A medio camino del apocalipsis

Uf, ya estamos en Diciembre y no he escrito nada nuevo… pero no es que falten historias, es que estoy liado. En fin, que ya ha pasado el 12/12/12  y todavía no han empezado las señales de ninguna nueva era. De hecho ese día a las 12:12 me pilló en una ferretería, hubiera sido un mal momento para un evento cósmico.

El caso es que sí hubo algo… el asteroide 2012 XE54, de 36 metros de diámetro, descubierto el domingo 9 (hey, mi cumpleaños!) pasó por un punto entre la Tierra y la Luna, a unos 230.000 kilómetros de distancia. Demasiado cerca y con muy poco tiempo de anticipación: un pedrusco de treinta y seis metros podría desencadenar otro evento Tunguska si chocara contra la Tierra.


Por otra parte, es tan pequeño que resulta difícil de detectar. Ahora que lo conocemos, también se sabe que su órbita es cercana: volverá a rondarnos dentro de 2,72 años.

Noticia en Space.com

Superplanetas

Foto en falso color de Kappa Andromedae y su compañero (Foto: NAOJ)

Un equipo internacional ha podido detectar, usando el telescopio Subaru del observatorio de Mauna Kea (Hawaii) un planeta gigante 13 veces más grande que nuestro gigante gaseoso local, Júpiter. Kappa Andromedae b es uno de los nuevos exoplanetas que se están descubriendo a puñados ahí fuera, pero es tan enorme que persiste la duda de si se trata de un planeta propiamente dicho o una enana marrón.

El sistema en cuestión, Kappa Andrómeda, es una estrella joven 2,5 veces más grande que el Sol y a unos 170 años luz de aquí. Y lo raro es que el planeta está a una distancia considerable de la estrella,más o menos como Neptuno está de nuestro Sol; más lejos de lo que la astronomía actual considera una distancia adecuada para la formación de planetas. Está claro que la Astronomía* está descubriendo a marchas forzadas la lección del maestro Yoda: “Desaprende! Desaprende!” . Todo el corpus de la planetología se basaba hasta hace diez años en observaciones sobre un único sistema, el nuestro.

Kappa Andromedae b

Por otra parte, como lo único que tenemos de κAndb es una foto asquerosa, no se sabe si su masa ha generado reacciones termonucleares en el interior (en este caso sería una enana marrón, pero al límite de lo que puede considerarse una estrella) o es un planeta muy, muy grande. Eso sí: es una foto de verdad de un planeta exterior! No un cálculo estimativo de distorsión Doppler o bamboleo gravitatorio, sino una foto!

Direct Imaging Discovery of a `Super-Jupiter’ Around the late B-Type Star Kappa And, publicado en Arxiv.org
Noticia en el NAOJ (National Astronomical Observatory of Japan)
Visto en NewScientist.

* Y le pasará a la Geología pronto… muy pronto.  8)

Exoplanetas: Alfa Centauri B

alfa centauri Bb

Muy bonito, pero es un dibujo.

Bueno, parece que ya tenemos un exoplaneta de tipo terrestre y además bien cerquita de casa: el telescopio chileno de La Silla ha identificado un objeto de masa 1.3 veces la terrestre girando en torno a Alfa Centauri B, una enana naranja algo más vieja que nuestro Sol pero de características similares. α Cen Bb está a 4.36 años-luz del Sol, la mitad de cerca que el más cercano exoplaneta registrado que está en Epsilon Eridani B (10.4 años-luz). De hecho sólo nos queda una estrella más cercana al Sol, Próxima Centauri (4.16 años-luz) pero de momento no se ha visto nada allí.

Bueno, ver no se ve nada: todos los registros de exoplanetas se basan en inferencias a partir de oscilaciones de la órbita de la estrella -como en este caso- o detectando tránsitos planetarios. Pero los cálculos que se han hecho estiman que, para una órbita estándar, α Cen Bb giraría a seis millones de kilómetros de su estrella: eso es diez veces más cerca que Mercurio del Sol. Eso indicaría una temperatura de superficie de unos mil grados centígrados en la cara soleada; muy incómodo para una colonia humana. Lo que no se descarta es la presencia de más planetas en el sistema vecino, y no deja de ser emocionante que estén tan cerca…

An Earth mass planet orbiting Alpha Centauri B (Xavier Dumusque, Francesco Pepe, Christophe Lovis, Damien Ségransan, Johannes Sahlmann, Willy Benz, François Bouchy, Michel Mayor, Didier Queloz, Nuno Santos y Stéphane Udry)

Impacto en Júpiter!

A las once y media pasadas del 10 de septiembre, un objeto descomunal se estrelló contra el planeta Júpiter. Aún no sabemos qué es ni de dónde venía. O a dónde hubiera ido, de no ser por la atracción gravitatoria del gigante gaseoso.

Júpiter, enorme y masivo, actúa como una escoba en el Sistema Solar, absorbiendo montones de objetos -cometas, meteoros, naves abandonadas- que de otra forma pasarían al sistema solar interior y podrían acabar impactando sobre los pequeños planetas rocosos. En el ’94 el cometa Shoemaker-Levy se precipitó y fue absorbido por la densa atmósfera, dejando “cicatrices” oscuras en las nubes. Otros tres impactos similares han sido avistados desde entonces.

Astronomers see bright impact on gas giant Jupiter, en Astronomy Now.
Visto en io9.

Una estrella rodeada de azúcar

Cada vez aparecen cosas más raras en el cielo. Sistemas estelares dobles y triples, nubes de carbón y alcohol, planetas de hielo, estrellas de diamante… ahora el radiotelescopio ALMA de Atacama ha detectado glicoaldehído (CH2OHCHO) en el gas que rodea una joven estrella binaria de masa similar a la de nuestro Sol, llamada IRAS 16293-2422, en Ofiuco. El glicoaldehído es una diosa, un monosacárido simple que -en la bioquímica terrestre- es la base de la ribosa, que a su vez forma parte de la molécula del ARN (ácido ribonucleico). No es la primera vez: en 2008 se detectaron nubes de este azúcar en una radiofuente en G31.41+0.31, en la constelación de la Serpiente -justo al lado de Ofiuco, desde nuestro punto de vista terrestre- a 26.000 años-luz del Sol. G31.41+0.31 es un criadero estelar, origen de futuros sistemas planetarios cuyos habitantes tendrán que buscarle un nombre mejor.

No es que se vaya a formar espontáneamente ADN espacial: las observaciones apuntan que la nube se aproxima a una de las dos estrellas del sistema, convirtiéndose en caramelo antes de precipitarse en ella. Lo importante del hallazgo es que cada vez es más evidente que moléculas orgánicas de cierta complejidad aparecen antes incluso que los propios planetas, en los discos de acreción estelares. Las primeras lluvias en estos mundos no serían de agua tibia esterilizada sino de una sopa compleja llena de piezas listas para el puzzle de la vida.

Visto en io9.
Artículo en ALMAObservatory.

Curiosity ha llegado a Marte

A pesar de las crisis políticas, sociales y económicas que cruzan este mundo como latigazos, la primera misión geológica robotizada a Marte ha aterrizado hace media hora. Esta es una de las primeras imágenes de la sonda Curiosity, ya desplegada en el suelo del cráter Gale, donde estudiará estructuras sedimentarias y buscará trazas de vida antigua en el planeta.