elece.net http://www.elece.net/blog basado en hechos reales Wed, 21 Feb 2018 10:04:46 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.9.4 71140125 Gu, el veneno misterioso http://www.elece.net/blog/gu-el-veneno-misterioso/ http://www.elece.net/blog/gu-el-veneno-misterioso/#respond Wed, 21 Feb 2018 10:04:46 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8483 Gu, el veneno misterioso

Investigando algo que no viene a cuento he descubierto esta curiosa leyenda china acerca de un potentísimo veneno que es posible que tenga una base real: el Gu, cuyo significado es mucho más que un producto tóxico. El antiquísimo ideograma para Gu (o  Ku) cuya traducción es “veneno o hechizo” está compuesto de dos partículas: […]

La entrada Gu, el veneno misterioso apareció originalmente en elece.net.

]]>
Gu, el veneno misterioso


Investigando algo que no viene a cuento he descubierto esta curiosa leyenda china acerca de un potentísimo veneno que es posible que tenga una base real: el Gu, cuyo significado es mucho más que un producto tóxico.

Ideograma Gu-蠱El antiquísimo ideograma para Gu (o  Ku) cuya traducción es “veneno o hechizo” está compuesto de dos partículas: chong (sabandija) y min (frasco, recipiente). Chong se refiere indistintamente a serpientes o gusanos, aunque también incluye insectos y lombrices y otros bichos; recordemos que -igual que en Europa hasta pasada la Edad Media- los “bichos” eran un grupo taxonómico válido hasta que supimos que cada uno tenía un origen y unas características diferentes.

Lo bonito del chino es que te da pistas de su significado. En este caso, Gu “tarro de sabandijas” también se aplica a otras cosas, como puede ser un espíritu maligno, el “poder maléfico ancestral que causa enfermedad en los vivos”, o el “espíritu de un ajusticiado por decapitación, cuya cabeza ha sido colocada en una estaca”. Vemos que no son definiciones de muy buen rollo.

Tarrito para GuUn sinónimo de Gu parece ser Jincan, palabra que se remonta a la dinastía Tang. Jincan se traduce como “gusano de seda de oro” y se aplica literalmente, aunque también a ciertas decoraciones funerarias en oro. La leyenda dice que entre los Miao -un grupo étnico diferenciado que habita en China- existía una interesante tradición.

El quinto día del quinto mes -que corresponde al momento más tórrido del verano, cuando las fiebres y enfermedades por intoxicación son más activas- los Miao metían en un recipiente todo tipo de sabandijas venenosas: ciempiés, arañas, escorpiones, serpientes… los animales se masacraban entre ellos y del superviviente se extraía un veneno que contenía el poder mortífero combinado de todas las toxinas de los bichos. Este concentrado, el Super Saiyan de los venenos, no tenía un sabor u olor distintivos y era letal al cabo de unos diez días.

Lo de “gusano de seda de oro” viene del hecho de que cuantas más víctimas causara esa poción, más oro ganaba el propietario. De ahí se derivaron seguramente las leyendas de un auténtico Gusano que excretaba veneno, que si se usaba para sacrificar gente provocaba que el gusano generara oro literalmente. Obviamente estamos hablando de magia negra china de lo peor.

Zorro de siete colasY más: el Gu no sería ya un veneno físico, sino una fuerza maléfica que corrompe y no puede ser destruida por métodos de medicina convencional. Un equivalente a lo que los sumerios denominaron como Pazuzu, el demonio del viento del suroeste, que traía las tormentas, las plagas y la fiebre. Aunque cierto tipo de raíz de jengibre sería el antídoto mágico, y la carne de un animal parecido a un zorro de siete colas puede hacerte inmune a este tipo de qi corrupto.

Acercándonos un poco más a la realidad, parece que estos Miao -sobre todo las mujeres- tenían la receta para fabricar una toxina que usaban para que sus parejas eventuales no las abandonaran. Les daban Gu y si ellos se iban “a por tabaco” por así decirlo, tenían diez días para volver antes de que se les empezaran a pudrir las tripas. Por supuesto, sólo estas mujeres Miao conocían el antídoto.

Los Miao eran por lo visto algo así como los gitanos chinos, algo que el folklore asociaba a prácticas malvadas y brujeriles. Esta xenofobia se aplicaba en la práctica, ya que el castigo de alguien sospechoso de asesinar mediante Gu consistía en la pena capital, exhibiéndose luego la cabeza del ajusticiado en una pica (de ahí el otro significado de Gu). El fantasma de la bruja o hechicero rondaría el lugar donde se exhibía la cabeza, descargando su ira en forma de enfermedades en la gente (y ahí viene la tercera definición).

El paralelismo con el concepto de bruja gitana se extiende al hecho de que estas prácticas se usaban primariamente para obtener beneficio -no tanto como instrumento de venganza o justicia- y otras prácticas asociadas al Gu que recuerdan el clásico vudú de muñequito y paquetes embrujados. Sin duda la leyenda negra se aplicaba en las dos direcciones, y las mujeres Miao tendían a su disposición una potente arma psicológica para controlar a sus maridos.

