Jonny Quest

jonny-quest-bigEn los últimos cuarenta años, de chico todo el mundo ha visto los mismos dibujos: Los Picapiedras, Tom y Jerry, La Pantera Rosa… la combinación de poca productividad y reciclado televisivo produjo dos o tres generaciones en todo el mundo que comparten la misma base cultural. Este difícil hito ya no volverá a ocurrir; exceptuando los canales temáticos, ahora es difícil volver a ver una serie de dibujos tres  años después de su estreno.

También había series raras. Una, que me gustaba mucho, fue Jonny Quest (así, sin h). ¿Qué era?
La historia era simple: las aventuras de una singular familia formada por el doctor Benton Quest (científico multidisciplinar) Jonny (el hijo) Hadji (un huérfano hindú ‘adoptado’ por los Quest) y ‘Race’ Bannon (el enigmático guardaespaldas y tutor enviado por alguna agencia gubernamental). También estaba el estúpido perro Bandido, un carlino que aportaba el elemento Jar-Jar Binks a la serie. La excusa del científico era el motor de toda una serie de aventuras internacionales que partiendo de la casa de Quest en la isla de Cayo Palmera los llevaban en busca de hombres-lobo, fósiles vivientes, robots, rayos de la muerte, naves espaciales, momias, cazadores de cabezas y todo lo que un grupo de infantes desquiciados disfrazados de guionistas pudieran imaginar. Todo decorado con ambientes y tecnología cincuenta-sesentera, la era atómica. (más…)

Fotos en color

Impresionante la calidad de imagen de estas fotografías en color de principios del siglo XX, creadas mediante la técnica de captar tres imágenes en negativo (de blanco y negro) del mismo sujeto con filtros rojo, azul y verde: son del fotógrafo y químico Sergei Prokudin-Gorsky y nos las muestra Microsiervos. Tienen bastante más calidad que muchas fotos de los ’60 y ’70, que es cuando el color se hizo popular en la fotografía de consumo.

prokudin-gorskii

(Tambien son interesantes estas otras de la I Guerra Mundial)

Kattenkabinet

emblemaNo soy amigo ni sirviente; soy el gato que camina solo, y todos los lugares son iguales para mí“. Esta frase tan tajante es el motivo reiterado de la fábula “The Cat That Walked For Itself” de Rudyard Kipling, y el lema de un extraño museo que pude visitar este invierno en Amsterdam: el KattenKabinet, dedicado íntegramente a los gatos.

La casa que alberga este museo de arte está al lado del Herengratch, un lugar céntrico pero recogido. Es un lujoso edificio construido en 1667, con enormes salones y tres plantas: en 1985, Bob Meijer restaura el edificio y en 1990 funda el museo en memoria de su gato  naranja, J.P. Morgan.
(más…)

Las ametralladoras traseras

astro-boy-05aDe chico, los únicos dibujos animados japoneses que existían eran Kimba (sobre un cachorro de león blanco) Meteoro (las aventuras de un joven piloto de carreras y su familia) y Astroboy (de un robot con la mente de un niño y sus aventuras futuristas). Historias singulares y un sistema de animación también extraño hicieron que le tomase manía a la ultraviolencia y hasta mucho después no volví a ver o apreciar el anime: de aquellos tiempos sólo tengo retazos de recuerdos, y los personajes y situaciones se pierden en una neblina.

Un recuerdo especialmente perturbador era el de ver a Astroboy a cuatro patas con una especie de supositorio gigante saliéndole de por ahí: nunca pude entender esto ni me atreví a preguntar. Ahora, muchos años más tarde, descubro qué era esa imagen: las ametralladoras traseras del robot, tácticamente correctas pero algo impúdicas. Por lo visto en la versión animada que se está desarrollando las plantillas del robot incluyen este dispositivo, para regocijo de muchos.

Aqui el trailer de la pelicula (poco apetitoso, claro que es un guiño a la entradilla antigua)

Sitio de Osamu Tezuka (el creador de Astroboy y Kimba, tambien)

El Secreto de Kells

Una de dibujitos que encontré de casualidad referenciada en Angoulême, Brendan and the Secret of Kells.

Por lo visto es una coproducción belgo-franco-irlandesa (o irlando-franco-belga, como sea) que lleva en producción como tres años. La idea es la siguiente: un aprendiz de monje de doce años que emprende la misión de acabar de dibujar el Libro de Kells, un manuscrito iluminado medieval irlandés en la vida real. La estrenan en Francia el seis de marzo, bajo el sello Disney.

La estética es bastante original: animación clásica (algunas muestras en el blog de una de las animadoras*) combinada con algo de 3D y flash en los fondos dan un resultado a medio camino entre los manuscritos celtas y un viaje alucinógeno. Algunas de las imágenes estáticas tienen la fuerza de las ilustraciones de Bilibin, Tenggren o Norelius (que también se basaban en la estética propia de sus mitologías). Tiene buena pinta, aunque de la historia no sé nada. Lo que se ve parece apartarse de la tendencia europea de hacer animación barata (=Fruittis y demás) o cosas pretenciosas que luego hacen agua por todos lados por falta de guión y demás ingredientes.

Página oficial

*no me refiero a animadora de pompones y top, sino de dibujos!

Basado en hechos reales?

Portada del libroLa historia original de la película de Tim Burton Sweeney Todd tiene su origen en un antiguo relato inglés publicado en The People’s Periodical de 1846 que se supone basado en hechos reales, aunque los que han investigado el tema jamás han encontrado datos concretos de un evento similar. El relato, originalmente titulado El Collar de Perlas, podría pasar por una más de tantas obras de ficción que juegan con esa presentación como hecho real.

Se dice que el embrión de esto podría ser una historia escrita en el siglo XV por el valenciano Jaume Roig, que describe en su libro El Espill cómo unas taberneras de París daban a sus clientes carne humana para comer.

Pero… (más…)