ALIEN-3Los astronautas dicen que el espacio huele a filete, o a metal recién soldado, y este es aún un misterio sin resolver. Pero los olores de este lado de la escotilla son un tema más delicado.

.La convivencia de un grupo de humanos en un espacio reducido siempre ha sido un problema para las agencias espaciales. Cosas que se toleran aquí abajo pueden convertirse en un problema cuando estás encerrado en una nave con alguien que, por ejemplo, se arranca las flemas continuamente o pega mocos bajo los mandos de la lanzadera. O, por ejemplo, tiene mal aliento.

Por ello, el programa espacial chino ha incluido en su estricto reglamento de acceso para nuevos astronautas la ausencia de caries y Aliento de Dragón, entre otras reglas como son: nada de narices mocosas, cicatrices, alergias a medicamentos… parece demasiado estricto, ¿no? Pero hay donde elegir.

Visto en io9