Felis Irae: agresividad y Toxoplasma

Felis Irae: agresividad y Toxoplasma

toxoplasma-cabreo-gatos

Hay una enfermedad de esas modernas, que antes te daban una paliza o te llamaban hijueputa pero ahora es un trastorno (lo cual ha mejorado mucho la comprensión, tolerancia y condición de vida de muchos de los susodichos) una enfermedad, como digo, denominada Desorden Explosivo Intermitente: consiste en estallidos repentinos de ira y agresividad descontrolada. Es relativamente común, y difícil de diagnosticar ya que hay que excluir otras causas para estos ataques de rabia.

Las causas que se han barajado son muchas: lesiones en el córtex prefrontal, bajos niveles cerebrales de serotonina, una condición hereditaria (un polimorfismo del gen que sintetiza triptófano hidroxilasa). Similar es el Síndrome de Amok*, que consiste en un acceso de rabia homicida que ocasionalmente acaba en suicidio, pero esto parece ser algo más cultural que patológico. El Amok es cuando a alguien se le acaba la paciencia; el DEI no requiere tal desgaste, simplemente se tiene un arrebato desproporcionado en comparación con la causa.

Claro, este desorden es causa de muchas penurias: despidos, rotura de relaciones, rotura de cosas. Si se pudiera detectar una causa fisiológica definitiva, esto podría llevar a una cura… esto condujo a Emil Coccaro, profesor de psiquiatría en la Universidad de Chicago, a realizar un estudio sobre gente con este trastorno. Desde 1991a 2008 ha analizado 358 sujetos con DEI, y un factor relevante parece que es ser seropositivo al parásito Toxoplasma gondii.

Toxoplasmosis y hacking

Toxoplasma gondii, fase sexual (taquizoítos)Es interesante. La toxoplasmosis es una enfermedad extraña, ya que el parásito se encuentra fuera de lugar en su ciclo natural. Veréis, Toxoplasma tiene un ciclo vital complicado: depende del gato para fabricar huevos, y sólo puede entrar a un gato si éste come carne infectada. Así que ha adquirido la habilidad de modificar el comportamiento de los ratones para que éstos pierdan el terror innato que tienen al olor a pis de gato. El ratón con el cerebro hackeado y lleno de parásitos se expone a ser comido con facilidad.

Es una estrategia ingeniosa pero no rara: hay hongos que alteran el comportamiento de hormigas, y gusanos que obligan a caracoles acuáticos a suicidarse llamando a los pájaros para que se los coman, con el único fin de que su parásito llegue a destino (la panza del pájaro). Pero, ¿qué pasa cuando Toxoplasma toca el sistema nervioso de algo que no es un ratón?

En el caso de los humanos, se ha anotado un aumento en comportamientos de alto riesgo, tales como una lentitud para reaccionar, sentimientos de inseguridad y neurosis que parece que aumentan la propensión al suicidio. En cambio, el pis de gato sigue resultando detestable: la alteración deseada por el parásito ya no da los resultados esperados, es como usar un programa informático en un sistema operativo que no le corresponde. Aún así, en una serie de casos, funciona.

Ataques y stress

Como hemos dicho, el bicho vive en los humanos prisionero de su propia trampa: si se está quieto seguirá allí toda la vida, pero si se mueve el sistema inmune lo atacará. Por eso, cuando hay una bajada de defensas, Toxoplasma tiene su oportunidad (igual que el virus del herpes zóster, que causa la culebrilla) y ataca. Por aquí podríamos vincular los estados de stress con los ataques de DIE, ya sea por la actividad del parásito o por la respuesta inmune: esto aún no está claro.

El estudio sigue, ahora centrándose en poblaciones con alta incidencia de toxoplasmosis (comunidades Amish) y el estudio de los neurotransmisores afectados en el ciclo del parásito. De momento no se plantea siquiera una cura, sino más bien concretar si la relación infección-comportamiento es acertada.

Toxoplasma gondii Infection: Relationship With Aggression in Psychiatric Subjects, en el Journal of Clinical Psychiatry

*No, no le pusieron así por el episodio aquel de Star Trek, so friki. Esto ya lo contaban Kipling y Zweig décadas antes.

El origen de la vida: en el hielo interestelar?

El origen de la vida: en el hielo interestelar?

