[He retirado el video porque se desparrama por la página, pero el link es este]

Más señales de la inminente Rebelión de las Máquinas: esta vez se trata de una escalera mecánica en un centro de convenciones en Tokyo. Cargadita de gente, como se puede ver, el artefacto pone la marcha atrás y la masa de carne, estupidizada por la sorpresa, se derrumba sobre sí misma. 20 heridos, lo peor: una pierna rota, pero por algo se empieza.

(visto en Gizmodo)

Comparte!