La entrada Gu, el veneno misterioso apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/gu-el-veneno-misterioso/feed/ 0 8483
Lucky Starr, mi segundo Asimov (Curiosidades literarias) http://www.elece.net/blog/lucky-starr-segundo-asimov-curiosidades-literarias/ http://www.elece.net/blog/lucky-starr-segundo-asimov-curiosidades-literarias/#respond Sat, 17 Feb 2018 18:49:13 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8476 Lucky Starr, mi segundo Asimov (Curiosidades literarias)

Estos días estoy un poco vago en cuanto a lectura, así que después de terminar Tom O’Bedlam (de Robert Silverberg) y un trocito de Fulcanelli que tenía por ahí, me puse a escarbar en busca de algo ligero. Y di con Lucky Starr, Ranger del Espacio de Paul French. Esta novelita fue escrita por bajo […]

La entrada Lucky Starr, mi segundo Asimov (Curiosidades literarias) apareció originalmente en elece.net.

]]>
Lucky Starr, mi segundo Asimov (Curiosidades literarias)


Estos días estoy un poco vago en cuanto a lectura, así que después de terminar Tom O’Bedlam (de Robert Silverberg) y un trocito de Fulcanelli que tenía por ahí, me puse a escarbar en busca de algo ligero. Y di con Lucky Starr, Ranger del Espacio de Paul French.

Lucky StarrEsta novelita fue escrita por bajo seudónimo nada menos que por Isaac Asimov a principios de los ’50, justo cuando decidió hacerse escritor full-time. Estaba en la treintena y acababa de doctorarse en Bioquímica. El relato, por muy mercantil que fuera, es malo; una prosa floja y sin pulir llena de aquellas frases de la CF de revistas pulp que tenían que acentuar el punto tecnológico de cada escena, tipo:

Su mirada se dirigió inmediatamente al reloj eléctrico de pulsos de cuarzo que llevaba en la muñeca, pero la lámpara de fotodiodos de la habitación no llegaba a iluminar la tenue pantalla de cristales líquidos del dispositivo; por lo que se giró hacia el microcomputador de telecomunicaciones que estaba en la mesilla de noche, activando con una orden verbal  la infra-IA que le indicó la hora. (Esto no es de Asimov, soy yo intentando ver el reloj anoche)

El personaje es tan perfecto física y mentalmente que resulta desagradable; si la novela la hubiera firmado Thea Von Harbou (Metropolis) seguro que se le achacaría la exaltación de übermensch ario… pero David Starr (nombre con doble sentido?) un joven licenciado del Consejo Científico que adquiere una máscara supertecnológica a través de ciertos seres que no revelaré, parece destinado a una saga comercial. Creo que Asimov escribió seis libros más del personaje.

Starman's QuestEste fue mi segundo Asimov, porque lo leí por primera vez hace mucho tiempo; el primero, Yo, robot (1950) lo superaba en narrativa y originalidad en gran medida. De todas formas, por comparar, mi primera gran novela de CF fue -y volvemos al principio del artículo- Obsesión Espacial (Starman’s Quest, 1958) de un jovencísimo Robert Silverberg que con diecinueve años escribió esta historia sobre el descubrimiento del motor de hiperimpulso, un drama familiar con dos gemelos que se separan por culpa de la distorsión temporal en los viajes subluz, un tecnochorizo de buen corazón y mucha aventura. Todos empezaron así, escribiendo historias de “cadetes del espacio” para los jóvenes y no tan jóvenes de aquella época que creían que en el siglo XXI ya estaríamos rumbo a las estrellas.

Sin embargo, la relectura de Starr me sorprendió por algunas cosas que no sabía (nadie sabía) cuando la leí por primera vez.

Esta es la introducción que hizo Asimov mucho después, en la reedición de 1970 (las negritas son mías):

Este libro fue publicado por primera vez en 1952, y la descripción de la superficie de Marte y de su atmósfera estaba acorde con los conocimientos astronómicos de la época. Sin embargo, a partir de 1952 la investigación astronómica sobre el sistema solar ha avanzado mucho, gracias a la utilización del radar y de los cohetes espaciales. El día 28 de noviembre de 1964 la sonda espacial denominada «Mariner IV» inició su trayectoria hacia Marte. El día 15 de julio del año 1965 la sonda estuvo situada a una distancia apenas por debajo de los 12.000 Km.; recogió así datos, obtuvo fotografías y las radió hacia la Tierra.
Se ha sabido de este modo que la atmósfera marciana tiene tan sólo un décimo de la densidad que los astrónomos le adjudicaban. A esto se agregaba que las fotografías han mostrado una superficie marciana sembrada de cráteres, similar en parte a la. superficie lunar. Por otra parte, no se han advertido señales claras de la existencia de canales.
Tiempo después, otras sondas enviadas en dirección a Marte han indicado que la cantidad de agua existente en el planeta es menor de la que se había creído y que los casquetes de hielo, visibles desde la Tierra, son en rigor bióxido de carbono congelado y no agua congelada. Todo esto significa que la vida en Marte —cualquiera que sea la forma que asuma— está muy lejos de existir en la actualidad o de haber existido en época pasada, aunque los astrónomos hubieran pensado lo contrario hasta 1952.
De todas maneras, espero que los lectores disfruten de este relato, pero no querría inducirlos al error de aceptar como verdaderos algunos datos que se estimaron «exactos» hasta 1952, pero que hoy resultan ya anticuados.

