Y seguimos con Irán: en una nota de prensa de la Islamic Republic News Agency (IRNA) (Tiene su gracia el acrónimo+anagrama) se comenta el hallazgo de un extraño críptido en la localidad de Meshginshahr (Ardebil, al noroeste del país). La criatura, de tamaño medio, parece ser un ave dotada de fuertes patas corredoras y un cráneo dinosauroide.

Un equipo de técnicos de la Organización para la Protección del Entorno fueron destacados a Meshginshahr por si fuera alguna nueva especie de ave, pero un aldeano ya había ocultado los restos. Eso sí, pudieron obtener una imagen del enigmático animal en que se aprecia el cráneo reptiliano, dotado de grandes caninos y molares. ¿Cómor? A ver esa foto…

Bien, la parte inferior es claramente terópodo, pero más que reptiliano yo diría que es pollo marrón de toda la vida. El cráneo es muy estilizado para ser perro; tal vez sea de zorro. Por decirlo claramente: no es cuestión de dudar o no a qué clase pertenece sino a qué especie.

El enigma consiste en saber a quién se le pudo ocurrir colocar la calavera de un perro cánido encima de un pollo decapitado. Y que luego alguien vea el collage y salga en prensa y páginas web. Es de vergüenza. ¡Desde luego que la gente por rellenar webs pone cualquier cosa!

La noticia (con todo detalle) en PressTV. Visto en El Paleofreak.