La frase “Debemos (debo) (debes) forzosamente…”, designa algo que no tiene por qué hacerse. “Ni que decir tiene que…” es una señal de peligro. “Por supuesto” significa que más te valdrá comprobarlo personalmente. Si se leen correctamente, estas fórmulas prácticamente invariables son señales de orientación muy fiables.

— Robert Heinlein
Esta entrada se publicó el Viernes, marzo 2nd, 2012 a 11:43 pm y está archivada como brevísimos, curiosidades.
Puedes seguir las respuestas a través del RSS 2.0 respuesta.
Los comentarios y el 'ping' están cerrados.
publicado el 2 marzo, 2012
comentarios:Comentarios desactivados en El Tronco

Este trozo de madera de encina venía con la leña. Tiene unas texturas muy interesantes y montones de caras pareidólicas.

Comentarios cerrados.

  • página 1 de 1
  • 1