disco-protoplanetario

Estamos en una época de descubrimientos de frontera, y esa frontera es el espacio. Muchas cosas que dábamos por sentadas en cuanto a exogeología, formación de planetas y sistemas, se vienen abajo abriendo unos horizontes vastísimos y posibilidades inimaginadas.

Lo casposo del tema es que en lugar de descubrir estas cosas en nuestras relucientes naves lo hacemos sentados en una silla delante de un monitor, con los dedos amarillos de Doritos. El Ir audazmente de Roddenberry se ha convertido en un fisgoneo reprimido, y en lugar de tocar las estrellas las oteamos con telescopios en toda la gama del espectro electromagnético. Triste destino para una especie de exploradores…

TW Hydrae es una enana naranja de tipo espectral K8Ve a unos 50 parsecs de la Tierra. Es la estrella T Tauri más cercana al Sol; son soles que aún no han entrado en la secuencia principal y esta es muy joven, de 8 a 10 millones de años. La estrella parece estar formando un disco protoplanetario de polvo y gas, que en imágenes del Telescopio espacial Hubble aparece visto de frente y tiene casi 66 mil millones de kilómetros de diámetro. Ya en 2007 se anunció un protoplaneta situado muy cerca de la estrella, que resultó ser un error de interpretación. Pero esta foto parece mostrar otra cosa.

755334main1_p1320ay-673

Más o menos a mitad visible del disco de acreción se ve un hueco, provocado casi con seguridad por una masa protoplanetaria que está “limpiando” de polvo y fragmentos esa parte del disco a medida que los absorbe; lo que la teoría clásica diría que es el hueco para un futuro mundo cuya masa se ha estimado -según el grosor del hueco y el polvo que pueda haber allí- entre 6 a 28 veces la de la tierra. El problema es la distancia. El hueco está a doce mil millones de kilómetros del eje del sistema, más o menos el doble que la órbita de Plutón. Con los cálculos que conocemos, un planeta a esa distancia tardaría -por la lentitud de su giro orbital- unos dos mil millones de años en recoger el material necesario. Como la estrella sólo tiene diez millones de años a lo sumo, algo falla. ¡Se aceptan apuestas!

Noticia en NASA.

Visto en io9.