Energía con los pelos de las orejas

Orejas pelúas La investigación sobre una proteína –prestina– que reacciona a los impulsos eléctricos contrayéndose y dilatándose (con lo cual amplifica las señales auditivas) puede llevar a caminos insospechados. La conversión movimiento-corriente es bidireccional, y se investiga en la fabricación de tejido proteínico capaz de generar electricidad con el movimiento (por ejemplo de las ropas o del viento). Un tejido vivo, autorreparante, que podría servir para fabricar por ejemplo trajes de astronauta que alimentaran sus propios circuitos con el movimiento.

vía BoingBoing.

La Maniobra Takei

Takei descontrolado Una noticia que debería hacer pensar a más de uno en cómo tomarse las ofensas. Un jugador de baloncesto americano, Tim Hardaway, hizo unas declaraciones bastante chulescas (supongo que por llamar la atención) algo así como:

“Odio a los homosexuales. Que se sepa, no me gustan los gays. Soy homofóbico”

Por lo visto el actor George Takei -especialmente conocido por su papel como Hikari Sulu, piloto del USS Enterprise en la serie clásica de CF Star Trek– se tomó a mal el comentario. La respuesta es, al mismo tiempo, elegante y ordinaria, y no me he adaptado a ver la cara de perverso humorista del señor Sulu hacia el final del video. (Ahora entiendo también esas miraditas de reojo a Will Shatner en la serie).

Cruel pero necesario escarmiento a un comentario bastante torpe a estas alturas del siglo XXIII XXI.

Nota: WordPress sigue sin poder embeber videos de YouTube, así que aquí va el link. Qué inconveniente.

Haciendo amigos

Esperanza en el Antártico
Una noticia de las que deberían salir en la prensa, y no tantas masacres que amargan el almuerzo/cena.

El ballenero japonés Nisshin Maru sufrió un incendio el jueves mientras transitaba por aguas antárticas, en una expedición un mes de duración para la recogida de (esperaban)  850 ballenas Minke y 10 rorcuales del Norte. El fuego se extendió provocando una víctima e inutilizando la maquinaria, de forma que la nave quedó inmovilizada.

Otra nave que rondaba por las cercanías, el M.V. Esperanza, se ofreció a ayudar al Nisshin Maru; pero resulta que ¡oh ironías! ¡El Esperanza es una de las naves de la flota de Greenpeace! Los japoneses declinaron la oferta de socorro y tienen ahora a sus marineros mirando pingüinos hasta que se decidan a aceptar ayuda, aunque se dice que un petrolero nipón podría pasar por allí a rescatarlos.

¿No sería bonito que se reunieran y se hicieran amigos, allí mismo en el océano austral, al calor de un buen fuego de petróleo y comiendo jugosos filetes de pingüino? La colonia más grande de pingüinos de Adelie está a 100 kilómetros de allí.

BBC News (la foto es suya también)

El (Nuevo) Mecanismo de la Evolución

Darwin Fish, el pez que caminaHay muchas teorías acerca de cómo evolucionan los sistemas vivos. Desde Lamarck y sus jirafas estirando el cuello para hacérselo más largo a las  ha habido un largo camino de comprensión y aprendizaje: aun así, cuando creemos tenerlo todo controlado, aparece algo nuevo.

Una cosa curiosa de la vida terrestre es que aparte de evolucionar casi siempre a estructuras más complejas (cosa que no siempre sería necesaria) se va acelerando. Tardamos dos mil millones de años en empaquetar una célula básica y sólo cien mil en pasar de monos peludos a sapiens depilados. Aparte de que la parte del principio era más difícil, la cosa no deja de tener su miga.

El mecanismo considerado habitual, la mutación por errores de transcripción o agentes mutágenos externos, es lento y no explica la explosión de vida del Cámbrico, por ejemplo. Los cambios ambientales están ahí, pero el caso es que la mutación debe ocurrir sola.

