El primer Alfred

Mucho antes de que los físicos se dedicaran a hacer juegos malabares con +11 dimensiones y ramificaciones del continuo espacio-tiempo, mentes creativas y por lo general bastante más ignorantes ya habían vislumbrado el Multiverso: un concepto de infinitos mundos, cada uno de los cuales difiere más o menos del otro según se hayan desarrollado los eventos. Uno de los más populares -y donde descubrí el concepto por primera vez, en una aventura de Flash– es el que montó DC Comics para justificar y más tarde limpiar las muchas contradicciones en las líneas de personajes de todas sus series. Y es que muchos guionistas se pasaban el trabajo de sus predecesores por los mismísimos, con lo cual el fan que intentara consolidar todas las historias llegaba a la conclusión de que alguien estaba mintiendo. (más…)

Los derechos de autor y el Marsupilami evanescente

El blog de Fabrice Tarrin hace notar unas extrañas ausencias en imágenes clásicas de la bande dessinée belga:

original nueva edición

Hace muchos años, un dibujante de historietas belga, André Franquin, decidió dejar de dibujar la serie que llevaba manteniendo durante décadas: Spirou, propiedad de la editorial Dupuis. De hecho el personaje no era creación suya, aunque gran parte de los secundarios -Champignac, Seccotine, Zorglub, Zantafio- sí. (más…)

La pequeña Lulú

Tengo que reconocer que mis historietas predilectas de niño no eran de lo más común. Uno lee lo que tiene a mano, y yo tenía un surtido variopinto de autores más que la habitual mesa llena de Marvel o DC. Todos pasados por la piedra de Editorial Novaro o Pinsel, pero tuve la suerte de leer obras como Little King, Katzenjammer Kids o Nancy mucho antes de oír cómo la intelectualidad los encumbraba. Yo los clasificaba como “raros” (siendo “normales” Mickey Mouse, Donald, Batman, Superman, Linterna Verde y el resto de la familia DC. De Marvel sólo soportaba a Spiderman, y los personajes de Jack Kirby me parecían “mal dibujados”: reconocía el estilo antes de conocer el nombre del autor).

Mis favoritos de los “raros” eran, sin duda, Blondie y Little Lulu. Ambas tiras tenían su origen en los años ’30, eran bastante surrealistas a pesar de contar historias triviales y, curiosamente, seguían la costumbre de pintar los ojos como dos puntos gordos. Yo llamo a eso “ojos de cucaracha”: es más difícil dar expresión a una cara así, pero no creo que sea casual que cuando empecé a dibujar mis monigotes tuviesen ojos de cucaracha.

El caso es que adoraba las estrambóticas historias de la niñita del vestido rojo y su singular pandilla, con juegos, obsesiones y costumbres de dos generaciones atrás. Pero a veces lo que me daba risa no era la historia en sí, sino un dibujo concreto: expresiones atroces, bocadillos absurdos amplificados por la traducción, es difícil de explicar. Así que para muestra un botón: Damen und Herren, contemplen sin buscarle explicación (picando sobre la imagen) una página de Lulú editada por Novaro hace muuucho tiempo, cortesía de Comics Novaro.

Todos flotan aquí abajo, Charlie Brown

Una tira de Peanuts de 1951 en la que Schulz parece presentir el guión de IT de Stephen King:

¿O tal vez King la leyó y empezó a desvariar? La historia de IT está ambientada precisamente a finales de los años ’50, con niños que juegan en la calle y cosas de esas extrañas que ya no se ven.

El nuevo Tintín

Primeras imágenes de producción del Tintín: El Secreto del Unicornio ( aunque los decorados me parecen a mí más de El Cangrejo de las Pinzas de Oro) de Steven Spielberg/Peter Jackson.

(más…)

Para leer: Lovecraft is missing

Ya hace una semana del aniversario de H. P. Lovecraft, pero hoy he descubierto esta web

Lovecraft is Missing

en la que Larry Latham escribe y dibuja un comic bastante conseguido con el protagonismo del más enfermizo y fascinante escritor de ficción del siglo XX. Hay otros muy buenos, pero no tan raros como este anarquista profascista, ateo creador de religiones, amante del chocolate y los gatos. English, as you can expect.

© Larry Latham