Carteles de cine pintados a mano

El blog de ephemera recopila algunos llamativos carteles de encargo hechos en Ghana y basados en películas reales.

sleepwalkersHace muchos años, las marquesinas de los grandes cines solían ilustrarse con grandes papeles pintados con versiones adaptadas del cartel de la película proyectada: como el cartel original tiene un formato vertical y las marquesinas suelen ser muy panorámicas, se complementaba el título con imágenes extraídas de la película seleccionadas por el ilustrador, ya que aquellos lienzos se hacían a mano, con pinceles. Con la llegada de los plotters, este oficio decayó hasta desaparecer.

Pero, al estilo de los antiguos cines itinerantes de pueblo que recordarán los abueletes, en Ghana se hacía lo mismo en los ’90 con una furgoneta, un videocasette y una tele grande. Para promocionar estos espectáculos, se encargaban carteles caseros de las películas más nuevas, generalmente pintados sobre sacos vacíos de harina. El resultado es, como poco, singular!


Estatuaria

lasalle

Acaban de inaugurar una estatua a Jean Baptiste de La Salle, el educador católico que da su nombre al colegio que está enfrente. Es un bronce con una estética algo años-30 , con líneas simplificadas y amplios planos geometrizados. Pero… esa capa y ese obi y esas placas pectorales, ¿no le dan un aire…?

vader

Glups!

Fotos en color

Impresionante la calidad de imagen de estas fotografías en color de principios del siglo XX, creadas mediante la técnica de captar tres imágenes en negativo (de blanco y negro) del mismo sujeto con filtros rojo, azul y verde: son del fotógrafo y químico Sergei Prokudin-Gorsky y nos las muestra Microsiervos. Tienen bastante más calidad que muchas fotos de los ’60 y ’70, que es cuando el color se hizo popular en la fotografía de consumo.

prokudin-gorskii

(Tambien son interesantes estas otras de la I Guerra Mundial)

Pulpitos

Dos representaciones artísticas de origen japonés sobre el tema del sexo con pulpos. Los originales están en el interesante aunque kitsch Sex Museum de Amsterdam (Damrak, 18)

_a102153

Pintura sobre seda basada en el shunga de Hokusai

_a102154

Netsuké de marfil. Parece que siempre son dos pulpos.

Una visita al Rijksmuseum

skull1¡Por supuesto que he ido a Amsterdam a ver arte, no a fumar porros! Para eso me quedo en casa.

El Rijks tenía además en exposición la curiosa calavera de brillantes del británico Damien Hirst . Una pieza insípida, si se me permite la opinión. Es un vaciado en platino de un cráneo humano, revestido en diamantes por dentro y por fuera. La gente haciendo cola para verla… sin más remedio, porque estaba atravesada en las salas generales. En la tienda vendían postales a 4 euros y demás souvenirs a precios desorbitados: no traje nada, que se amorticen ellos el capricho.
Las exposiciones fijas son más interesantes; pero cuidado! Iba con el ojo cibernético activado. Estas son las curiosidades que ve un diseñador gráfico en una pinacoteca: (más…)

Urville

Esta es la historia de Gilles Tréhin, un chico especial que tiene el síndrome de Asperger (una variante del autismo) y al que desde pequeñito le gusta dibujar; especialmente aviones y arquitectura. (Una voz en mi cabeza está preguntando: -¿y a quién no? pero, un momento, ya veremos). En 1985, con trece años, montaba las estructuras de una ciudad imaginaria con piezas de LEGO. A partir de ahí, esa cabeza empezó a urdir la trama de esa urbe con planos, edificios singulares, historia y contexto. Lo que para cualquier otro hubiera sido un pasatiempo fugaz se convirtió en una cosa casi tangible. Aquello que para otros no merecería tiempo ni esfuerzo (o se definiría como una obsesión) empezó a crecer y… oh milagro! Un pasatiempo se convirtió en fuente de fama y fortuna. Para que veas. (más…)