Nebulosa de Omega. © NASA, ESA and J. Hester (ASU) - http://spacetelescope.org/images/html/heic0305a.html Las teorías sobre el origen de la vida siempre han partido de un entorno relativamente caliente: por un lado, para sostener agua líquida -solvente necesario para toda nuestra bioquímica- y por otro, porque los compuestos orgánicos necesitan cierta cantidad de energía para ser sintetizados. Con el agua caliente no hay problema: la Tierra primordial, de los tiempos en que se supone que se formaron las primeras moléculas complejas, tenía los mares casi hirviendo.

Aunque ya se han presentado teorías sobre la aparición de estas moléculas en entornos helados, e incluso en el barro. Pero siempre sobre la acogedora superficie de nuestro planeta, si puede llamarse así a un lugar sometido a vulcanismo, caída de meteoritos, sacudidas tectónicas y con una atmósfera tóxica carente de oxígeno.

Pensando en esto, ¿por qué no plantear la posibilidad de que la síntesis ocurriera en el espacio? Allí no hay gravedad y se está tranquilo; tampoco hace frío, si estás convenientemente expuesto a la radiación solar. Hay otros tipos de radiaciones que también pueden provocar enlaces químicos sobre el hielo interestelar.

Molécula de glicolaldehído, que parece un perrito.Esto hasta hace muy poco era una idea provocadora propia de novelas de ciencia ficción, pero la reciente detección de moléculas orgánicas complejas en el espacio ha dado solidez al asunto. Que las atmósferas de Júpiter y Saturno están cargadas de hidrocarburos se sabe hace décadas, pero el análisis espectral de estrellas remotas con el complejo ALMA de Atacama descubrió en 2012 señales de glicoaldehído en torno a una estrella a 400 años luz de distancia. El glicoaldehído (C2H4O2) se compone de tres de los elementos más comunes en el cosmos: carbono, hidrógeno y oxígeno. Es un azúcar sencillo, pero está a un paso de la síntesis de ribosa, un componente fundamental del ARN.

En 1996 se encontró ácido acético (vinagre, vamos) una nube molecular interestelar en la región norte de Sagittarius B2. Combinando ácido acético con amoníaco obtenemos glicina, que es el aminoácido más sencillo. Y conocemos la presencia de amoníaco en el espacio desde los años 60.

Es decir, que en los granos de polvo y hielo que forman estas nubes cósmicas se desarrolla una química bastante compleja capaz de sintetizar algunos de los elementos básicos de la vida que conocemos. La idea es que tal vez la Tierra recibiera material de estas nubes (en cometas o meteoritos) que “fertilizaron” los mares primordiales donde se formarían los compuestos de ADN estables. La cuestión es ¿hasta qué punto de complejidad puede llegar la química orgánica en una mota de polvo estelar?

Dulces resultados con ALMA, en la web del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array

Sweet molecule could lead us to alien life (glicoaldehído en una región alejada del centro galáctico) en Phys.org

New molecules discovered in interstellar space (propanal en la misma nube de vinagre de Sagittarius B, cerca del centro de la Galaxia), en Universe Today

La tardía autopsia de Lucy

La tardía autopsia de Lucy

Lucy (esqueleto)Uno de los fósiles más emblemáticos de la paleontología humana es el esqueleto AL 288-1, conocido como Lucy*: los restos de un Australopihecus afarensis hembra descubiertos por Donald Johanson en 1974 en Etiopía. El esqueleto, de 3.2 millones de años, está lejos de estar completo; pero en su momento aportó muchísima información sobre los australopitecos.

Los Monos del Sur

Estos primates de momento representan la frontera de lo que consideramos como humano -dentro de lo difusos y móviles que son estos conceptos en evolución-: andaba en posición erecta, pero su cráneo y complexión general era parecida a la de los chimpancés. De Lucy no conocemos el esqueleto de pies y manos, pero por otros ejemplares sabemos que tenían dedos prensiles aunque los pies eran mucho más parecidos a los nuestros que los de cualquier otro simio, o como se les llamaba antes, cuadrumanos: el pulgar no está pensado para agarrarse a ramas sino para hacer palanca y desplazarse por el suelo.

