Monstruos legendarios del Japón

Pink Tentacle exhibe una muestra del Kaikidan Ekotoba, un rollo pintado de mediados del siglo XIX de autor anónimo. La gracia del documento (propiedad del Museo de Fukuoka, en Japón) es que se trata de uno de esos catálogos de monstruos tan populares en Japón. En este caso, aparte de los típicos seres mitológicos tan imaginativos propios de los nipones, aparecen otras criaturas más plausibles, posiblemente de origen teratológico: malformaciones de nacimiento, al estilo de los becerros de múltiples cabezas que aparecen de vez en cuando. Hay espectros, monstruos marinos, gente deforme y varios gatos monstruosos. Aquí quisiera destacar dos que me han llamado la atención:  esto, que parece un ornitorrinco pero no lo es

Se supone que es el híbrido de un perro con un cuervo encontrado en Fukuoka en la década de 1740. Si Australia no estuviera tan lejos, yo seguiría dándole vueltas a la idea del Platypus. Y luego está esta foca (animal suficientemente raro en las costas de Japón como para ser clasificado con los seres mitológicos). Pero, ¿por qué el cubo?

Inmediatamente me ha hecho pensar en el meme del Lolrus. I has a bucket!

Ataque desde el cielo!

Hace algún tiempo me planteé jubilar mi Peyotito (un Peugeot 106 del ’98, fiel pero que ya empieza a tener achaques) y dudaba entre dos marcas: Peugeot o Toyota. Al final la sustitución no cuajó y el Peyotito sigue rodando. Pero me llamó la atención el problema que está dándole a la casa Toyota una anomalía en el comportamiento del pedal acelerador, que por lo visto se queda pisado o se levanta con lentitud… cosa que le pasa a mi coche desde hace años, incluso a veces se baja solo como si un pie fantasmal lo apretara.

El caso es que Peugeot está fabricando sus coches con la misma tecnología de Toyota, por lo menos un par de modelos, así que también se están viendo afectados por la anomalía. Parece que el fallo consiste en un diseño defectuoso del pedal acelerador, que cuando se desgasta se queda atascado; al menos esto es lo que dice el fabricante.

Claro que la causa podría ser algo mucho más retorcido, misterioso e improbable… una hipótesis que como himbestigadores del misterio tenemos no sólo que sopesar, sino dar por verdadera a priori. Veamos: (más…)

Cascadas de sangre en la Antártida

Señales del fin del mundo: desde el polo austral, Kadath en el Desierto Helado, una horrible y asquerosa catarata de sangre brota del hielo primordial hacia el mar…

Bueno, no. Lo primero es que la fuente de líquido rojo del estrecho de McMurdo mana desde hace mucho tiempo, por lo menos 1911 que es cuando la descubrieron; aparte, no es sangre sino algo más interesante.

Hará cosa de 2 millones de años, la lengua de hielo del glaciar Taylor encerró un pequeño lago muy salino y con gran saturación de hierro. En estas aguas habitaban bacterias que, aisladas del mundo exterior -sin aire ni oxígeno- siguieron viviendo a base de oxidar hierro y extraer la energía de este proceso químico. Cada cierto tiempo, una fisura en el hielo deja escapar una cierta cantidad de estas aguas ferruginosas: como la presión exterior es inferior, el viaje es sólo de ida: el pequeño mundo perdido sigue intacto y sin contaminación del ecosistema terrestre de dos millones de años después.

Visto en Atlas Obscura, vía io9.

Las cabezas reducidas del Iker: reality check!

Los americanos tienen unas expresiones geniales, tremendamente concisas y que con el tiempo se llenan de significado: desde los LOL y ZOMG del freaky informático a cosas más mundanas. El término reality check se usa para definir la típica bofetada realista a las idas de olla de la gente; un cubo de agua fría que te devuelve de los sueños al soso mundo de la realidad. Me encantan las fantasías y las historias de miedo, pero siempre es necesario dar el puntito de realidad a posteriori para que la gente no haga chifladuras. Esta web está basada en hechos reales, tanto como esa realidad que creéis estar viendo ahí fuera de la oscuridad de vuestros cráneos. Y hablando de cráneos…

