Prueba de viajes en el tiempo?

Una foto más a añadir a las pruebas de crononautas descuidados que pululan por nuestro pasado. Esta cola es para ver el estreno de Star Wars (primavera de 1977) y se ve claramente a uno con la típica chaqueta de nylon inflado que no se puso de moda hasta diez años después.Cola para el estreno de Star Wars con un viajero en el tiempo

Yo tuve una y eran cómodas y abrigadas, aunque algo frágiles con el fuego y objetos punzantes. Ahora están de moda otra vez (si bien los michelines son más pequeños) y la verdad, ¿quién que haya visto The Force Awakens no volvería a 1977? Aunque sólo fuera un par de horas.

La foto es de Kenner Collector.

Las conexiones de la Fuerza, II: la nueva saga

(Esto es la segunda parte de otro post. ¿No lo has leído? )

En la entrega anterior estábamos a finales de los ’70. La 20th Century Fox había estrenado Star WarsLucas se había convertido en un poder a tener en cuenta. Todos los otros estudios se subieron al carro galáctico y en poco tiempo Battlestar Galactica, Star Trek: The Motion Picture, Alien y otras empezaron a animar el mercado cinematográfico. Y no sólo con la temática, también en otros aspectos: por ejemplo las bandas sonoras empezaron a dominar con sinfonías grandilocuentes donde antes había largos silencios. Hacia 1978 Lucas estaba compaginando el guión lo que sería la primera de las secuelas…

El Segundo Anillo de Poder, de CastanedaPor otra parte, en el mundo de los brujos, Castaneda estaba iniciando con su nueva saga un proyecto totalmente diferente. La historia de los brujos mazatecos se había cerrado con su aparente muerte, y las historias narradas en los siguientes dos libros cuentan con personajes y situaciones muy distintos: un grupo de brujas de comportamiento errático que conforman el equipo que debe liderar Castaneda. Cual manada de JarJares Binks, las brujas locas no funcionaron muy bien, y los siguientes libros consisten en flashbacks de la época de Don Juan -es decir, entre 1960 y 1973. Se centran más en describir ciertos “pases mágicos” cuya finalidad es acumular poder personal para poder dar esos saltos perceptuales y entrar en modo Matrix, aunque la finalidad última de estas descripciones se estaba cocinando. Como hemos dicho, el mundo de los guerreros es un mundo de mentiras.

Hay que decir que el propio Castaneda es un ser esquivo. Apenas hay un puñado de fotos suyas, y se negaba a ser filmado o grabado; la información biográfica es fragmentaria y confusa, a pesar de que no pocos han rastreado todas las pistas. Se supone que parte del entrenamiento del guerrero consiste en borrar la historia personal, es decir, eliminar toda conexión con otros individuos para reconfigurar la estructura del capullo luminoso o cuerpo energético. Castaneda reemplazó el vacío de información por trolas, mentiras que se contradecían mutuamente permitiéndole crear un personaje socialmente viable y a la vez oculto. ¿O acaso esto es otra mentira? Es difícil de decir. Sí es cierto que algunas de las brujas mencionadas en esta nueva saga –Carol Tiggs, Florinda Donner-Grau y Taisha Abelar– eran personajes de carne y hueso que posteriormente confirmarían sus historias. (más…)

George Lucas y Castaneda: las conexiones de la Fuerza

George Lucas y Alec GuinnessLa historia es más o menos así: un anciano exiliado en un desierto, perteneciente a orden de guerreros-filósofos que utilizan ciertos poderes conferidos por el conocimiento de una realidad superior, contacta con un joven y lo convierte en su aprendiz. Las consecuencias de esta alianza llevarán finalmente a una renovación de la orden… os suena? Y si os digo que el viejo brujo no se llama Obi-Wan, sino Don Juan? En este artículo sumamente friki vamos a dar un repaso a las conexiones entre el mito cinematográfico creado por George Lucas (Star Wars) y la serie literaria de Carlos Castaneda inaugurada con Las Enseñanzas de Don Juan, sus intrincadas conexiones y algunos tristes finales. Y no, no me refiero a Jar Jar Binks. (más…)

Sereg

Este mediodía he visto en las estanterías de cerveza del super un botellín de una negra, de marca genérica, que he comprado para poder hacerle las fotos. La marca la he pixelado por discreción para hacerla indistinguible. Hela aquí:

(Bueno, picad la foto para verla más grande y todo eso) El diseño de la botella es sobrio, y pone pues eso: CERVEZA – NEGRA y poco más. Arriba tenemos una cruz céltica, en el medio un rosetón de nudos y algunos tréboles como para indicarnos la verde Irlanda. No está mal, ya que la cerveza negra por excelencia es la stout inglesa/irlandesa que casi se puede identificar con el pueblo celta (aunque hubo celtas por casi toda Europa y eran originarios de la cultura de Hallstatt en Austria, donde más marcaron su presencia fue en Irlanda-Escocia y la Bretaña francesa). De hecho sabemos que este pueblo ya fabricaba una especie de cerveza negra hace 2550 años, mejorando la receta original egipcia.

Personalmente prefiero una buena brune belga, es menos amarga, o incluso una schwarzbier. En fin, a lo que íbamos que es la razón por la que me fijé en esta botella y acabé llevándola a casa: el diseño. En torno al rosetón de la etiqueta frontal hay una inscripción. ¿En… celta? No…

No soy experto en lenguas muertas, pero esto parece ser una inscripción en tengwar cursiva, tal vez de un texto en élfico sindarin aunque me da la impresión de que son caracteres al azar. Para poner algo celta deberían haber usado runas o tal vez ogham, aunque algo en gaélico o irlandés escrito con sus propias tipografías -las que usaban la notación seanchló– queda mucho más bonito y de hecho se parece bastante al tengwar, como se puede ver en las páginas del Book of Ballymote. Así que presumo que esto es un guiño del diseñador… ¡un aplauso para él!

La fuente Tengwar Annatar para escribir en élfico (freeware © Johan Winge)
Freakie al cubo: cómo escribir klingon en tengwar
Medio freakie: Tu nombre en élfico. En mi caso Cundmaethor Erubadhron, que se pronuncia como Condemor Egromenauer o algo así (no he estudiado bien las reglas de pronunciación élficas).

El fin del mundo y las hipotecas

Este sábado, según Harold Camping y compañía, es el fin del mundo, esta vez en la forma del Arrebatamiento y posterior aniquilación del mundo por Dios. Una posibilidad interesante para mí, que me acabo de meter en una hipoteca y un préstamo reforma. Pero esto ya lo decía Hergé hace años antes de que lo censuraran:

(CUIDADO! Intento de chiste racista pre-nazi más abajo) (más…)