No hay muchos restos mejores de A. afarensis. Una mandíbula, una rodilla, el único comparable es Selam: restos de una cría de la cual nos ha quedado la calavera, dedos, pie y tórax. En los lodos petrificados de Laetoli (Tanzania) quedan algunas huellas de sus pasos, sorprendentemente parecidos a los nuestros.

La autopsia

Lucy, reconstrucción (con árbol)Los 52 fragmentos óseos de Lucy no están en un museo: se guardan en una caja fuerte en Etiopía. Pero en 2008, durante una gira por EEUU,fueron escaneados en la Universidad de Texas con tomografía de rayos X de alta resolución, un proceso no destructivo que generó más de 35.000 imágenes detalladas de la estructura interna de los huesos; imágenes que fueron analizadas poco a poco. Durante el proceso John Kappelman, profesor de ciencias geológicas y autor principal del estudio, notó ciertas fracturas en el húmero que indicaban una lesión seria.

Después de compartir estos datos con Stephen Pearce, un cirujano ortopédico, identificaron fracturas similares en el hombro izquierdo y otras a lo largo de todo el esqueleto, incluidas roturas en el tobillo derecho, en la rodilla izquierda, en la pelvis y en una costilla. Como ninguna de estas lesiones había cicatrizado, se deduce que Lucy tuvo algún accidente a consecuencias del cual murió.

El triste final

El estudio llega a la conclusión de que la causa de la muerte debió ser una caída (posiblemente de un árbol**) de unos doce metros de altura. Cayó de pie, pero intentando apoyar las manos para protegerse (de ahí las fracturas en los brazos) y seguramente el impacto la mató, espero que rápidamente. La adaptación de los afarensis a andar los hizo (nos hizo) más torpes para movernos entre las ramas de los árboles, y Lucy -madre de algunas crías, con unos veinte años y las muelas del juicio recién salidas- pagó caro este avance. Seguramente ya no la veis como unos huesos con una etiqueta, cierto?

 

Perimortem fractures in Lucy suggest mortality from fall out of tall tree, en Nature

visto en SINC.

* sí, es porque estaba sonando Lucy In The Sky With Diamonds en la radio cuando la encontraron.

** por favor, aquí los chistes de tipo el hombre desciende del mono y el mono del árbol -violentamente están fuera de lugar. Que es nuestra abuela, jolines.

Estrategias anti-felinos: ojos en el culo

Estrategias anti-felinos: ojos en el culo

hindúes con careta anti-tigreUna tradición hindú cuenta que los tigres jamás atacan a un humano de frente, y por ello algunos pobladores de los Sundarbans y otras zonas con población de estos felinos suelen llevar una careta de cartón o madera al revés, es decir, en la nuca. Por tonto que esto parezca, es cierto que en el reino animal abundan los ejemplos de caras y ojos falsos que aterran a los depredadores (por ejemplo polillas cuyas alas parecen la cara de un búho u orugas que reproducen una cabeza de serpiente en la parte trasera). También imagino que, según el tigre y el hambre que tenga, alguno habrá que ataque de frente; pero si con eso evitan el 80% de los ataques, mira, bienvenida sea la careta.

En África no hay tigres pero tienen leones. Dada la cada vez mayor extensión de las poblaciones humanas en territorio antes virgen, es normal que ambos animales interactúen con consecuencias feas. Los leones atacan, más que a los humanos, al ganado -más fácil de capturar que sus presas naturales- lo que provoca pérdidas muy importantes en unas aldeas ya de por sí pobres.

¿Cómo puede protegerse un granjero de un área rural, cuyo ganado pernocta en unas empalizadas hechas con zarzas, de estos ataques furtivos? Construir corrales de chapa u hormigón está fuera de lugar. Los leones, por su parte, están protegidos como especie: si ya aquí en Europa, con más medios, es difícil proteger los rebaños de ovejas de los ataques de lobos y al mismo tiempo proteger al lobo, en países como Botswana no te digo nada. Pero una estrategia barata ideada por un biólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) podría ayudar a paliar dichos ataques.

vaca con ojos en el culoEstudiando el comportamiento depredador del león, que es un cazador por acecho (es decir, actúa como los gatos: se acerca sigilosamente lo más posible a la presa y ejecuta un ataque fulminante) se dieron cuenta que cuando la presa -digamos un impala- descubre al león, éste se retira. Así que se les ocurrió pintar unos ojos en las nalgas de la vaca, como si fuera una enorme polilla.

