R.I.P. Ray Harryhausen, 1920-2013

rayharryhausendevilSe nos ha muerto a los 92 años (en Londres) el genial técnico de efectos especiales y mago del stop-motion Ray Harryhausen. Habrá gente que no conozca su nombre pero seguramente sea el técnico más famoso de Hollywood, con una filmografía que se remonta a finales de los años ’40 y que todos hemos visto más de una vez. La tierra contra los platillos volantes, Simbad y la Princesa, Jasón y los Argonautas, Furia de Titanes… ¿Quién no recuerda la batalla de los esqueletos, o esas luchas épicas de dinosaurios y monstruos gigantes que ahora se nos antojan kitsch pero en su momento fueron proezas de la animación fotograma a fotograma? Como todos los genios, empezó de jovencillo, haciendo marionetas y máscaras por diversión (por lo visto con la complicidad de su amigo Ray Bradbury). Cuando descubrió la forma de canalizar esta creatividad y fantasía en el mundo del cine, fue imparable. Las criaturas de Harryhausen eran protagonistas por derecho en sus películas, no simples efectos especiales; igual que Jim Henson, sabía imprimirles carácter y alma. Buen camino, Ray.

Un surtido de criaturas del maestro:

Para quien quiera saber más, un artículo muy completito en Las Horas Perdidas, con bocetos y entrevistas.
Visto en CartoonBrew y muchos sitios.

R.I.P. Ian Abercrombie, viva el nuevo Emperador

papatinePara quien siga la serie de animación Clone Wars (de la franquicia Star Wars ahora propiedad de Disney) tal vez resulte curioso saber que quien presta la voz meliflua y refinada al Canciller Supremo Palpatine -futuro Emperador galáctico- no es el actor escocés Ian McDiarmid, que lo encarna en las películas, sino otro británico: Ian Abercrombie, que ha fallecido esta semana a los 77 años. Abercrombie, además de actor de voz, participó en innumerables papeles a lo largo de su vida. Las casualidades del mundo del cine, hizo físicamente de Alfred Pennyworth (el mayordomo de Batman) en un spinoff llamado Birds of Prey. El actor que ponía la voz de Alfred en la serie de dibujos de Batman era el neozelandés Clive Revill… que hizo de Palpatine en El Imperio Contraataca. Sin duda el acento elegante de un inglés es necesario para algunos personajes! (Por cierto, en la misma serie de Batman, la voz del Joker era… Mark Hamill, Luke Skywalker para los amigos)

El tema es que la serie Clone Wars prosigue, y como reemplazo para el doblaje de Palpatine se ha escogido a otro monstruo interpretativo al que admiro mucho, aunque no sé si le irá el papel: Tim Curry.  Os suena? El filántropo rumano Herkemer Homolka en Congo, el doctor Frank N. Furter en Rocky Horror Picture Show, el payaso Pennywise (no Pennyworth!) en IT.

A ver qué tal se le da, pero como Palpatine empiece a ofrecer globos de colores a los Jedi la serie se va a poner interesante.

Visto en collectorscantina.com

Actualización: George Lucas acaba de anunciar que se cancela la serie, así que el pobre Tim Curry habrá podido hacer poca cosa.

R.I.P. Marty, 2010-2012

Marty, el gato que inspiró a su dueño la creación del Nyan Cat, se ha muerto; según informe de su dueño, Chris Torres, de la misma enfermedad que se llevó a su hermano hace un año, Peritonitis Infecciosa Felina. Por lo visto hay unas cuantas enfermedades de gato que son a) infecciosas y b)mortales de necesidad.

Es una gran pérdida para Internet, que como ya se sabe está compuesta de pornografía y gatos. Buen camino, Marty.

nyan.cat
Noticia en cheezburger

R.I.P. Sylvia Kristel, 1952-2012

Sylvia Kristel, la actriz holandesa famosa por su papel protagónico en la película Emmanuelle (no confundir con Laura Gemser que era Emmanuelle negra) ha fallecido el viernes pasado. La verdad es que aparte de las siete películas de la saga Emmanuelle hizo bastantes cosas más, pero la gente es así y siempre la recordará en aquel sofá de mimbre. Buen camino, Sylvia.

R.I.P. Neil Alden Armstrong, 1930-2012

Neil Armstrong, astronauta, ha muerto hoy a los 82 años de complicaciones relacionadas con la operación de corazón que tuvo a principios de mes.
El joven Armstrong se sacó el carnet de piloto de aviones (con sus ahorros) a los quince años, antes que el carnet de conducir. Piloto de pruebas para la NACA* desde 1955, voló en más de doscientos tipos de aparatos distintos -aviones, helicópteros, aviones cohete, planeadores- y en el ’62 se convirtió en astronauta. Un tipo frío y sereno, era capaz de enfrentarse a situaciones horribles; tal vez eso le valió para ser nombrado Comandante de Misión en el Apolo 11 y ser uno de los dos primeros hombres en pisar la Luna**.

Buen camino hacia arriba, Neil.

Biografía de Armstrong en la web de NASA.
Noticia en BBC News.

*National Advisory Committee for Aeronautics. Lo que luego sería la NASA.
** que sí, que fueron.

R.I.P. Carlo Rambaldi, 1925-2012

Carlo Rambaldi murió el viernes pasado en Calabria, donde vivía hace tiempo, con 86 años. El nombre puede sonarle a la gente de más de treinta años… este señor, formado en la escuela de Bellas Artes de Bologna, era un técnico de animatrónica (o mecatrónica), disciplina que tuvo su auge en los años ’80 y ahora está un poco venida a menos. Mediante motores eléctricos, poleas y sistemas hidráulicos controlados electrónicamente, y una cubierta de poliuretano y silicona modelada y pintada con primor, las marionetas hiperrealistas de Rambaldi dieron vida a más de una criatura famosa de Hollywood.

La primera de la que llegué a oír fue el King Kong de Dino de Laurentiis: un gigantesco mecanismo de acero cubierto con pieles y cuero de caballo, con el que Rambaldi hizo a tamaño real la mano, la cabeza y otros elementos del gorila para los primeros planos. Luego vino el Alien de Ridley Scott, cuya cabeza es un prodigio de hidráulica portátil; los “grises” de Encuentros en la Tercera Fase y el ET de Spielberg, el Dagoth de Conan, los bichos de Dune… y también infinidad de otros efectos en películas cutres.

Según el propio Rambaldi, que desdeñaba los efectos digitales, el coste de una criatura moderna en CGI es unas ocho veces superior al del mismo bicho mecatrónico; hacer ET (que costó un millón de dólares y se hizo en tres meses) en digital implicaría el trabajo de unos 200 infografistas y técnicos durante cinco meses, más los equipos. Pero, al igual que pasa en oposición a las maquetas de naves y los exteriores y las escenas con extras, la imagen CGI ofrece control total al estudio, cosa nada desdeñable. ¿Que se ve plasticoso y falso? Ya se acostumbrarán.

Pero todos sabemos que todo ese terror tecnológico es insignificante en comparación con el poder de la Fuerza creatividad de un artesano brillante. Buen camino, Carlo.

Noticia en La Repubblica.