Sería bonito que el buen doctor Asimov pudiese ver los datos actuales sobre Marte, que no son ni tan buenos como en época de Edgar Rice Burroughs o H.G.Wells, ni tan malos como se extrapolaba de los datos de la Mariner. Y otra frase estupenda de la novela es:

—Sólo que la agricultura de la Tierra no puede alimentar a cinco mil millones de personas.
—Así es, exactamente. No podemos pasar sin la comida de los planetas coloniales. En seis semanas habría hambre en la Tierra.

No me cabe duda de que el futuro es, como decía el Canciller Gorkon, “Aquel país desconocido”.

La entrada Lucky Starr, mi segundo Asimov (Curiosidades literarias) apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/lucky-starr-segundo-asimov-curiosidades-literarias/feed/ 0 8476
Sin problemas con los tríbulus http://www.elece.net/blog/sin-problemas-con-los-tribulus/ http://www.elece.net/blog/sin-problemas-con-los-tribulus/#respond Mon, 05 Feb 2018 08:49:37 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8464 Sin problemas con los tríbulus

alimentos raros
Hace unos días haciendo cola en la farmacia (obviamente en busca de antigripales) me encontré con esto: (No era exactamente el frasco, pero más o menos). Vendían un extracto de Tribulus terrestris como potenciador sexual. Tengamos en cuenta que Tribulus es el nombre linneano del abrojo de playa, esa plantita que suelta sus semillas llenas […]

La entrada Sin problemas con los tríbulus apareció originalmente en elece.net.

]]>
Sin problemas con los tríbulus

alimentos raros

farmacia

Hace unos días haciendo cola en la farmacia (obviamente en busca de antigripales) me encontré con esto:Frasco de tribulus

(No era exactamente el frasco, pero más o menos). Vendían un extracto de Tribulus terrestris como potenciador sexual. Tengamos en cuenta que Tribulus es el nombre linneano del abrojo de playa, esa plantita que suelta sus semillas llenas de espinas para que se propaguen enganchándose al pelo de los animales.

También es un vegetal odiado por aquellos que van descalzos o con chanclas, ya que el abrojo enganchado en la piel desnuda se clava y duele. De hecho el nombre procede del antiguo nombre latino aperi oculum, “abre los ojos” porque ya sabemos que los romanos iban con sandalias y se ve que esto les jorobaba bastante. El nombre científico Tribulus se refiere a un arma de hierro romana también, una especie de tetraedro hecho de espinas que algunos conocemos como “clavos Miguelitos“.

una especie de TribulusLo cierto es que el término “abrojo” abarca otras especies, todas usando el mismo mecanismo de pinchos para dispersarse. Aquí nos referiremos estrictamente al abrojo común de cinco puntas, T. terrestris -aunque  el que se ve en el dibujo es T. cistoides, pero prácticamente es igual- Bueno, resulta que esta plantita acumula en su raíz y sobre todo en sus meristemos (o sea los frutitos armados de pinchos tan dañinos) unas sustancias denominadas saponinas esteroideas.

Estas saponinas, a través de un mecanismo hormonal, provocarían un incremento en la producción de testosterona; con lo cual la ingesta del fruto (seco y reducido a polvo) potenciaría la actividad sexual, la producción y calidad del esperma y el desarrollo muscular: de ahí las llamativas etiquetas de este producto herbal.

Abrojos (meristemos)El tríbulus ya se usaba en medicina ayurvédica -donde se le conoce como gokshura– para enfermedades de la vejiga y problemas digestivos. Fueron los búlgaros que lo popularizaron en Occidente hacia los ’70, cuando hicieron correr la leyenda urbana de que sus deportistas ganaban medallas olímpicas no por hincharse a anabolizantes, sino por el consumo habitual de este suplemento.

La realidad es que los resultados de laboratorio son más bien contradictorios y poco conclusivos en cuanto a su poder para incrementar la testosterona. Pero bueno, como esta planta está por todos lados, quien quiera probarlo puede recoger su propia cosecha!

Por otra parte, el abrojo enorme conocido como bardana menor (Xanthium strumarium) que es mucho menos dañino con la carne que con las ropas, es diurético y depurativo, pero con una tisana de hojas. Y la causa por la que siempre me compro las botas de cuero, no de ese falso Gore-Tex que se lleva ahora.

