Fenómenos forteanos

fish00Una de las cosas que me hubiera gustado plantear en el blog es algo como lo que hacía Charles Fort en sus tiempos, buscando y recopilando fenómenos inusuales e inexplicables (mayormente ridículos; lluvias de sangre, de ranas o peces, raros avistamientos de luces y objetos fuera de su contexto habitual). Estas noticias nunca faltan, pero el ridículo lo hacemos al intentar explicar racionalmente estas cosas ya sea para afirmar su realidad o negarla.

Hace poco leí un clásico de la ufología, Pasaporte a Magonia de Jacques Vallée, libraco que desprecié en su momento tanto por el nombre como por la portada con un marciano cabezón… Vallée recopila cientos de casos de encuentros de tipo III con ‘tripulantes de OVNIs‘  pero usa la misma técnica que Fort: evita hacer juicios de valor y tan sólo constata eventos y los compara. Al final, sí emite una hipótesis muy discreta: el fenómeno OVNI existe, pero tiene tanto que ver con inteligencias del espacio exterior como las visiones de duendes y brujas de la Edad Media; ambas son racionalizaciones del mismo fenómeno propias de cada época. Pero la mecánica de no-juzgar es forteana, y hay que decir que bastante científica también. Que luego se aplique mal es cosa de la imperfección humana. Por cierto Vallée es un pedazo de científico muy respetable (el enlace es a una de las escasas páginas en castellano que le hacen justicia).

fish_rain_1Bueno, el caso es que aquí va mi primer fenómeno forteano: Una lluvia de renacuajos en Japón la semana pasada! La noticia -vista en Pink Tentacle- comenta dos episodios, uno de una lluvia matinal de renacuajos en Nakajima y Hakusan, y otra lluvia de pequeñas carpas en Nakanoto ocurrida en la tarde del 9 de junio. La meteorología era estable en ambas circunstancias, sin tormentas o vientos fuertes. Estas ‘lluvias’ en realidad no fueron atestiguadas, sólo la presencia posterior en suelo y tejados de docenas de animalitos.

¿Quiere saber más?

El Fortean Times, periódico online

La web del Instituto Fort


La Ciudad Perdida de los Hombres Lagarto!

lagartosUna de enigmas. El título mola, ¿eh? Y es que hay tantas cosas por ahí que me sorprende que los investigadores acaben siempre con el OVNI de Manises o el exorcismo de Emily Rose. A mí estas mezclas de arqueología con ciencia ficción siempre me han gustado más.

Vamos con la historia: Los Angeles (California) 1934. Un ingeniero, G. Warren Shufelt, y algunos ayudantes excavan un pozo de 76 metros de profundidad en North Hill, cerca de Sunset Boulevard. Shufelt está convencido de que estos sondeos acabarán por darle acceso a una red de galerías y cámaras subterráneas olvidadas mucho antes de que los indios habitaran California: los restos de una antigua ciudad del mítico Pueblo Lagarto. Equipado con una “radio de rayos X” de su invención, el ingeniero afirma ser capaz de localizar e incluso captar imágenes de lo que yace bajo toneladas de roca en el subsuelo de Los Angeles. (más…)

Los Árboles Mortíferos y otras hierbas

maneating_treeHace mucho tiempo, siendo un ávido lector de revistas como Cuarta Dimensión, Planeta, Karma 7, Mundo DesconocidoMás Allá, me tragaba todas las historias que en ellas se contaban por esa certeza (que los adultos comparten al 80%) de que lo que está impreso en papel debe ser verdad.

Una de aquellas historias, poco repetida porque no se trataba de OVNIs ni de ectoplasmas, narraba inquietantes leyendas procedentes de la Kamchatka: una península boscosa al este de la Unión Soviética de difícil acceso en la que los investigadores enviados por Stalin habían hallado rarísimas especies botánicas. Una era la Orquídea Negra, de perfume venenoso, cuyo último ejemplar había desaparecido de la mesa del científico que la estudiaba dejando atrás su cadáver… asesinado por manos desconocidas. El otro espécimen que recuerdo era un árbol carnívoro que expelía un narcótico en un radio de unos pocos metros en torno a su copa. Los animales o exploradores que se acercaran y cayeran en el error de recostarse bajo el tronco a descansar ya nunca despertarían, y sus restos pasarían a abonar el suelo en torno a la planta.

