Las torres nazis

diarioUna de las cosas que Viena (ciudad de lujo, asociada a los oropeles del Imperio) generalmente no enseña son las torres del parque Ausgarten, Arenberg y Esterhazy. Son unas construcciones curiosas: torres de cemento de aspecto robusto, erizadas de emplazamientos para armas pesadas. Yo me acerqué a una de ellas (una de las del Ausgartenpark) que está allí en medio de los parterres de flores, tan fuera de lugar como un AT-AT en Versalles. (más…)

Las Cuevas de Hielo

Carretera abajo desde Salzburgo a la región de Carinthia, se atraviesan una serie de macizos montañosos que son las primeras estribaciones de los Alpes: abruptas masas de granito cubiertas de bosques oscuros, con valles por los que dejan pasar casi con lástima a ríos y autobahns. Quince kilómetros al sur de la ciudad de Mozart está Hallein. Todos los toponímicos recuerdan la sal y su versión mineral (halita, del griego yalinos=de vidrio) y es que esta región era el centro de la minería de sal desde el Neolítico, con la consiguiente riqueza: la sal común era un bien preciado en la antigüedad. (más…)

La crisis de los tulipanes

tulipan_negroCasualmente visitando los Países Bajitos me enteré de una historia que parece ser famosa entre los economistas, un cuentecillo de avaricia, estupidez y esas cosas de la naturaleza humana.

Érase que se era en Holanda, siglo XVI: Los bulbos de tulipán (en colores lisos) son traídos de Asia Menor; un tal Carolus Clusius se dedica a criarlos en el botánico de Leyden. Un virus ataca a los cultivos, provocando variedades mutantes de colores llamativos (los ahora llamados Rembrandt, con tonos rayados): la demanda se dispara. Holanda en estos tiempos era un país boyante, debido al intenso comercio con las Indias. Sobra dinero y la gente puede gastarlo en cosas como cuadros, arte, tecnología, mejoras en el modo de vida… y chorradas. (más…)

Una visita al Rijksmuseum

skull1¡Por supuesto que he ido a Amsterdam a ver arte, no a fumar porros! Para eso me quedo en casa.

El Rijks tenía además en exposición la curiosa calavera de brillantes del británico Damien Hirst . Una pieza insípida, si se me permite la opinión. Es un vaciado en platino de un cráneo humano, revestido en diamantes por dentro y por fuera. La gente haciendo cola para verla… sin más remedio, porque estaba atravesada en las salas generales. En la tienda vendían postales a 4 euros y demás souvenirs a precios desorbitados: no traje nada, que se amorticen ellos el capricho.
Las exposiciones fijas son más interesantes; pero cuidado! Iba con el ojo cibernético activado. Estas son las curiosidades que ve un diseñador gráfico en una pinacoteca: (más…)

La casa de Rembrandt

RembrandthuisEn una calle muy céntrica de Amsterdam (Jodenbreestraat) se encuentra la que fue casa del pintor Rembrandt van Rijn durante su vida. Convertida en museo, la Rembrandthuis alberga una colección de grabados y también exposiciones temporales. La esperanza de ver muchos dibujos del autor se esfuma pronto: apenas hay unos veinte grabados expuestos en lo que fuera el taller de impresión. Pero la casa, reconstruida aproximadamente como debió ser en vida del artista, nos da una importante lección… (más…)