Un artículo que explica el origen del Velcro a causa de los abrojos, en acercaciencia.com

La entrada Sin problemas con los tríbulus apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/sin-problemas-con-los-tribulus/feed/ 0 8464
Bep-Kororoti: cuando la antropología y los “astronautas antiguos” se juntan… http://www.elece.net/blog/bep-kororoti-cuando-la-antropologia-los-astronautas-antiguos-se-juntan/ http://www.elece.net/blog/bep-kororoti-cuando-la-antropologia-los-astronautas-antiguos-se-juntan/#respond Sun, 28 Jan 2018 08:37:25 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8456 Bep-Kororoti: cuando la antropología y los “astronautas antiguos” se juntan…

el cubito
Hace algunos días, en uno de los podcasts que suelo seguir, se mencionó a alguien que despertó nostalgia en la sección X-Files de mi mente. El nombre es musical y llamativo: Bep-Kororoti. Supuestamente, un ser extraterrestre que visitó a una tribu amazónica dejando el duradero recuerdo de sus proezas grabado en la leyenda. Empecemos por […]

La entrada Bep-Kororoti: cuando la antropología y los “astronautas antiguos” se juntan… apareció originalmente en elece.net.

]]>
Bep-Kororoti: cuando la antropología y los “astronautas antiguos” se juntan…

el cubito

Hace algunos días, en uno de los podcasts que suelo seguir, se mencionó a alguien que despertó nostalgia en la sección X-Files de mi mente. El nombre es musical y llamativo: Bep-Kororoti. Supuestamente, un ser extraterrestre que visitó a una tribu amazónica dejando el duradero recuerdo de sus proezas grabado en la leyenda.

Empecemos por el final, o más bien, la penúltima presentación del mito en la serie documental Ancient Aliens presentada por Giorgio Tsoukalos.

El traje de Bep-kororoti

La historia es un refrito de lo que Erich Von Däniken contaba en El Oro de los Dioses (que es de donde viene mi recuerdo) quien a su vez la oyó del antropólogo brasileño João Américo Peret a principios de los ’70; aunque consta que la narración fue recogida de las tribus hacia los años ’50. Correspondiente a un mito de los kayapó, una tribu de la Amazonia brasileña, el relato de Däniken se puede resumir así: Hace mucho tiempo, un personaje bajó de la sierra llamada Pukato-Ti hasta los poblados de los kayapó. Era Bep-Kororoti, un guerrero dotado de una maza mágica capaz de fulminar a cualquier atacante, arrasar el monte y machacar peñas. Vestía un traje de paja trenzada y tenía gran cantidad de conocimientos que, al cabo de un tiempo de convivencia, transmitió a los kayapó.

(Para leer el relato completo, mejor verlo aquí: http://lallave.arrakis.es/histori5.htm)

Pasado un tiempo, la nostalgia se apoderó de Bep-Kororoti que partió de nuevo hacia Pukato-Ti, desapareciendo en medio de una nube de fuego y relámpagos. En su honor, los kayapó celebran danzas en las que visten con un bo (el traje con máscara de paja trenzada hecho a semejanza del original). Este traje tiene un sospechoso parecido al de un astronauta; si a ello unimos las alusiones a un arma letal, fuego y truenos, y el tema del “dador de conocimiento” ya tenemos el argumento perfecto: era un extraterrestre que se quedó voluntariamente en la Tierra, al punto de casarse y tener un hijo, para luego volver a las estrellas.

Dejemos de lado las dudas más sencillas, como (¿por qué en lugar de enseñarles medicina o matemáticas elementales a los kayapó, Bep se dedicó a instruirlos en el complejo sistema de intercambio parental y el uso de las “casas para hombres” que por otra parte son comunes a muchas otras tribus?) o (¿para qué diablos quería un traje EVA con casco si luego era capaz de tener hijos a la manera local?). Lo primero que se me ocurrió fue que este era un caso de contaminación cultural, como el mito de los Dogon y la estrella Sirio.

Traje de paja Bakairi

El tema Dogon -una tribu de Mali que había sido visitada por seres de la estrella Sirio, que les habían explicado datos astronómicos imposibles de verificar sin telescopios- resultó ser una combinación de malas prácticas involuntarias por parte de los antropólogos franceses Marcel Griaule y Germaine Dieterlen entre 1931-1956 y las interpretaciones personales del escritor Robert Temple a finales de los ’70 (hay aquí un paralelismo de fechas con nuestro mito de hoy!). ¿Podría ser que hacia los años ’50, los kayapó hubiesen visto trajes espaciales (ya los había) lanzamientos de cohetes (también) y mazas láser (bueno, esto no) y con ello hubiesen adornado una leyenda anterior?

Danza bakairi con trajes (variante falda)

De hecho, hay referencias a Bep-Kororoti anteriores, como cuenta Levi-Strauss en sus Mitológicas: pero en estas transcripciones Bep era un miembro de la tribu, mosqueado porque mientras lavaba las tripas de un tapir sus compañeros le roban la carne dejándole solamente las patas. El pobre Bep le pide a su mujer que le afeite la cabeza, lo adorne con pinturas rituales y luego desata su ira con una maza que invoca el relámpago, tras lo cual se va (con su hijo). Esta leyenda parece ser una variante de otras que explican el origen de la lluvia y la tormenta.

