Colecciones

Modocia typicalis¿Quién no ha coleccionado algo alguna vez? Cuando era niño, mi habitación parecía un gabinete de curiosidades del siglo XVIII; cráneos, piedras, insectos, objetos etnológicos. Con el tiempo la cosa se fue ampliando y haciendo más selectiva. Ahora mismo hay varias arcas selladas esperando una vitrina en la que exhibirse, pero como últimamente tengo en mi poder algunas piezas nuevas (sobre todo en el apartado de paleontología, que es mi favorito) se me ocurrió echarles unas fotos y hacer una “vitrina virtual” muy cómoda ya que no hace falta quitarles la tierra de vez en cuando.

Las pruebas implicaban descubrir un sistema de galerías llamativo y eficiente, y para eso creé un set de imágenes en mi propia galería, otro en Picasa (de Google) y otro en Flickr (de Yahoo!). Flickr es muy rápido y agradable de ver, pero para hacer algo serio hay que suscribirse a su opción de pago. Picasa es feo, primitivo diría yo tratándose de Google, y lento. Así que al final todo queda en casa como un álbum más: me encantaría que Coppermine tuviera la potencia de Flickr, pero supongo que todo llegará con el tiempo. De momento… mis fósiles están ahí para quien quiera verlos. Hay algunos realmente bonitos!

Animales insólitos

Demonio de TasmaniaUna descripción del Diablo de Tasmania recogida tal cual de Internet:

El diablo o demonio de Tasmania (Sarcophilus laniarius), es un marsupial carnívoro de la familia de los Dasyuridae que sólo se encuentra en el estado de Tasmania en Australia. Su tamaño es como el de un perro pequeño, pero de gran fuerza, es el más grande marsupial carnívoro en existencia, se caracteriza por su piel de pelo negro, su desagradable olor ligado al estrés, su grito altamente fuerte, molesto así como por sus hábitos al alimentarse y la dificultad que generan las hembras para aparearse.

Digo. Conozco a más de uno que encaja con dicha descripción!

El Retorno del Baiji

Unos avistamientos en el YangTsé parecen demostrar que algunos ejemplares del delfín de río (o Baiji) – al que algunos medios sensacionalistas dieron por extinto semanas atrás -pueden estar aún viviendo en las asquerosas profundidades del río. Wang Ding, una de las mayores autoridades mundiales en Lipotes vexillifer (el susodicho Baiji) está casi seguro que la filmación pertenece a un Baiji, y “si hay uno seguro que hay más”. Con que hubiera 50, serían suficientes para asegurar la especie, indica Wang.

La noticia en Discovery Channel.

Presentando a la Gamba

CaridinaDespués del Apocalipsis tecnológico que cauterizó toda vida en mi acuario (pero lo dejó limpio, eso sí) me encontraba poco dispuesto a repoblarlo, y durante mucho tiempo sólo hubo rocas y algas, aparte de algún helecho de Java. Pero hace un tiempo introduje tímidamente cuatro Caridina multidentata, o gambas japonesas, a ver qué pasaba. Esta es una, pero no son fáciles de fotografiar, y menos con una maldita compacta digital de enfoque automático.

Pues se han asentado bien: se respetan unas a otras, no deterioran el ecosistema y parecen felices. Así es que una nueva era ha empezado, una era de artrópodos en la que las antiguas glorias de peces vertebrados no son ni siquiera un recuerdo. Me pregunto cuántas veces habrá pasado eso en la Tierra, y si los primeros 4.000.000.000 de años de sus 4.500 estuvo realmente vacía y estéril.

Bichitos

AcarosEl cuerpo humano tal como lo creemos conocer se compone mayormente de otras criaturas que nos ayudan o simplemente viven ahí. Esta preciosa microfotografía de Stephen Gschmeissner ganó el segundo premio de este año en Visions of science & technology y nos muestra los culillos de media docena de ácaros metidos en el folículo de una pestaña y comiendo lo que sea que encuentren ahí. Y es una pestaña humana, viva. Todos tenemos piojillos de esos.

Vía alt1040.

R.I.P., Banji

Lipotes vexillifer (c) National GeographicLeo en varios medios de prensa que los últimos chequeos de la población del Lipotes vexillifer, Banji o Delfín del Yang-Tse (un odontoceto de agua dulce que llevaba varios años en la lista de especies en peligro) se ha extinguido. No consta la existencia de ningún ejemplar en su área de distribución. El banji se parece bastante a otros delfines de río, uno de los cuales –Pontoporia blainvillei o Franciscana- aparecía a menudo por las playas de mi país. De hecho cada dos por tres encontrabas sus cráneos de largo hocico, llenos de dientes.

Esta noticia no tiene nada de bueno, y aunque la parte negativa es más moral que práctica (nadie notará la ausencia de estos delfines y en poco tiempo pasará al recuerdo) es interesante constatar algunos hechos:

– Es la primera extinción global de un vertebrado en los últimos 50 años;

– La cuarta desaparición de una familia completa de mamíferos desde el año 1500;

– La primera extinción de un cetáceo debido a actividad humana.

Otra medallita para Homo sapiens.

La noticia en Cryptoworld (uno de tantos)