Corona de plata de La Almoloya. Foto © U.A.B. Un extraordinario ajuar funerario consistente en piezas de oro, plata y cobre, así como restos textiles y enterramientos muy bien conservados, son la parte material del tesoro hallado en La Almoloya (Murcia, España) un yacimiento de la cultura de El Argar de hace 4200 años.

Yacimiento de La Almoloya. Foto © U.A.B.La Almoloya fue un asentamiento ubicado en el municipio de Pliego. Estratégicamente situado en un promontorio desde donde se controla el territorio circundante, tuvo su etapa de esplendor entre el 2200 y el 1550 a.C. en plena Edad del Bronce. El sitio fue descubierto en 1944, pero las recientes excavaciones de un equipo de la Universidad Autónoma de Barcelona han descubierto un edificio de unos 70 m2 con un podio y un fuego ceremonial central y bancadas para unas 64 personas; muy probablemente una sala de reuniones y posiblemente la construcción gubernamental más antigua conocida de la Europa continental.

Enterramiento en La Almoloya. Foto © U.A.B.En la cabecera de la citada sala se encontró una tumba con restos de una mujer y un hombre, en posición flexionada y con ofrendas de metales nobles y piedras semipreciosas. El personaje femenino portaba una corona de plata; también había dilatadores de oreja en oro y plata, anillos, brazaletes, pendientes, un puñal y un punzón de cobre y plata. Sólo se conocen cuatro diademas argáricas (todas ellas descubiertas hace al menos 130 años) y ninguna está en un museo de España.

 

Aunque no se ha confirmado por parte de los arqueólogos, parece evidente que estamos ante los restos de la Princesa Chicle.

Princesa ChicleVisto en New Scientist.

Comparte!