Encontramos trajes de paja en referencias mucho más antiguas; Karl von den Steinen (1889) y Koch-Grünberg (1909) vieron tocados similares entre los bakairi, karajá y kauá, todas tribus de la zona del Xingú. No es raro que Bep-Kororoti esté asociado también a las abejas y la miel, porque los trajes y cascos de paja parecen muy aptos para la recogida de panales. Y por supuesto, hay trajes rituales de paja repartidos por todo el mundo. ¿Realmente parecen trajes espaciales? No más que el muñeco de Michelin. ¿Se pondría un visitante de una civilización avanzada un traje de actividades extravehiculares (EVA) preparado para trabajar en entornos de vacío absoluto y alta radiación, cuando sabe que se va a mover en un mundo compatible con su biología? Mmm. Al final, lo único que nos queda es la maza láser que desata truenos y relámpagos.

Nada de esto quita que la Amazonia, y sobre todo la zona del Xingu, sea tierra de misterios y leyendas maravillosas (recordemos que a 500km al este está todavía perdido el coronel Percival Fawcett, buscando su misteriosa Ciudad Z) en la cual queda mucho por descubrir. Y por cierto el mito -casi universal en América- del “visitante civilizador”, sea Kukulkán, Viracocha, Coyote, Bochica, El-Al o como se llame, parece esconder referencias a algún hecho histórico que se nos escapa. Pero no hace falta vulgarizarla con semejanzas ridículas.

Es como si ahora comparásemos a Bep-Kororoti con Thor por lo de la maza (y ¿no hay algunos testimonios de una avanzadilla vikinga en Brasil?). También El-Al, el héroe civilizador sobrehumano de los tehuelches que escapó de su lugar natal y llegó sobre un pájaro a la Tierra, tiene nombre kryptoniano. Y creo recordar a Camazotz, el dios-murciélago maya, símbolo de la noche: enviado a la tierra a destruir a los humanos malvados de la primera raza, se le invocaba con braseros “cuyas llamas parecían tocar el cielo” (la bat-señal?) y cuyos templos o tzinacalli (la Casa del Murciélago) eran, naturalmente, subterráneos y secretos. Uy, si yo os contara…

La entrada Bep-Kororoti: cuando la antropología y los “astronautas antiguos” se juntan… apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/bep-kororoti-cuando-la-antropologia-los-astronautas-antiguos-se-juntan/feed/ 0 8456
Clonando a un león de las cavernas http://www.elece.net/blog/clonando-leon-las-cavernas/ http://www.elece.net/blog/clonando-leon-las-cavernas/#respond Tue, 09 Jan 2018 08:56:19 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8450 Clonando a un león de las cavernas

paleontología
Un cachorro de león de las cavernas conservado el el hielo siberiano podría ser el punto de partida para rescatar esta especie extinguida, como se quiere hacer con el mamut y otras criaturas que no hace mucho vagaron por la Tierra. Concretamente el león de las cavernas (Panthera leo spelaea) es una subespecie de león […]

La entrada Clonando a un león de las cavernas apareció originalmente en elece.net.

]]>
Clonando a un león de las cavernas

paleontología

Un cachorro de león de las cavernas conservado el el hielo siberiano podría ser el punto de partida para rescatar esta especie extinguida, como se quiere hacer con el mamut y otras criaturas que no hace mucho vagaron por la Tierra.

Concretamente el león de las cavernas (Panthera leo spelaea) es una subespecie de león que vivió en Eurasia desde hace unos 370.000 años hasta hace diez mil, cuando se extinguió junto con la mayor parte de la megafauna del Pleistoceno: rinocerontes, mamuts, uros… No era un felino especialmente inmenso; tal vez algo más grande y peludo que el actual león africano, y por los testimonios que tenemos de la época, se parecía bastante más a éste que a un tigre -especie con la cual se le ha querido asociar también.

Tampoco es que fuera un habitante de las cavernas, como se podría deducir de su nombre: esto es porque la mayor parte de los restos encontrados estaban preservados en grutas, pero seguramente sería un animal de pradera y bosque que habitó incluso regiones subárticas. Y he aquí que precisamente este entorno helado permitió la conservación del ejemplar del que hablábamos: una cría de 50.000 años de antigüedad que apareció en el permafrost que rodea el río Tirekhtykh, en Yakutia (Rusia).

El leoncito murió con cinco u ocho semanas de edad, pero el cuerpo se ha preservado extraordinariamente bien: no sólo pelo y huesos, sino tejidos blandos. Esto, según el profesor Albert Protopopov (jefe del departamento de Paleontología de la Academia de Ciencias de Yakutia) permitiría obtener suficientes muestras de ADN como para garantizar la obtención de un individuo “resucitado”. Recordemos que en 2015 se encontraron otros dos cachorros, algo más deteriorados que este.

La entrada Clonando a un león de las cavernas apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/clonando-leon-las-cavernas/feed/ 0 8450
Chica Cthulhu http://www.elece.net/blog/chica-cthulhu/ http://www.elece.net/blog/chica-cthulhu/#respond Sat, 06 Jan 2018 21:10:25 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8439 Chica Cthulhu

borrones
Esto es de verdad, no un gag mal resuelto. Tener más imaginación que vista juega malas pasadas. Muchas veces me acuerdo de la anécdota de Carlos Castaneda y el brujo Don Juan, cuando le hace ver un monstruo terrorífico agonizando en el suelo durante un atardecer en el desierto; en el momento que se acercan […]

La entrada Chica Cthulhu apareció originalmente en elece.net.

