Ratas topo anticancerígenas!

rufus-1Oh sí, ratas topo. Heterocephalus glaber – uno de los mamíferos más… euh… singulares que existen: Viven en colonias subterráneas con una Madre como las hormigas (de hecho son el único vertebrado eusocial conocido), pueden bloquear el dolor, viven hasta 30 años… y ahora resulta que son los únicos mamíferos conocidos que no desarrollan cáncer.

Para profundizar en esta cuestión, investigadores de la Universidad de Rochester combinaron células cancerosas con tejido de ratas topo. La cuestión es que estos bichitos tienen activo un gen (p16-ink4a) que, si bien en los humanos existe pero no se usa, en ellas inhibe el desarrollo de células enfermas. ¡Pero no acaba aquí la cosa! Los núcleos celulares humanos jóvenes poseen un mecanismo activo -una enzima llamada telomerasa que actúa como transcriptasa inversa manteniendo y renovando los telómeros, que son los rabitos de los cromosomas-: este mecanismo se inhibe en las células maduras, lo cual deriva en esa terrible enfermedad degenerativa hereditaria que llamamos vejez. En las ratas topo la telomerasa sigue activa, y parece que es una de las razones de su tremendo margen de vida: una rata normal vive de dos a cinco años (ojo, la pongo como ejemplo, pero no tienen nada que ver entre sí aunque ambos son roedores).

Tal vez la cura del cáncer y la vejez estén en manos de estos feos bichitos que viven en lo más chungo del desierto africano…

Artículo en The New York Times, referenciado en io9

Araña herbívora

Spider Vegetarian Esta es una Bagheera kiplingi, una arañita saltadora (Salticidae) de esas que van dando rapidísimos saltos para atacar sus presas en lugar de depender de una tela; esto lo hacen no mediante músculos (como los saltamontes) sino con un ingenioso sistema hidráulico usando su sangre como fluido impulsor. Pueden saltar de 20 a 80 veces su propio tamaño… la Bagheera, cuyo nombre es un homenaje a la pantera de El Libro de la Selva de Kipling, no usa esta estrategia para cazar sino para escapar.

Bagheera se alimenta básicamente de brotes tiernos de acacia, planta que vive en simbiosis con colonias de hormigas: las hormigas comen de la acacia y la protegen de depredadores, así que la araña debe a menudo huir de los policiales insectos saltando de rama en rama. Es la primera especie de araña herbívora que se conoce, y aunque fue documentada en el siglo XIX, no se ha estudiado en su hábitat (las selvas de México y Costa Rica) hasta ahora.

Cuando veas un Saltícido en un rincón, en lugar de aplastarlo, míralo a los ojos. Son unos ojos preciosos y complejos, capaces de ver en color: estas arañas diurnas y solitarias, cuyas hembras protegen la puesta de huevos e incluso a sus crías llevándolas sobre su cuerpo, tienen una curiosidad manifiesta y no huyen de los enormes humanos sino que se acercan a investigar -saltan a tu mano, retroceden, miran desde lejos. Aparte de moscas y polillas, comen a veces néctar y polen de flores. La mayoría son demasiado pequeñas como para atravesar tu piel con sus quelíceros. ¡No la mates!

Documento en National Geographic – visto en Zooilogix.

Penes fósiles

Incisoscutum_ritchieiHe he, hace tiempo que no ponía una de penes, que son las que atraen tráfico de buscadores. El miembro de hoy es un hueso de cuatrocientos millones de años perteneciente a un grupo de peces fósiles del Devónico, los artrodiros: concretamente a Incisoscutum ritchiei, de quien hace algún tiempo se descubrió que daba a luz a sus crías lo cual implica la primera prueba de sexo entre animales (recordemos que los peces normalmente no copulan, sino que los huevos son fecundados exteriormente).

El Incisoscutum es un pez blindado pequeño, pero los artrodiros son famosos por un monstruo depredador de la época, Dinichtys (ahora denominado Dunkleosteus) bicharraco con la cabeza acorazada, un cuerpo del tamaño de un autobús y mandíbula -una novedad de la época. Aquí una imagen para dar espectacularidad:

paleo_day72

Bueno. El caso es que entre los restos de Incisoscutum se encontró una prolongación osificada similar al apéndice eréctil de los tiburones: estos lo usan para introducir el semen en la cloaca de la hembra. Puede ser la reliquia del pene más antiguo de la Tierra, o al menos, de un protopito. Prototipo. ¿No es maravilloso? :halo:

Visto en Pharyngula.

Hachiko

hachikoHay que ver las manías de la fonética. Hachikō (o con palito) se puede escribir más legiblemente como Hachikoo o Hachikou, y se debe leer como una o prolongada (algo así como Juanicoo!). Todo freak u otaku sabe quién es este personaje… pero, ¿quién sabe realmente dónde está ahora?

Es una de esas historias tiernas. Hachiko era el perro adoptado por el profesor Eisaburo Ueno, en el Tokyo de entreguerras. Ueno iba a trabajar y cuando volvía por la tarde Hachiko iba a esperarlo a la estación de Shibuya. En 1925 el profesor murió, pero el perro siguió acudiendo por las tardes a esperar a su amo hasta que diez años después también le tocó a él. Los japoneses le adoraban, y ya en vida se erigió una estatua de bronce en la misma entrada de Shibuya Station. Aún es habitual encontrar la estatua con pañuelos o banderitas atadas, como en esta foto que hice en 2003 (la estatua es copia de la original que se perdió en la guerra).

Lo que no sabía es que al perro, después de morir de filaria en 1935, lo disecaron -y su momia sobrevivió todas las penurias de la guerra hasta hoy, habitando en el Museo de Ciencias Naturales que está en el parque de… Ueno. Las colecciones son tan interesantes que el Akita blanco se me pasó por alto, pero acabo de descubrirlo gracias a Pink Tentacle. ¡Buen viejo Hachiko!

La lacrimosa historia de Hachiko en la Wikipedia

Cryptomartus hindi

cryptomartusEse es el nombre de un arácnido del Carbonífero, hace 300 millones de años. En esta época ya había arañas y escorpiones, pero este bichito del tamaño de una moneda parece por su forma más bien una garrapata (orden Acarina, también son arácnidos) y tiene una pinta bastante primitiva. La imagen es una tomografía 3D de un fósil que generalmente se presenta como una mancha aplastada (o un dibujo de línea, si lo ves en una publicación) y es un trabajo de científicos del Imperial College de Londres. La representación tridimensional ha permitido descubrir detalles que pasaban desapercibidos en los rayos X, como unos bultitos en las patas (enditas coxales) que están presentes en los merostomas y también en los ricinúlidos (emparentados con las garrapatas y ácaros… si son todos familia…)

Estos fueron los primeros animales en conquistar el difícil pero a la larga ventajoso medio terrestre. Saludos desde estos días de conmemoraciones del alunizaje y tal a aquellos otros pioneros del planeta Tierra.

Visto en Science Daily.