Complejo templario de Baalbek. Arriba a la izquierda, el Templo de JúpiterDentro del catálogo de OOPArts que vengo reseñando hace algún tiempo -me refiero a esos objetos arqueológicos misteriosos que parecen estar fuera de lugar cronológica o geográficamente- aparecen los Monolitos de Baalbek. Estos impresionantes bloques de piedra caliza y forma oblonga están situados en un yacimiento romano al este del Líbano, a 1150 metros sobre el nivel del mar, que corresponde con la antigua ciudad fenicia dedicada al dios Baal. Más adelante, durante la ocupación griega y luego romana, el lugar albergaría un complejo de templos muy importante dedicados a dioses del panteón grecolatino.

Los bloques que nos ocupan están en la base del Templo de Júpiter erigido por Augusto en el 27 a.C. El gigantesco edificio se acabó bajo Nerón sobre el año 60 d.C. y es uno de los templos más impresionantes de la antigüedad. La base sobre la que se erigieron las enormes columnas (actualmente, sólo quedan seis en pie) es la del templo de Helios, de época helenística, y tal vez ya estuviera allí en un templo anterior dedicado a Baal. En esta base aparece lo que se ha El Trilithon en la base del Templo. Nótese el tamaño de las personas arriba.denominado el trilithon: tres piedras talladas, grandes como un contenedor y de 750 toneladas cada una. Otro bloque aún más grande se encuentra en la cantera cercana: 21,5 metros de largo por 4,3 de sección cuadrada. La llaman ḥaǧar al-ḥublā, Piedra de la Embarazada.

En principio no hay problema tecnológico en el tallado in situ de un bloque de piedra con la tecnología romana (o griega, o cananea): es cuestión de tiempo y mano de obra. La cosa se complica cuando hablamos del transporte de esos bloques de 750 t., o las 1000 t. del que quedó en la cantera; los bloques más grandes de las pirámides de Gizeh llegan a las sesenta t., lo normal son 2,5 toneladas. ¿Se podría mover esa mole incluso con la tecnología actual? El caso es que sí, y con la del siglo XVIII: la Piedra del Trueno (base del monumento a Pedro el Grande) 1500 toneladas, desde Finlandia a San Petersburgo, con materiales prácticamente idénticos a los que tenían los romanos: poleas, sogas, y estructuras de madera.

La cantera de Baalbek con el nuevo monolito a la derecha. Imagen © Deutsches Archäologisches InstitutLa idea es que el bloque final se empezó a tallar pero al final no hizo falta y por eso no se siguió la tarea. De hecho, este verano el Deutsches Archäologisches Institut estaba excavando en la cantera y descubrieron otro bloque aún más gordo: 1650 toneladas, enterrado justo al lado de la Piedra de la Embarazada. Este nuevo bloque se ve en rústico y parece que no se acabaría el tallado hasta después del transporte, para evitar su rotura.

Largest ancient stone block discovered in Baalbek, en Archaeology News Network

El traslado del Trilithon, en lamentiraestaahifuera.com