]]>
Chica Cthulhu

borrones

Chica Cthulhu-1 Chica Cthulhu-2

Esto es de verdad, no un gag mal resuelto.
Tener más imaginación que vista juega malas pasadas. Muchas veces me acuerdo de la anécdota de Carlos Castaneda y el brujo Don Juan, cuando le hace ver un monstruo terrorífico agonizando en el suelo durante un atardecer en el desierto; en el momento que se acercan algo cambia en la percepción de Castaneda y se da cuenta de que es una rama seca. La explicación del brujo es que habían dado una especie de “salto dimensional” entre un universo en que el monstruo moribundo existía y otro más prosaico.

Yo doy esos saltos continuamente en la carretera, de ver pobres gatos atropellados a descubrir que son trozos de neumáticos o bolsas viejas. Y es mejor así. Pero la criatura encorvada con la cara cubierta de tentáculos coincidía totalmente con las descripciones que hizo el inspector Degrasse de los abominables disfraces rituales que incautaron en la batida en los bosques de New Orleans, allá por 1908. Sólo un gran esfuerzo por mi parte y la luz al final del túnel convirtieron al esbirro del terrible Cthulhu en una punkie con un corte de pelo realmente raro.

La entrada Chica Cthulhu apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/chica-cthulhu/feed/ 0 8439
La supernova que no paraba de explotar http://www.elece.net/blog/la-supernova-no-paraba-explotar/ http://www.elece.net/blog/la-supernova-no-paraba-explotar/#respond Tue, 26 Dec 2017 20:28:43 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8409 La supernova que no paraba de explotar

espacio
Hasta hace no muchos años, mirábamos el espacio y nos maravillaba pensar que está lleno de estrellas. No hace mucho que hemos descubierto la cantidad de cosas que pueden hacer los átomos de hidrógeno cuando le das suficiente tiempo. Nebulosas, supernovas, púlsares, quásares, agujeros negros, galaxias, supercúmulos, criaderos de estrellas, sistemas dobles y múltiples, fuentes […]

La entrada La supernova que no paraba de explotar apareció originalmente en elece.net.

]]>
La supernova que no paraba de explotar

espacio

SupernovaHasta hace no muchos años, mirábamos el espacio y nos maravillaba pensar que está lleno de estrellas. No hace mucho que hemos descubierto la cantidad de cosas que pueden hacer los átomos de hidrógeno cuando le das suficiente tiempo.

Nebulosas, supernovas, púlsares, quásares, agujeros negros, galaxias, supercúmulos, criaderos de estrellas, sistemas dobles y múltiples, fuentes de todo tipo de radiaciones exóticas… y esto sólo hablando de estrellas, sin entrar en lo que hemos descubierto de planetas y satélites y otras estructuras secundarias. El espacio es un lugar mucho más raro y variado de lo que imaginábamos desde aquí, y eso que nuestra primera sonda apenas hace unos años que se ha asomado al espacio interestelar. Apenas hemos visto nada.

Muchas veces nos llegan noticias de extraños objetos –Oumuamua es el último, pero también está la misteriosa estructura en torno a KIC 8462852– y le buscamos la parte de tecnología extraterrestre; esto no tiene nada de peculiar, es lo que nos gustaría encontrar, pero los fenómenos naturales exóticos también tienen su encanto.

En septiembre de 2014 Iair Arcavi y un equipo de físicos de la Universidad de California empezaron a observar a iPTF14hls, una supernova recién descubierta desde Monte Palomar en la Osa Mayor -eso es un decir, porque no se ve, está a 500 millones de años luz- esperando atestiguar el típico ciclo de una supernova clase II-P: la erupción final de increíble energía que acaba con la extinción de la estrella como tal y deja como residuo una pequeña estrella de neutrones (o un agujero negro) y una nube de materia en expansión, principalmente elementos pesados.

El observatorio de Monte PalomarPero iPTF14hls seguía explotando y liberando energía, mucha más de lo esperado. De hecho, aún sigue: tres años es demasiado tiempo para un flashazo de alta energía, así que hay que elaborar alguna teoría para imaginar qué está pasando. Difícil, porque está tan lejos que apenas sabemos algo de ella.

Se calcula que iPTF14hls tiene una masa de al menos cincuenta veces la de nuestro Sol; la galaxia en la que está es una galaxia enana, un criadero estelar con pocos metales en su composición (esto se sabe por su signatura espectral, obtenida por el LRIS del observatorio Keck en Hawaii). El espectro de iPTF también es bajo en hierro, y la condenada se mantiene a una temperatura de 5700º en lugar de enfriarse rápidamente.

Actualmente hay dos hipótesis, a cual más interesante: en una, el núcleo estelar (que debería ser bastante más grande de lo que pensamos) estaría compuesto de antimateria. Esto provocaría una inestabilidad en las reacciones que daría lugar a explosiones repetidas, cada una de las cuales expulsa una cierta cantidad de materia (o anti).

