Gambusia holbrooki: cerebros y penes grandesUn estudio sobre peces mosquito (Gambusia holbrooki, pariente del guppy común) ha mostrado una “carrera armamentística” en la especie: los machos van desarrollando un gonopodio más grande para optimizar su éxito reproductivo, mientras que las hembras mejoran su cerebro para escapar de los machos.

Y es que la vida sexual de la Gambusia no es muy romántica que digamos. El macho no tiene una danza de cortejo ni hace regalitos -como las arañas o algunos pájaros- sino que se dedica al ataque por fuerza bruta: intenta copular varios miles de veces al día hasta que alguna vez tiene éxito.

Para esto, está claro que estar dotado de una buena herramienta es fundamental. En este caso, el pene* es un gonopodio: una aleta anal modificada que canaliza el esperma en la hembra. Esto no resulta divertido para la peza** y se desarrolla una relación dinámica muy similar a la de depredador-presa.

Ya sabemos a dónde lleva esto: una situación de Reina Roja, que va aumentando las capacidades de ambas partes para mantener el equilibrio. Así, mientras el gonopodio de Gambusia es más grande que el de otros peces en los que la agresividad no forma parte de las costumbres de apareamiento (y no quiero moralizar sobre el tema) el cerebro de la hembra se va modificando.

No sólo se hace más grande, sino que se desarrolla en partes específicas: el tectum (que viene a ser el procesador de imágenes del cerebro) el bulbo olfatorio, el cerebelo, tienen un tamaño que se dispara en relación a otros peces hembra… y a los propios machos de Gambusia, cuyo cerebro se queda en la mitad.

De cualquier manera, tampoco hay que ver esto con ojos demasiado humanos: no es que los machos sean unos neandertales que van violando por ahí. La hembra es tres veces más grande, y la postura que exige el gonopodio no se puede obtener a la carrera: las maniobras de despiste y huida son una estrategia para copular al fin con el macho más apto (resistente-veloz-megapeniano). Lo que queda claro es que dentro de las características exigidas al macho no está la inteligencia.

Artificial selection on male genitalia length alters female brain size, en los Proceedings of the Royal Society

*Mientras que muchos peces tienen una estrategia más tranquila, que consiste en que la hembra pone los huevos en un sitio y luego el macho los “bombardea” para fertilizarlos (esto es fecundación externa y funciona bien bajo el agua) otras especies han preferido la técnica precisa pero complicada de la cópula o fecundación interna. Complicada en muchos niveles. Qué os voy a contar.

** las palabras acabadas en “z” no tienen forma femenina: pez, portavoz, juez…