa australiana) dedicó sus recursos a investigar si un gonopodio extra grande atraía a más hembras. Para ello criaron una población de 340 Gambusia holbrooki durante ocho generaciones; mediante selección fueron filtrando machos dotados y otros con micropenes, y luego realizaron pruebas de paternidad para ver si las crías eran de uno u otro (ya que la gambusia es vivípara y la hembra pare a sus alevines directamente). Los resultados dejaron claro que a las gambusias les daba igual el tamaño; tampoco había una diferencia significativa en la capacidad para nadar, o en el éxito reproductivo.

Fitness consequences of artificial selection on relative male genital size, en Nature

*No confundir con el gamusino o gambusino, que es un animal de costumbres nocturnas muy difícil de capturar, apreciado por el sabor de su carne.