Solar bukkake

Después del inusual período de inactividad que llevaba el Sol (ausencia de manchas solares, menor actividad magnética) al fin la estrella ha arrancado con una eyección de masa coronal cincuenta veces más grande que la Tierra. Para esta tarde se anuncia la llegada del torrente de plasma que desencadena auroras boreales y perturbaciones ionosféricas, que eventualmente afectan a los dispositivos electrónicos expuestos, por ejemplo satélites. Para quien no tenga un satélite personal en órbita, pues no creo que afecte mucho.

Noticia en New Scientist.

Una buena explicación de las llamaradas solares en Axxon.

Blindaje deflector

Hay un meme que dice “¿Dónde está mi coche volador?” refiriéndose a lo poco futurista que es el siglo XXI según los cánones de la ciencia-ficción de hace cincuenta años. Pero poco a poco, el futuro (me refiero al futuro que conocemos de las películas) va asomando su naricilla.

Un elemento básico para salir al espacio profundo, aparte de una unidad motriz eficaz y un sistema autónomo, es el blindaje. Una protección contra micrometeoritos, rayos cósmicos, gamma y radiaciones varias es necesaria incluso en vuelos intrasistema (digamos Marte o Europa, destinos de fin de semana; o el cambio de turno para mantener el cinturón de generadores de Mercurio, si toca trabajar) si queremos evitar problemas de esterilidad, contaminación radiactiva y una muerte lenta y agónica. Físicamente se puede revestir la nave con polímeros autorreparantes, pero ¿cómo bloquear el paso de partículas de alta energía? En las películas se soluciona todo con un “escudo deflector”, pero claro, esto es el mundo real. (más…)

Láser planetario

Siempre he admirado el vidrio como uno de los inventos humanos más notables: inerte, barato, reciclable, versátil. Hasta que un día supe que había vidrios naturales, lo cual le quitaba un poco de gracia a la “sustancia antinatural”. Son pocas las cosas que hacen los primates inteligentes que no haya hecho el Cosmos antes: azúcares, explosiones nucleares,bombas hidráulicas, señales de radio. Tal vez los engranajes se salvan de momento, pero no descarto que un día descubramos algúnorganismo dotado de piezas móviles.

Y luego están los láseres, un tipo de luz coherente amplificada que no existe en la naturaleza. La gente del SETI comentaba hace años que si buscásemos o quisiésemos dar señales de vida inteligente ahí fuera, una de las formas sería con rayos láser modulados, ya que las señales rítmicas de los púlsares y las emisiones de radio de los planetas gigantes habían dado más de una esperanza rota.
(más…)

Titanitas

Nuevos datos remitidos por la sonda Cassini desde Titán apuntan a una gran actividad química en la superficie de esta luna de Saturno y tal vez a la presencia de una forma de vida totalmente nueva.

Por lo visto se ha constatado una absorción de hidrógeno sobre la superficie, hidrógeno que debería estar homogéneamente distribuido en las capas atmosféricas y sin embargo desaparece bajo las corrientes de metano/etano de la superficie que está a 180ºC bajo cero. Ya se había especulado sobre una forma de vida orgánica basada en el metano líquido (no en agua como disolvente y sostén de las reacciones bioquímicas) bajo los océanos de Titán, pero esa cantidad de hidrógeno y también la falta de acetileno hacen pensar en alguna reacción orgánica compleja que los utiliza. Es decir, que come acetileno y respira hidrógeno.

Claro, la geología extraterrestre es una ciencia desconocida. Esto bien podría ser el resultado de una reacción provocada por los rayos cósmicos, que generara compuestos orgánicos complejos sin dejar la traza del acetileno. Pero si se tratase de una forma de vida, tendría una bioquímica muy diferente de la nuestra. Lo más probable es que los titanitas sean capas de materia viva flotando sobre el metano o asentadas sobre las rocas y el hielo de CO2, algo así como los estromatolitos de la Tierra hace mil millones de años; aun así, la cantidad de información que esto aportaría a la Ciencia no tendría parangón. Veremos.

Fuente: NASA

Embarque confirmado

Si no hace mal tiempo, me voy en la última misión del Endeavour en noviembre. WTF? Pues las tonterías que monta la NASA para obtener visitas en su web. También hay una chapita con mi nombre en Marte, creo -algún día tendré que comprobarlo en persona.

Face in Space