Ahora un equipo de la Rice University (USA) parece haber dado con un mecanismo alternativo, más rápido y que explicaría la aceleración del proceso con el tiempo: bacterias y virus pueden servir como “polinizadores” llevando trozos de ADN de las células huésped a otras y recombinando a lo bestia. Un poco (sólo un poco) como lo que pasa al unirse las células de nuestros padres para crear un nuevo ejemplar, pero en este caso entre especies. Este proceso se llama HGT (Transferencia Horizontal de Genes) y fue ridiculizado al proponerse en los foros científicos hace cincuenta años. Hoy sabemos por los (je, je, antinaturales) experimentos modernos que el ADN de una especie puede pasarse a otra y crear quimeras (ejemplo: el cerdo fluorescente al que le han metido ADN de medusas). De hecho, los modernos sistemas de rastreo genético pueden esbozar un diagrama evolutivo en el que estén implicadas HGT, como dice Michael Deem, bioquímico y genetista, rastreando por ejemplo el origen del sistema inmune adaptable de los vertebrados en una transferencia hace unos 400 millones de años.

Ah, cuidado: el pez con patas tiene un link a una página que venden pegatinas. Esto no es publicidad, simplemente que las pegatinas son graciosas.

Leído en Physorg.

La Esperanza Es Lo Último Que Se Pierde!

PatitoEste patito fue cazado en Tallahassee (USA), recibiendo dos perdigonazos (en el ala y la pata); el shock provocó que los cazadores pensaran que estaba muerto y se lo llevaron, guardándolo en el frigorífico. A los dos días, cuando fueron a sacarlo, el pato asomó la cabeza.

¡Estaba vivo! El metabolismo del ave, rebajado por el frío, lo había conservado estable durante 48 horas a pesar de las heridas. Ya en el veterinario, se le curaron las heridas y es muy probable que se reponga, aunque las secuelas posiblemente le obliguen a vivir en un santuario para animales salvajes. Para que hablen de un golpe afortunado.

BBC NEWS | Americas | Duck survives two days in fridge

ACTUALIZACIÓN!
La pata Perky (ya tiene nombre) fue operada el sábado pasado para curarle las heridas. Durante la intervención, cesaron sus funciones respiratorias y, a pesar de los repetidos esfuerzos por recuperarla, falleció.

¡Por unos momentos!  Cuando ya habían abandonado la reanimación y estaban pelando las patatas para la guarnición, Perky levantó la cabeza por segunda vez desde lo del frigorífico. Ahora se recupera felizmente en el santuario Goose Creek, Tallahasse.

Un nuevo enfoque sobre el cáncer?

MitocondriaHace ya mucho tiempo -en los años 30- un bioquímico alemán, Otto Warburg, describió un fenómeno diferencial entre las células cancerosas y las sanas: mientras que las sanas usan unos corpúsculos llamados mitocondrias para generar energía, las enfermas lo hacen mediante glicólisis (que ocurre por todo el cuerpo de la célula). Este método ineficaz sólo es usado por las sanas en situaciones de escasez de oxígeno.

El tiempo hizo que el “efecto Warburg” quedase relegado al olvido, dando por hecho que esa diferencia en la obtención de energía era más un síntoma que un aspecto esencial de la célula enferma.

Ahora resulta que una droga relativamente común, el dicloroacetato (DCA), que se usa en pacientes con enfermedad mitocondrial, también tiene un efecto colateral sobre las células cancerosas: revierte su mecanismo de síntesis de energía bueno, con lo que dejan de usar la glicólisis.

Y además les reactiva el sistema de autodestrucción.

Todas las células tienen unos sistemas que, en caso de malfuncionamiento, la destruyen; las cancerosas no, por lo que son inmortales. Esa es la causa de que los tejidos enfermos se expandan sin control. Una vez que el DCA pasa por el tejido canceroso, éste se reduce. Se ha probado en ratas con tumores humanos y funciona.

Pero hay una pega: el DCA es una molécula antigua y no tiene licencia de fabricación. Además es barata. ¿Interesa a los laboratorios encontrar un tratamiento barato para el cáncer? Hmmm.

La noticia, en Short Sharp Science