Después de ver un rato (no mucho, que tengo que madrugar) el Cuarto Milenio de este domingo -en el que Iker Jiménez y compañía detallaban las terribles y oscuras informaciones provenientes de Ecuador respecto al hallazgo de cadáveres decapitados, posiblemente usados para fabricar cabezas reducidas– he encontrado por pura casualidad con esta nota en BoingBoing que trata el mismo tema. Sí, los temibles jíbaros shuar (no Schwartz, que son otra tribu)  aún fabrican tsantsas para adornar las colecciones de ricos excéntricos en Europa y América…

Eso sí, las cabezas que están a la venta tienen un origen bastante diferente a las antiguas piezas-trofeo de los jíbaros, que eran poco más que el cuero del cráneo y cabellera muy curtido y relleno con arena caliente (nada de pócimas mágicas reductoras). Las que se encuentran en eBay por veinticinco dólares están hechas con trozos de cuero de llama o cabra moldeado y son artesanías morbosas, que quedan bien en el espejo del coche o junto a la chimenea. Reality check!

‘Cazadores de Mitos’ y el cañón Gorn

He visto episodios sueltos de la serie Mythbusters, pero resulta una cosa bastante bien planteada y entretenida, casi casi como El Mundo de Beakman para geeks adultos. Por cierto, hace algunos días falleció la rata Lester (Mark Ritts) y no pude dedicarle un R.I.P. 🙁  Bueno, uno de sus planes para un próximo desafío es probar la efectividad del cañón casero usado por el capitán Kirk contra su equivalente Gorn en el episodio de la serie original de Star Trek: Arena.

En este episodio, dos capitanes (humano y Gorn, una especie de Godzilla enano con un vestido naranja muy bonito y provocativo) deciden el destino de sus respectivas naves enfrentados en un duelo a muerte, donde sus únicas armas serán las que encuentren en un desolado mundo muy parecido a las afueras de California. Kirk usará… (SPOILER!) (más…)

EL Rayo Verde

La primera vez que oí hablar del Rayo Verde fue sobre un texto de Julio Verne (fue hace muchos, muchos años). En aquellos tiempos no estaba muy claro si el Rayo era un mito o una anomalía científica, un meteoro.

“Habéis observado el sol cuando se pone en el horizonte del mar? Sí, sin duda alguna ¿Lo habéis seguido hasta que la parte superior del disco desaparece rozando la línea del horizonte? Es muy posible. Pero ¿Os habéis dado cuenta del fenómeno que se produce en el preciso instante en que el astro radiante lanza su último rayo, si el cielo está completamente despejado y transparente? ¡No, seguramente no! Pues bien, la primera vez que tengas ocasión- ¡se presenta tan raramente!- de hacer esta observación, no será, como podría presumirse un rayo rojo lo que herirá la retina de vuestros ojos, sino que será un rayo verde, pero un verde maravilloso, un verde que ningún pintor puede obtener en su paleta. Un verde cuya naturaleza no se encuentra ni en los variados verdes de los vegetales, ni en las tonalidades de los mares más transparentes. Si existe el verde en el Paraíso, no puede ser mas que este verde, que es sin duda, el verdadero verde de la Esperanza”

¡Suena demasiado lovecraftiano para ser verdad, pero es cierto!

rayon_vertEs verdad que las condiciones deben ser especiales: atmósfera estable, una capa de aire frío superficial, y obviamente horizontes lejanos. El fenómeno lo provoca la dispersión de la luz en la gama del azul-violeta, dejando ver una emisión verde (en teoría la luz solar va decayendo según el espectro y todos los ocasos son rojos, amarillos, verdes, azules, violetas…)

Así pues, a veces se han visto rayos azules, púrpura y turquesa, como este de la foto tomada en Hawaii. No es un color de paleta de pintor -a no ser que use una tableta gráfica- ya que es luz emitida, no sustractiva como lo que vemos en los colores de pigmento. Pero Jules no podía adivinar, por muy futurista que fuese, la paleta RGB: en aquellos tiempos era ciertamente un color indescriptible.

También se dice (y es el McGuffin de la novela de Verne) que si una pareja ve el Rayo Verde a la vez, se enamorarán sin remedio… ¡qué bonito…!

Una buena foto en la web de la NASA

…y más Rayos Verdes en esta página