Según la otra posibilidad, iPTF14hls sería un objeto -hasta ahora teórico- llamado supernova de inestabilidad de par pulsacional. Se trata de lo siguiente: una estrella supermasiva, digamos 130 veces la masa del Sol, empieza a agotar su combustible. La presión de los rayos gamma que emite ya no pueden evitar el colapso gravitatorio, y toda la estrella cae sobre sí misma estrujándose hasta que una nueva reacción nuclear más violenta -en este caso el oxígeno presente- provoca otra explosión y la emisión de una capa de materia.
La colisión entre esta nube de partículas con otras emitidas anteriormente liberaría enormes cantidades de energía en forma de radiación. Veis, en realidad es una falsa supernova.

Pero ninguno de estos modelos teóricos cuadra con los datos reales que están llegando de iPTF14hls, así que hay que ajustar estas hipótesis si queremos descubrir la realidad.

Por cierto, queda algo aún más raro. Revisando material de archivo, los astrónomos descubrieron que eniPTF14hls supernova en 1954 se había registrado un evento luminoso en la misma posición que ahora ocupa iPTF14hls. ¿Una explosión? ¿Otro avatar de la misma estrella? ¿Cuántas veces ha encendido su fuego nuclear hasta ahora?

Energetic eruptions leading to a peculiar hydrogen-rich explosion of a massive star, en Nature

La entrada La supernova que no paraba de explotar apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/la-supernova-no-paraba-explotar/feed/ 0 8409
Conrad Haas, un técnico de cohetes de la Edad Media http://www.elece.net/blog/conrad-haas-tecnico-cohetes-la-edad-media/ http://www.elece.net/blog/conrad-haas-tecnico-cohetes-la-edad-media/#respond Fri, 15 Dec 2017 22:17:31 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8391 Conrad Haas, un técnico de cohetes de la Edad Media

¿Es posible que en un libro del siglo XVI aparezcan detallados esquemas de cohetes multietapa? Tengo que decir que cuando oí hablar por primera vez del Manuscrito Sibiu pensé que se trataba de una patraña, como la de las Vimanas. Pero no, este es un caso histórico y real de un visionario adelantado a su […]

La entrada Conrad Haas, un técnico de cohetes de la Edad Media apareció originalmente en elece.net.

]]>
Conrad Haas, un técnico de cohetes de la Edad Media


Conrad-Haas-cohete¿Es posible que en un libro del siglo XVI aparezcan detallados esquemas de cohetes multietapa? Tengo que decir que cuando oí hablar por primera vez del Manuscrito Sibiu pensé que se trataba de una patraña, como la de las Vimanas. Pero no, este es un caso histórico y real de un visionario adelantado a su tiempo, el señor Haas.

Wan HuLos cohetes como tal son bastante antiguos; se inventaron en China hacia el siglo XIII, como armas y fuegos artificiales, en su forma de cartuchos de pólvora que expulsan los gases de combustión por el extremo inferior provocando el desplazamiento a gran velocidad del artilugio. Durante siglos fueron exclusivamente esto, aunque hay referencias pintorescas como la de Wan Hu (China, siglo XVI) que construyó una plataforma de madera con una silla encima y 47 cohetes de pólvora de gran potencia. Su idea era que, con suficiente poder de propulsión, un hombre podría volar hacia el cielo. En sus cálculos ya preveía que cada petardo tuviera la misma potencia y dispuso 47 ayudantes para que encendieran la mecha de forma sincronizada. El propio Wan sería el piloto.

Las crónicas relatan que, después de la explosión y disipada la humareda, los auxiliares no encontraron rastro alguno de la silla ni del señor Wan. De hecho, aún sigue desaparecido a día de hoy.

Introducidos en Europa por los árabes, los cohetes se utilizaron como arma incendiaria durante los siglos XV y XVI; pero cuando la tecnología de los cañones se perfeccionó, cayeron en el olvido y se usaron esporádicamente. Pero cuando se habla de tecnología de cohetes moderna generalmente pensamos en sus pioneros: Konstantin Tsiolkovski, Hermann Oberth, Bob Goddard, todos a principios del siglo XX. Aquí empezaron a aparecer los cohetes de combustible líquido y sólido, y los multifase, con mayor alcance, que van soltando etapas a medida que se vacían de combustible.

conrad haas - Manuscrito SibiuEn 1961, Doru Todericiu -un profesor de la Universidad de Bucarest- encontró en los archivos del archivo nacional de Sibiu un manuscrito de 450 páginas que describía diferentes técnicas militares, artillería y balística. Todericiu descubrió que la tercera parte del manuscrito, redactada por Conrad Haas, describía sus investigaciones sobre ciertos artilugios denominados “jabalinas voladoras” y algo que parecían cohetes de etapas múltiples. Haas experimentó con combustibles líquidos, aletas estabilizadoras triangulares y puntas aerodinámicas. Así, el aspecto de estos artilugios dibujados por Haas es sorprendentemente familiar.

