Longevidad

SetasEn estos días que se ha descubierto al ser vivo más viejo del mundo (Un pino en Suecia, 10.000 años aproximadamente) no está de más recordar que el organismo más grande del mundo es también bastante viejo y no es animal ni planta sino un hongo: un ejemplar de Armillaria ostoyae que vive en Oregón (USA) hace 7100 años y ocupa el espacio de 1665 campos de fútbol. Claro que la criatura es en sí una red de rizomas (raíces) subterráneas, y sólo podemos ver sus setitas cuando brotan a la superficie para reproducirse. Así de diferentes pueden ser las cosas vivas de la Tierra. Pero, ojo: los hongos están más emparentados con nosotros que con cualquier vegetal del planeta.

Foto (c):AP Photo/Oregon State University

Más moluscos peligrosos!

Babosas masticando sus penesEstá claro que en el mundo animal los moluscos son de los que tienen una vida sexual más imaginativa. Esta vez se trata de las babosas banana (Ariolimax), unas de las más grandes del mundo (como una banana) y de un hermoso color amarillo.

Estos jugosos gasterópodos, igual que sus hermanos los caracoles de jardín, son hermafroditas: la peculiaridad es que aunque disponen de ambos sexos tienen que aparearse para fecundar y ser fecundados a la vez, un ingenioso mecanismo para barajar los genes de la población, que para eso está el sexo.

(más…)

Garfios

Pene de puercoespínUn tema recurrente en este blog es demostrar que los humanos han desarrollado tantas variaciones sexuales (que algunos llamarían antinaturales, parafraseando al canciller Palpatine) debido a que su propia maquinaria reproductora es patética y sosa, comparada con otras. Así que, hablemos de “eso”.

Esto que se ve a la izquierda es el pene de un puercoespín (Hystrix cristata, no confundir con el erizo común que es el que se puede observar comunmente espachurrado en las carreteras). En la parte superior (a) se ven dos colmillos como de vampiro: son unas espinas dérmicas endurecidas, similares a las pequeños ganchitos que cubren los penes de gatos y ratones (y la lengua del gato, también). Su utilidad es aún discutida, pero parece ser que al estar el miembro erecto dentro de la hembra, estas espinas salen hacia afuera ayudan a mantener la posición. Algo así como un gancho de abordaje: ¿Qué se puede esperar de un bicho que tiene la espalda llena de púas?

Moluscos peligrosos!

Cuando se habla de calamares gigantes se tiende a pensar en el Kraken mitológico, un monstruo de de 18 metros que vive en las profundidades y surge para atacar barcos y tener sus frenesíes sexuales a la luz de la luna. Pero es un gigante tranquilo y tímido, como los brontosaurios o el tiburón ballena.

Calamar vs. PrimatePara buscar algo peligroso hay que irse a escalas humanas: tintoreras, dromeosaurios… o calamares Humboldt. El calamar de Humboldt o diablo rojo (Dosidicus gigas) mide unos dos metros de promedio, viaja en cardúmenes y es bastante agresivo y atrevido -como corresponde a un cefalópodo extremadamente inteligente. Aparte de su tamaño y la fuerza correspondiente, posee un poderoso pico córneo que es una auténtica maravilla: construido a base de proteína, quitina y agua, su estructura se endurece progresivamente hacia la punta al punto de ser más duro que cualquier metal o polímero fabricado por el hombre.

(más…)

De zorras de fuego y otras traducciones

Panda Rojo, FirefoxNo todo el mundo sabe que el nombre del navegador libre más popular, el Firefox, deriva de un animal que no es un zorro. De hecho, el nombre inicial del navegador era Phoenix, luego Firebird y -por problemas de registro- pasó a ser Firefox. El diseño del logotipo representa claramente a un zorro común y no al animal que se supone que le da nombre, Ailurus fulgens (panda menor, panda rojo, Nigayla ponya, Wah, o Hun-ho, en chino “zorro de fuego”).

(más…)

Un terrible error

Calamares pillados en el actoLa noticia es vieja, pero no se publicó en los medios locales; cosa extraña porque ocurrió en Vigo. Cinco calamares gigantes (Architeuthis) fueron encontrados a lo largo de una semana en las costas de la Bahía de Vizcaya.

Últimamente el misterio de los calamares gigantes -que eran poco más que un mito hace veinte años) está despejándose bastante, y ya nos resultan casi animales convencionales. Parece que son más abundantes de lo que creíamos, y otras especies grandotas también están dejándose ver en las proximidades del hombre. A medida que cae el mito, también le perdemos el respeto…
(más…)