El experimento, llevado a cabo en Botswana con la colaboración del Botswana Predator Conservation Trust, tomó en cuenta un rebaño de 62 vacas del cual pintaron a la tercera parte. En los primeros controles estadísticos, todas las vacas con ojos en el culo volvieron sanas y salvas, contra tres bajas de vacas no pintadas. Es un estudio escaso (diez semanas) pero prometedor.

El experimento prosigue, y admite crowdfundinghttps://experiment.com/projects/i-cows-can-intimidating-eye-patterns-painted-onto-cows-reduce-lion-attacks

Primates solitarios

Primates solitarios

noticia monos de Gibraltar - primates solitarios

Yo meditando delante del Mac

Parece que estos monos, según el estudio, hacen menos relaciones sociales que cuando son jóvenes; esto, supongo que unido al hecho de que sus colegas van palmando, hace que su “círculo social” se reduzca. Es su vínculo con los más jóvenes lo que los obliga a crear nuevos enlaces sociales, proceso que con la edad se vuelve más y más estresante. ¿Os suena de algo?

Si es queee… está claro que el hombre no desciende del mono, pero el parentesco es innegable.

Monos que usan herramientas: ahora en América

Monos que usan herramientas: ahora en América

anacardoUn equipo de científicos ha localizado en el Parque Nacional Serra da Capivara (Brasil) a una población de monos capuchinos (Sapajus libidinosus) usa desde hace cien generaciones herramientas de piedra para alimentarse. Esto resulta interesante, pero habla más de nuestro comportamiento que de el de ellos.

El hecho de que haya monos que usan herramientas no es una novedad para los etólogos, que han descubierto recientemente comportamientos similares en aves, moluscos y otros grupos normalmente considerados de escasas capacidades intelectuales. De hecho, parece que le hemos dado demasiada importancia a este factor a la hora de definir un intelecto avanzado.

Cuando decimos herramienta, claro, estamos hablando de un elemento natural modificado para un propósito de forma planeada, y si este instrumento es conservado y reutilizado, mejor. Muchas orugas usan palitos y piedras para hacerse un nido, pero cuando un pulpo recoge media cáscara de coco, la lleva hasta que encuentra otra mitad que encaje, y se hace una especie de armadura con ella: ahí hablamos de un comportamiento premeditado.

Los primates fueron de los primeros animales en los que se observó el uso premeditado de útiles. Aunque las observaciones de Jane Goodall sobre chimpancés usando palitos para pillar termitas se remontan a 1960, ya Charles Darwin se había fijado en el uso de útiles por parte de babuinos. Los monos africanos usan, reutilizan, modifican y enseñan a otros monos a manufacturar estos útiles, creando una “cultura” heredada que difiere de región en región. Pero nunca nos habíamos fijado en los monitos americanos: siempre los listos eran los grandes simios africanos.

(Por cierto, “mono” y “simio” son términos no taxonómicos, pero más o menos describen dos grupos de primates: los platirrinos o monos del Nuevo Mundo y los cercopitecos del Viejo Mundo son monos, con cola. Los simios tienen un esqueleto más desarrollado, carecen de cola y son básicamente bonobos, gorilas y chimpancés africanos, orangutanes y gibones).

monos que usan herramientasUn equipo conjunto de la Escuela de Arqueología de la Universidad de Oxford y de la Universidad de São Paulo han datado las piedras empleadas por estos animales para pelar anacardos y otras semillas durante los últimos 700 años. Se trata de la prueba arqueológica más antigua hallada fuera de África. Los capuchinos usan dos tipos de mineral: rocas planas que hacen de yunque (pesados bloques de arenisca) y cuarcitas duras y lisas como martillos. Escogen y guardan las piedras cerca de los árboles de anacardo, con lo que se van acumulando; las excavaciones en estos “yacimientos” datadas mediante radiocarbono dan unas fechas entre 600 y 700 años. No hay duda de que fueron usadas para tal fin, porque tienen restos de semillas en su superficie detectados por espectrometría de masas.

Hasta ahora, el único registro arqueológico proviene de un estudio sobre chimpancés en Costa de Marfil (África), donde las herramientas fueron fechadas con una edad de hace entre 4300 y 1300 años.

Pre-Columbian monkey tools en cell.com

visto en SINC