Pangolín

El pangolín, por refrescar la memoria, es ese animal extraño en peligro de extinción cubierto de placas con aspecto de escamas, que se enrolla como una bola y tiene un remoto parecido anatómico con un oso hormiguero.

El parecido es puramente adaptativo: los pangolines (Pholidota) están más emparentados con los leones o las cebras que con estos otros animales (Xenarthra). pero bueno, tienen un aire. También viven de hormigas, poseen unas garras capaces de partir una pierna humana de un golpe, y unas glándulas anales que despiden un olor asqueroso como las mofetas. Esto no evita que los cacen por su carne y sus escamas supuestamente medicinales (curiosamente, no sirven para facilitar las erecciones a viejos impotentes, que es lo que parece que hacen todos los animales en peligro de extinción).

Cota de malla hecha con escamas de pangolín indioEn realidad, hace 15 millones de años -cuando los pangolines habitaban los bosques semitropicales de toda Eurasia- Iberia era casi un continente que se estaba fusionando por el lado de los Pirineos con la emergente tierra que sería Francia. Había bastante más variedad que ahora, que sólo quedan ocho especies del género Manis distribuidas por Asia y África. El fósil encontrado en el yacimiento de Can Cerdà es un fémur de Necromanis**, encontrado en 1975 (!) mencionado por el eminente paleontólogo Miquel Crusafont, y olvidado en algún estante.

Fémur de Necromanis

Ahora, David M. Alba,  director del Instituto Catalán de Paleontología  (ICP) conjuntamente con otros investigadores, han descrito este hueso que representa el único registro conocido de este grupo en la península ibérica, y que está mucho mejor preservado que los fémures conocidos anteriormente de este género. Lástima que el yacimiento -una cantera de arcilla cerca de El Papiol- ya no existe, y no se puede acceder a él en busca de nuevos especímenes.

First record of a Miocene pangolin (Pholidota, Manoidea) from the Iberian Peninsula, en el Journal of Vertebrate Paleontology

Visto en SINC

**Manis se puede traducir como “espectro”. Necromanis, al ser un género extinto de pangolín, sería “Pangolín muerto” no “espectro muerto” pero la combinación es siniestra.
* Sí, el titular es para dar por saco básicamente, a unos y a otros.

Comparte!