Las Esferas Misteriosas, II: El Valle de la Muerte

Esta es otra de esas fabulosas noticias rusas que hay que tomarse con un grano de sal. A unos 800 kilómetros de Tunguska, en la Yakutia siberiana, hay otra región en la que se supone que aconteció un evento similar al de 1908. El suceso del Podkammenaya Tunguska está bien documentado y sigue siendo uno de los raros enigmas científicos compartidos tanto por hombres de ciencia estrictos como por los investigadores límite, pero de lo que supuestamente pasó hace ocho siglos en la zona del río Olguidakh sabemos bien poco. El lugar es respetado, si no temido, por los nativos -como ocurre con la Siberia en general, una tierra hostil que más vale tratar con tiento: kanun kotan, la tierra de los dioses malignos- y existe la creencia de que quien se queda demasiado tiempo allí enferma y muere: por ello las tribus nómadas yakutias lo llaman Uliuiu Cherkechekh, el Valle de la Muerte.

Por lo visto este valle -o valles- rodeado de taiga (bosques antiguos de coníferas, cerrados y poco transitados) es  una zona pantanosa infestada de mosquitos y con poca caza, lo cual de por sí justifica el nombre y el abandono por parte de los nativos. La leyenda habla de grandes construcciones hemisféricas de metal semienterradas, en las cuales no es juicioso permanecer demasiado tiempo. Estas estructuras, llamadas por los locales olguis (calderos) o kheldyu (casas de hierro), están asociadas a fenómenos extraños y enraizadas con la tradición popular que las atribuye a los demonios Niurgun Bootur Tong Duurai. (más…)

Las Esferas Misteriosas, I: El Pozo de la Media Luna

Una de las historias de enigmas arqueológicos que me impresionó más en su momento fue la que narra Jacques Bergier en su Libro de lo Inexplicable referente al “Pozo de la Media Luna”. Hace algún tiempo, recuperé cierta información sobre el supuesto suceso de los montes Tatra y tenía listo un post sobre el tema, pero ahora he descubierto otros hallazgos similares en Siberia que podrían estar relacionados, así que serán dos artículos.

El problema de todas estas historias rusas es que casi siempre son espectaculares, carecen totalmente de pruebas materiales y su ubicación geográfica es difusa (lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta la inmensidad de la tundra eurasiática y su relativamente escasa población). Normalmente se remontan a principio del siglo pasado, desde el episodio de Tunguska (mejor documentado) hasta acontecimientos anteriores a la disolución de la URSS. Pero los soviéticos tenían un especial interés por todas estas historias paranormales, las cuales además eran utilizadas como arma ideológica por sus servicios de propaganda; así que toda esta información es como poco dudosa.

El caso del Pozo de la Media Luna se remonta a la segunda guerra mundial, con lo cual es relativamente reciente. Supuestamente ocurrió en los bosques de la Eslovaquia ocupada por los nazis, cuando al refugiarse un grupo de la resistencia en una caverna, uno de ellos –Antonin Horak– descubrió una gigantesca estructura empotrada en la roca, de incalculable antigüedad y construida con material y propósito desconocidos. Dejo aquí una transcripción del relato tal como se publicó en la versión castellana del libro de Bergier (colección Otros Mundos de  Editorial Plaza y Janés) que recomiendo leer antes de seguir. Esta es, por otra parte, casi la única fuente de información que puede encontrarse sobre el asunto:

Pozo Media Luna.pdf (más…)

Percy Fawcett y la Ciudad Perdida

De alguna forma que no viene al caso he ido a dar con una transcripción del Manuscrito 512 de la Biblioteca Nacional de Río de Janeiro. Este documento –Relação histórica de huma (sic) occulta e grande Povoação antiguissima sem moradores, que se descobriu no anno de 1753- relata el descubrimiento casual por parte de unos bandeirantes (colonos del Imperio Brasileño en la Amazonia) de una ciudad de piedra abandonada en medio de la selva, de una antigüedad notable y un nivel de civilización bastante más alto de lo que cabe esperar en esas regiones.

