Aerografito

Un nuevo material ultraligero se añade a los conocidos aerogeles y las microrredes metálicas: el aerografito, constituido por una malla irregular de nanotubos huecos de carbono, desarrollado por las universidades de Hamburgo y Kiel con una técnica nueva. Con una densidad de 0,2 miligramos por centímetro cúbico (400 veces menos denso que la espuma de poliuretano) esta esponjosa sustancia está prácticamente hecha de aire. Su aspecto visualmente es el de una esponja negra; pero es electroconductiva, repele el agua, buen aislante térmico, opaco a los rayos X, y soporta bien la corrosión química. También puede comprimirse hasta 30 veces su volumen (recuperando luego la forma original) y es capaz de sustentar un peso 40.000 veces superior al suyo propio. Un producto realmente interesante para más de una industria (aeronáutica, baterías…)

Artículo en Phys.org

Poliedros voladores

Esto sí que parece un artefacto alienígena: es una especie de globo (las superficies son en realidad compartimentos llenos de helio y sostenidos por ligeros bastidores de fibra de carbono, con lo que la estructura es aerostática) que se mueve no con el movimiento de aspas o aletas, sino dándose la vuelta del revés. Lo ha desarrollado la compañía alemana Festo y se ha presentado en la Feria de Hannover.

Visto en New Scientist.

Robots rápidos

Esta es la nueva versión de los robots tetrápodos que lleva probando Boston Dynamics para DARPA desde 2005:

Primero fue Big Dog, luego Alpha Dog (dos moles terroríficas que recuerdan una res de matadero zombie, muy lentas) y ahora es Cheetah. Esta versión es más pequeña, pero puede correr a casi 30 km/h. Big Dog con sus 6,5 km/h era algo de lo que podías escapar con un sprint rápido, pero esta máquina te alcanzará. Para final de año se probarán las versiones autónomas en campo abierto, y en un par de años sus siluetas rondarán por entre los restos de nuestra civilización pisoteando calaveras.

Se parece al AMEE, la sonda autónoma de Planeta Rojo, pero lo que me sorprende es lo poco terrenales que resultan los diseños cibernéticos optimizados: uno esperaría patas articuladas de vertebrado, no esas escuadras rígidas. Los Dogs también tienen una manera extraña, pero eficaz, de mantener el equilibrio dando pasitos cortos. Da la impresión que los robots del futuro serán bastante más extraños anatómicamente de lo que imaginamos ahora…

Recio

Contemplad esta curiosidad: un preservativo reutilizable realizado en piel -concretamente con pellejo de intestino de oveja- de cerca del 1880. Lleva una cuerdecita para ajustar; las instrucciones indican que hay que remojarlo y calentarlo ante el fuego antes de usarlo, y luego se lava como un calcetín. Está en el Powerhouse Museum de Sydney.

Alpha Dog, progresando hacia la extinción de la humanidad

¿Recordáis al Big Dog, esa especie de cuadrúpedo cibernético creado por Cyberdyne Systems Boston Dynamics para DARPA? A pesar de la crisis el proyecto sigue en pie y mejorando. He aquí un video del siguiente paso en la evolución: Alpha Dog. Esta vez no es una prueba a la intemperie -el robot está conectado por cables como un EVA– sino que son tests de equilibrio sobre terrenos desiguales y de velocidad.

El maldito bicho es capaz de andar a paso firme (muy marcial) sobre unas piedras que le romperían los tobillos a cualquier humano. Parece que el galope no se le da mal, el sistema de equilibrio está muy mejorado (siguen arreándole patadas) y ya sabe rodar por el suelo y ponerse de pie. Y le han puesto los ojos rojos.

Imagino que para el siguiente video, cuando el tipo de las patadas se acerque, el robot ya podrá desplegar las ametralladoras M134 y defenderse.

(visto en io9)

Generador de logotipos

¿Ha llegado la obsolescencia del trabajador humano a las orillas de lo más sagrado, la creatividad artística?* El desarrollo del logotipo del MIT Media Lab, del Massachusetts Institute of Technology, se ha obtenido mediante un algoritmo que combina colores y formas básicos en todas las combinaciones posibles (40.000 en este caso):

Esto es lo que se cuenta en las noticias. La realidad es más discreta: el MIT ML no utiliza estos subproductos como logotipo, sino como una imagen múltiple cuyo nexo conceptual es el de los tres “focos” de colores. La idea es moderna, y el MIT no ha caído en la simpleza de pensar en este diseño dinámico como un logotipo: eso lo ha hecho la prensa. Bien pensado, ¿qué diferencia hay entre esto y quien llama “logotipo” a escribir el nombre de la empresa con seis o siete tipografías distintas y enseñárselos al cliente? Yo he visto hacer esto, y no exactamente con fundamento estético (un logotipo puede ser perfectamente un anagrama) sino por pura incapacidad. Aunque la idea de enseñarle 40.000 bocetos a un cliente no deja de provocarme un cierto placer sádico.

* obviamente en modo irónico. Lo más sagrado y la cúspide de la obra humana son las patatas fritas.