Un vídeo compuesto por imágenes de la sonda Opportunity en la superficie de Marte. El atardecer marciano es azul, debido al polvo que flota en el aire: de la misma forma que en la Tierra la atmósfera absorbe y refleja los tonos azules del espectro (por eso el cielo es azul) y deja al Sol blanco-amarillento cuando lo miramos directamente, en Marte es al revés. Cuando más atmósfera atraviesa la estrella es en el amanecer y el ocaso, aquí lo vemos casi rojo y allí de un azul intenso.

Vía Jet Propulsion Laboratory.