Nunca más fui capaz de encontrar referencias sobre estos vegetales mitológicos, incluso con la potente Biblioteca Global de que disponemos. De hecho descubrí que Kamchatka es un sitio regularmente visitado, nada salvaje, y no la especie de selva subtropical asesina que se describía. Pero hace poco, leyendo… (más…)

El Monstruo de Tully

shadowoutoftimeDesde hace años me dedico a la recolección o adquisición de fósiles -residuo de lo que debía ser mi profesión actual si el mundo funcionase como debe- y últimamente he conseguido estupendos ejemplares del Carbonífero de Polonia. Esto irá en otro post. Mi fascinación por la vida antigua viene de siempre, pero conocer la obra de H.P.Lovecraft no hizo más que incrementarla al mezclar conceptos como la paleontología, la arqueología, los extraterrestres, monstruos y fantasmas todo en uno. Genial.

Precisamente uno de los relatos del genio de Providence. The Shadow Out Of Time (La Sombra Más Allá Del Tiempo) se ambientaba simultáneamente en la América de los años ’20 y en el Carbonífero-Pérmico de Australia, hace 300 millones de años. Una civilización cuyos miembros eran una forma de vida inclasificada, con aspecto de conos carnosos de tres metros de altura y varias probóscides, dominaba las selvas de la joven Tierra compartiendo sus dominios con la raza pseudoequinoderma de la Antártida y ciertos seres polipoides que mejor no mencionar. (más…)

El Área 51 existe

area51_sign¡El famoso recinto secreto de las Fuerzas Aéreas USA, el Santo Grial de los ufólogos y conpiranoicos, se ha revelado al fin! Aunque, la verdad es algo sosa.

El Área 51 es una porción de la base Nellis de las FFAA situada en Groom Lake, Nevada. La existencia de estas instalaciones (El Rancho, La Caja, Cuadro Rojo, La Granja, entre otros nombres que tiene) fue negada desde siempre por el gobierno americano, y desde siempre se la ha tenido como posible emplazamiento de pruebas para tecnologías secretas, incluyendo derivados de tecnología alienígena obtenida por distintos medios. Estas teorías son fomentadas por el secretismo con que la Fuerza Aérea rodea la zona: el área alrededor del lago (seco)  está permanentemente fuera de límite para los civiles y el tráfico aéreo regular de la milicia, protegida por estaciones de radar, sensores de movimiento bajo tierra y helicópteros y guardias armados.

Las fotos aéreas de los hangares del A51 son anteriores a Google Earth: ya en 1988 un satélite soviético tomó imágenes que dejaban claro que había algo. La teoría ET proviene de las declaraciones de un tal Robert Lazar al año siguiente,y a partir de ahí, el circo estaba montado.

El caso es que desde 2007 el tema del A51 estaba siendo desclasificado, sobre todo en referencia a ciertos prototipos (el programa OXCART, desarrollo del avión A-12 y componentes), y ahora han hecho pública la existencia del A51 y su relación directa con las 2850 pruebas aéreas del A-12. Por supuesto se descarta toda la historia alienígena: sí hubo ingeniería inversa, pero de aviones soviéticos. Algunos técnicos han hecho declaraciones públicas, e incluso se afirma que el proyecto Libro Azul para investigar y explicar casos OVNI era una tapadera del OXCART (de hecho, Libro Azul se canceló en el ’69, un año después de que el A-12 fuese retirado).

No sé, esto suena a que están aprovechando la maniobra de desclasificación del A-12 para tapar otras cosas. ¿Qué cosas? A saber; pero al menos el Área 51 ya forma parte del mundo de lo real y tangible.

La noticia en el Los Angeles Times, de hoy mismo (fresquita)

Goatsinator

t-goatEl misterio de la identidad del hombre detrás de goatse.cx puede haber sido desvelado: no es un humano después de todo. Es un emisario de las máquinas. Ya sabéis… Skynet… el Juicio Final.

Todo gracias a una pizca de suerte y algo de investigación. Advierto que la imagen de Modern Mechanix es bastante perturbadora. Picad en la foto para más señas.