Las leyendas de ciudades perdidas en la Amazonia no son nuevas, y Brasil es un país que desde su origen ansía tener algún tipo de patrimonio arqueológico importante, por lo cual no suelen dejar sin investigar cualquier posibilidad. Aún así, la inmensidad hostil de la selva sudamericana la hace muy complicada de explorar incluso en estos tiempos en que agoniza atravesada por carreteras y megacultivos de soja. Hace algún tiempo escribí un resumen de la leyenda de Akakor, parte de una red de ciudades prehistóricas unidas por estructuras subterráneas, herencia de una cultura olvidada. Si nos creemos la historia, Akakor está protegida por tribus hostiles y fuerzas desconocidas que han acarreado la muerte a muchos de los valientes (o imprudentes) exploradores que han intentado encontrarla.

Lo llamativo del 512 es que es un documento real, totalmente documentado y fechado, y no tiene el aspecto de ser una metáfora novelada o los desvaríos de un loco. Este documento fue una de las muchas pistas que llevaron a Percival Harrison Fawcett a la malograda expedición de 1925 al Alto Xingu de la que nunca volvió, y que lo convirtió en leyenda. (más…)

Caso Roswell: no eran ET sino nazis mutantes comunistas!

Tras las recientes desclasificaciones de ficheros del FBI que revelan informes sobre OVNIS (entre ellos el asunto Roswell, supuesta recuperación de un platillo volante con ocupantes alienígenas en Nuevo México en 1947) una nueva versión se añade a la sopa de información ofrecida al público.

Los expedientes del FBI no aportan gran cosa, pero al menos determinan que en aquellos tiempos la Oficina se tomó en serio el asunto OVNI. Algunos informes como el de Guy Hottel describen observaciones y testimonios pero sin posterior corroboración o análisis.

Ahora la periodista Annie Jacobsen, en su libro Area 51: An Uncensored History of America’s Top Secret Military Base, explica que el vehículo no era una nave extraterrestre ni un globo meteorológico, sino un avión experimental nazi enviado por Stalin para desestabilizar el sistema norteamericano. En aquellos años de preguerra fría sólo los americanos tenían el arma atómica, pero los maquiavélicos planes del premier soviético implicaron al mismísimo Mengele en un proyecto perturbador. (más…)

El Perripollo de Irán: Chupacabras II

Y seguimos con Irán: en una nota de prensa de la Islamic Republic News Agency (IRNA) (Tiene su gracia el acrónimo+anagrama) se comenta el hallazgo de un extraño críptido en la localidad de Meshginshahr (Ardebil, al noroeste del país). La criatura, de tamaño medio, parece ser un ave dotada de fuertes patas corredoras y un cráneo dinosauroide.

Un equipo de técnicos de la Organización para la Protección del Entorno fueron destacados a Meshginshahr por si fuera alguna nueva especie de ave, pero un aldeano ya había ocultado los restos. Eso sí, pudieron obtener una imagen del enigmático animal en que se aprecia el cráneo reptiliano, dotado de grandes caninos y molares. ¿Cómor? A ver esa foto…

Bien, la parte inferior es claramente terópodo, pero más que reptiliano yo diría que es pollo marrón de toda la vida. El cráneo es muy estilizado para ser perro; tal vez sea de zorro. Por decirlo claramente: no es cuestión de dudar o no a qué clase pertenece sino a qué especie.

El enigma consiste en saber a quién se le pudo ocurrir colocar la calavera de un perro cánido encima de un pollo decapitado. Y que luego alguien vea el collage y salga en prensa y páginas web. Es de vergüenza. ¡Desde luego que la gente por rellenar webs pone cualquier cosa!

La noticia (con todo detalle) en PressTV. Visto en El Paleofreak.

RayoMan: ¿fake?

En este vídeo de cámara callejera de seguridad podemos ver una escena nocturna vulgar y corriente. Hasta el segundo 26, en el que un transeúnte haciendo footing es alcanzado por un rayo… y se levanta. Y es golpeado por otro rayo unos metros más allá. Y se vuelve a levantar.

Lo más dudoso del asunto es que no se sabe de dónde sale el vídeo y además, bueno, que esto es muy improbable. No tanto que el rayo caiga dos veces como que el tipo pueda -y quiera- levantarse. En mi opinión es falso, algún viral para una película tipo Shyamalan. Pero da que pensar: con tantas cámaras CCTV como se han instalado en los últimos diez años por las calles de todo el mundo después del 11-S, ¿cuántos fenómenos extraños no se estarán registrando, que de otra forma pasarían por cuentos de viejas o simplemente no se verían?

Noticia en el Daily Mail; visto en Cryptoworld.