El gobierno iraní pasa por momentos de escándalo paranormal estos días, desde que el Ayatollah Alí Khamenei -supremo líder espiritual del país- acusó a un grupo de las altas esferas políticas adjuntas a Mahmoud Ahmadineyad de prácticas mágicas. Usando poderes sobrenaturales, este grupúsculo incrementaba su control político en oposición al Ayatollah.

Según fuentes iraníes varios miembros cercanos al primer ministro y al jefe de estado han sido arrestados acusados de invocar djinns, esas criaturas de trato tan peligroso creadas por Allah y conocidas en Occidente como los genios de la leyenda. Uno de los arrestados, Abbas Ghaffari, es descrito como un hombre de especiales habilidades metafísicas y “conexiones con los mundos ocultos”.

Al parecer, todo esto está relacionado con la obsesión de Ahmadinejad con la búsqueda del Mahdí, el nuevo guía del Islam,el Imán Oculto (su venida sería algo así como el segundo advenimiento de Cristo). El primer ministro no sólo está convencido de su inminente llegada sino también de que el gobierno USA utiliza todos sus poderes para impedirlo, cosa que ha manifestado en algún discurso.

El grupo cercano al Ayatollah no sólo piensa que es un despropósito predecir el advenimiento del Mahdí, sino que el uso de este tema para maniobras políticas es algo muy arriesgado. Y encima ahora las fuerzas de las tinieblas se mezclan en este asunto… Inshallah!

 

 

Noticia en el Guardian.

Comparte!