Disney compra Lucasfilm por 4.050 millones de dólares

Ya lo dijeron los mayas, el fin del mundo! Y la noticia no es del Día de los Inocentes. Lucasfilm Ltd., LucasArts, Industrial Light & Magic, y Skywalker Sound pasan a ser propiedad de la corporación del ratón con Kathleen Kennedy a la cabeza y (supuestamente) manteniendo todos los puestos de trabajo en su sitio. Permítaseme cierta desconfianza al transcribir esto. Después de la adquisición de Pixar y Marvel, preveo que pronto le apliquen a Disney la Ley Antimonopolio.

Visto en Cartoon Brew.

Pareidolias evolutivas

Pareidoloop, una creación de Phil McCarthy, es un experimento en que un generador aleatorio de polígonos está conectado a un software de reconocimiento de caras. Cuando un resultado se parece a una cara, el generador prosigue a partir de ahí. El proceso es hipnótico y los resultados dan miedo, como cualquier cara borrosa y fantasmal.

Me pregunto si la inquietud que dan las fotos de fantasmas y las cosas que se cruzan en nuestra visión periférica -siempre al borde de la identificación precisa- no es una respuesta de FALLO FALLO FALLO de nuestro propio sistema de reconocimiento de objetos.

Proyecto en Github.
Pareidoloop, prueba tu propia ciberteleplastia!

Ropa interior

Un hallazgo en los sótanos del castillo Lengberg (Tirol oriental, Austria) indica que algunas cosas son más viejas de lo que creemos. La cripta, o más bien, el espacio bajo el entarimado de madera, estaba lleno de basura de todo tipo; como la humedad  ambiental era muy baja, casi todo (trapos, zapatos viejos, madera) se conservó relativamente bien. Entre otras cosas había algunos ejemplares de (calzoncillos?) y sujetadores de lino de aspecto bastante moderno, fechados entre el siglo XIV y XV.

De la antiguedad clásica conocemos bastante bien qué llevaban bajo la ropa: el taparrabos era una prenda universal entre las culturas indoeuropeas, mesoamericanas, egipcia, romana y otras*. Entre los griegos, aparentemente, sólo los esclavos llevaban esta prenda: hombres y mujeres libres iban desnudos bajo la capa o túnica. Pero más adelante la cuestión se torna oscura: en la Alta Edad Media se combinan las influencias culturales romanas con las locales y las de los pueblos invasores, y se impone la brakka gala que es básicamente un pantalón largo ajustado. Esta prenda va variando hasta convertirse en la braga actual, que no es exactamente lo que llevaban los fieros guerreros galos.

La ropa iría cambiando y la mujer pasó a llevar unas camisolas o túnicas largas sin nada debajo, sobre las que se iban acoplando capas de jubones, chaquetas, etc. según necesidad, mientras que el hombre portaba una especie de tanga de hilo -el hilo iba en la cintura- y unos tubos de tela que enfundaban las piernas del tobillo al muslo, donde se sostenían atados a la cintura. Por encima de eso, camisa y demás complementos. Curiosamente, esta prenda era exclusiva del hombre, y estaba mal visto que la mujer llevara semejante artilugio, sólo usado en “esos días” para mantener en su sitio unos paños higiénicos. Por comodidad, las mujeres se comprimían el pecho con tiras de tela al estilo del strophium romano. Los corsés y ropajes más elaborados,así como una especie de slips para señora, aparecen a mediados del XVII. La ropa interior moderna (sujetadores de copa, bragas femeninas) no se inventaría hasta el siglo XVIII o XIX. (más…)

Templarios

Me puse el otro día a dibujar mi versión del sello de la Orden del Temple (basado en uno de los sellos originales):

Como puede verse, son dos caballeros cabalgando juntos. Además, caballos. Malditos caballos, qué difíciles son de dibujar (más intentando la postura extraña del sello medieval). He tenido que meterle un montón de rayitas para disimular la mala factura.

Es curioso que el sello ponga SIGILLVM·MILITIVM·XPISTI: Sello de los soldados (latín) de Cristo (latín con letras griegas). ¿Por qué no poner CHRISTI? Al parecer era una pijada de diseño de la época usar el XP. La otra cosa curiosa es que salgan dos tipos montados en un caballo, cuando la Regla de la Orden lo prohibía explícitamente (cada caballero, además, podía disponer de un máximo de tres caballos). Esto es tema de discusión desde hace tiempo: ¿Era una alusión a lo pobres que eran los Templarios? ¿Era un símbolo ocultista-alquímico? (más…)

Más cuentos de hadas

Cuando pensamos en las fuentes para cuentos infantiles inmediatamente nos vienen a la mente las recopilaciones de relatos tradicionales centroeuropeos de los hermanos Grimm. Es cierto que hay muchos otros aportes a la narrativa: Andersen, Perrault,  las fábulas de Esopo, Iriarte y Samaniego, los cuentos populares rusos de Afanásiev,  los cuentos de Mamá Oca… pero las historias de Grimm tienen algo que las graba a fuego en la memoria.

Los hermanos Jacob y Wilhelm recopilaron en la primera mitad del siglo XIX todo tipo de narraciones populares de Alemania central y Francia, publicando un total de 210 Cuentos para la infancia y el hogar (nombre con que fueron editados).

Sobre la misma época, un historiador bávaro, Franz Xaver von Schönwerth, se dedicaba a lo mismo por toda la región del Oberpfalz: durante décadas recogió tradiciones verbales de los campesinos, mitos, folklore y tradiciones. Ahora se han descubierto en un archivo en Regensburg más de 500 relatos de Schönwerth, muchos desconocidos, así como versiones de Cenicienta, Rumpelstiltskin y otros. Hay que indicar que este autor, a diferencia de los Grimm, era más documental y no intentó dar un barniz literario a las recopilaciones. Esto lo hace tal vez más interesante a nivel etnográfico.

Lee uno de los cuentos, “La Princesa Nabo” en el Guardian.co.uk.

De postre, una versión inusual de Caperucita. No todo ha de ser terror gore y alusiones sexuales ocultas.