Reciclaje creativo

Este interesante video muestra una costumbre habitual de Disney, en sus tiempos la mejor productora de dibujos animados: reutilizar plantillas de movimiento en distintas producciones para ahorrarse el trabajo de volver a filmar a una persona, revelar la película, hacer los calcos…

El pequeño Nicolás cumple 50 años

ptitnicolasA mediados de los años 50 aparecía una tira cómica en el periódico belga Le Moustique, dibujada por Jean-Jacques Sempé y guionada por Agostini -que no era otro que el seudónimo de René Goscinny, el guionista de Lucky Luke, Iznogud y Astérix. La serie duró algún tiempo hasta que el 29 de noviembre de 1959 se trasladó a la revista Pilote, ya en formato de narración ilustrada.

Así pues, el mundo de Le Petit Nicolas tomaba su forma definitiva; los relatos de un niño de (unos) diez años donde lo banal se hace sorprendente y entretenido, anécdotas de la infancia con las que no es difícil sentirse identificado.  Goscinny, un francés que pasó su infancia en Argentina, tenía la poco común capacidad de revivir esa época desde dentro… y las geniales ilustraciones de Sempé (que aún vive y trabaja) hacían un equipo redondo. Claro está que todos los equipos en los que estaba Goscinny salían redondos. (más…)

Frank Miller, por Alex Toth

Al hilo del post anterior, he aquí un extracto de la entrevista que concedió Alex al Comic Journal hace algún tiempo:

(…) A.T.- Creo que acertó en algunos aspectos, pero… no me gusta ser asociado con Miller de ningún modo.

– ¿Por qué?

A.T.- Porque no puedo con su trabajo. Ni con el texto ni con el dibujo.

– ¿Ni siquiera te gusta el dibujo?

A.T.- No. Especialmente. No, no me gusta su visión de las cosas ni sus historias. Odio lo que hizo con Batman. Es aborrecible, destructivo, pervertido, negro, oscuro…. él es un destructor de iconos porque llegó y mandó a Batman al infierno. La era de lo feo llegó y, desafortunadamente, engordó su cartera. Y DC se lo permitió.

– También le engordó la cartera a ellos.

A.T.- Bien, nunca debió permitirse.

P.D.: Se me olvidaba citar la fuente, http://concdearte.blogspot.com con la entrevista completa!

Jonny Quest

jonny-quest-bigEn los últimos cuarenta años, de chico todo el mundo ha visto los mismos dibujos: Los Picapiedras, Tom y Jerry, La Pantera Rosa… la combinación de poca productividad y reciclado televisivo produjo dos o tres generaciones en todo el mundo que comparten la misma base cultural. Este difícil hito ya no volverá a ocurrir; exceptuando los canales temáticos, ahora es difícil volver a ver una serie de dibujos tres  años después de su estreno.

También había series raras. Una, que me gustaba mucho, fue Jonny Quest (así, sin h). ¿Qué era?
La historia era simple: las aventuras de una singular familia formada por el doctor Benton Quest (científico multidisciplinar) Jonny (el hijo) Hadji (un huérfano hindú ‘adoptado’ por los Quest) y ‘Race’ Bannon (el enigmático guardaespaldas y tutor enviado por alguna agencia gubernamental). También estaba el estúpido perro Bandido, un carlino que aportaba el elemento Jar-Jar Binks a la serie. La excusa del científico era el motor de toda una serie de aventuras internacionales que partiendo de la casa de Quest en la isla de Cayo Palmera los llevaban en busca de hombres-lobo, fósiles vivientes, robots, rayos de la muerte, naves espaciales, momias, cazadores de cabezas y todo lo que un grupo de infantes desquiciados disfrazados de guionistas pudieran imaginar. Todo decorado con ambientes y tecnología cincuenta-sesentera, la era atómica. (más…)

Las ametralladoras traseras

astro-boy-05aDe chico, los únicos dibujos animados japoneses que existían eran Kimba (sobre un cachorro de león blanco) Meteoro (las aventuras de un joven piloto de carreras y su familia) y Astroboy (de un robot con la mente de un niño y sus aventuras futuristas). Historias singulares y un sistema de animación también extraño hicieron que le tomase manía a la ultraviolencia y hasta mucho después no volví a ver o apreciar el anime: de aquellos tiempos sólo tengo retazos de recuerdos, y los personajes y situaciones se pierden en una neblina.

Un recuerdo especialmente perturbador era el de ver a Astroboy a cuatro patas con una especie de supositorio gigante saliéndole de por ahí: nunca pude entender esto ni me atreví a preguntar. Ahora, muchos años más tarde, descubro qué era esa imagen: las ametralladoras traseras del robot, tácticamente correctas pero algo impúdicas. Por lo visto en la versión animada que se está desarrollando las plantillas del robot incluyen este dispositivo, para regocijo de muchos.

Aqui el trailer de la pelicula (poco apetitoso, claro que es un guiño a la entradilla antigua)

Sitio de Osamu Tezuka (el creador de Astroboy y Kimba, tambien)

El Secreto de Kells

Una de dibujitos que encontré de casualidad referenciada en Angoulême, Brendan and the Secret of Kells.

Por lo visto es una coproducción belgo-franco-irlandesa (o irlando-franco-belga, como sea) que lleva en producción como tres años. La idea es la siguiente: un aprendiz de monje de doce años que emprende la misión de acabar de dibujar el Libro de Kells, un manuscrito iluminado medieval irlandés en la vida real. La estrenan en Francia el seis de marzo, bajo el sello Disney.

La estética es bastante original: animación clásica (algunas muestras en el blog de una de las animadoras*) combinada con algo de 3D y flash en los fondos dan un resultado a medio camino entre los manuscritos celtas y un viaje alucinógeno. Algunas de las imágenes estáticas tienen la fuerza de las ilustraciones de Bilibin, Tenggren o Norelius (que también se basaban en la estética propia de sus mitologías). Tiene buena pinta, aunque de la historia no sé nada. Lo que se ve parece apartarse de la tendencia europea de hacer animación barata (=Fruittis y demás) o cosas pretenciosas que luego hacen agua por todos lados por falta de guión y demás ingredientes.

Página oficial

*no me refiero a animadora de pompones y top, sino de dibujos!