Poco se sabe del señor Haas: austríaco o posiblemente transilvano, fue Zeugwart (maestro de arsenal) bajo el reinado de Ferdinand I; en 1551 el rey de Transilvania, Stephen Bathory (el tatarabuelo de Erszebet, la Condesa Sangrienta) lo contrató como ingeniero armamentístico. Seguramente durante este tiempo escribió su libro, aunque no hay crónicas de que este tipo de armas se usara en efecto durante esta época. Tal vez hicieran caso del último párrafo del tratado, que resume en una frase la estrategia bélica de las naciones desde el momento que empezamos a usar realmente los cohetes como armas:

“Pero mi consejo es que haya más paz y no haya guerra, que los rifles estén almacenados tranquilamente, para que no se dispare la bala, la pólvora no se queme o se moje, y entonces el príncipe conserve su dinero, y el maestro de arsenal su vida; este es el consejo que da Conrad Haas”.

Encantadora muestra de sabiduría.

La entrada Conrad Haas, un técnico de cohetes de la Edad Media apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/conrad-haas-tecnico-cohetes-la-edad-media/feed/ 0 8391
¿Un fósil humano de 9 millones de años en Europa? http://www.elece.net/blog/un-fosil-humano-de-9-millones-de-anos-en-europa/ http://www.elece.net/blog/un-fosil-humano-de-9-millones-de-anos-en-europa/#respond Tue, 12 Dec 2017 21:07:55 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8383 ¿Un fósil humano de 9 millones de años en Europa?

el cubitopaleontología
El blog está algo abandonado y retrasadillo, pero procuraré ponerlo al día. Algunos de estos artículos no son ya novedad, pero me parecen interesantes… como la controvertida noticia de unos dientes de aspecto humano encontrados en sedimentos del Mioceno (hace 9.7 millones de años) en Alemania. Últimamente, el árbol clásico de la evolución humana se […]

La entrada ¿Un fósil humano de 9 millones de años en Europa? apareció originalmente en elece.net.

]]>
¿Un fósil humano de 9 millones de años en Europa?

el cubitopaleontología

El blog está algo abandonado y retrasadillo, pero procuraré ponerlo al día. Algunos de estos artículos no son ya novedad, pero me parecen interesantes… como la controvertida noticia de unos dientes de aspecto humano encontrados en sedimentos del Mioceno (hace 9.7 millones de años) en Alemania.

Últimamente, el árbol clásico de la evolución humana se ha visto sometido a cambios: el esquema de un grupo -partiendo de África y dispersándose por el mundo, Europa primero*, luego Asia y por fin América- ya se había visto demasiado simplista. Algo que parecía seguro era que los primeros pobladores europeos fueron primates del género Homo (H. antecessor, heidelbergensis, ergaster) que fueron ocupando el territorio hace 900.000 años, y probablemente sean los antecesores de H. Neanderthalensis. Este tipo humano está bien documentado en los magníficos yacimientos de la Sima de los Huesos de Atapuerca, pero también se ha hallado en Italia e Inglaterra.

El colmillo de EppelsheimLo que resulta demoledor entonces es el hallazgo de estos fósiles (un par de dientes, canino y molar) identificados por el descubridor, Herbert Lutz -del Museo de Historia Natural en Mainz- como posiblemente pertenecientes al género Australopithecus: un primate del cual no conocemos fósiles más antiguos a cinco millones de años en las zonas tropicales del sur y este de África. El yacimiento donde se encontró –Eppelsheim, cerca de Frankfurt- es conocido porque allí apareció el primer fósil de primate reconocido en Europa, en 1820.

¿Se puede considerar esto como un OOPART? ¿Los australopitecos eran capaces de viajar en el tiempo, o un ejemplar fue abducido por extraterrestres que lo dejaron cinco millones de años atrás de su época? ¿O podría ser que el ser humano evolucionase en paralelo en distintas zonas geográficas, y el hombre europeo tenga un origen local independiente del Homo sapiens africano?

La muela del supuesto hominino

A pesar de los titulares que aparecieron -que ya planteaban una reescritura del origen del hombre fuera de África- la inevitable duda llevó a una revisión de los restos. Hay muchas formas de interpretar un fósil, y en este caso el colmillo parece que puede ser un diente de algún rumiante. El molar es aún más discutible, y muchos paleontólogos aseguran que es muy semejante a los de un pliopitecoide, un tipo de primate parecido a los gibones que sí habitaba Europa en aquella época.

No creo que haya habido malas prácticas en el caso de los paleontólogos alemanes, más bien un exceso de entusiasmo. Tuvieron el hallazgo guardado durante un año hasta comprobar la datación porque no se lo creían ni ellos; pero no se plantearon la posibilidad de que hubiera una respuesta más sencilla al misterio del australopiteco germano.

* En el Pleistoceno inferior, el nivel de la costa era algo más bajo que ahora, y esto nos da tres posibles puntos de entrada: Gibraltar y Sicilia (navegando) y la península de Anatolia en Turquía (a pie).

La entrada ¿Un fósil humano de 9 millones de años en Europa? apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/un-fosil-humano-de-9-millones-de-anos-en-europa/feed/ 0 8383
Made In Abyss http://www.elece.net/blog/made-in-abyss/ http://www.elece.net/blog/made-in-abyss/#comments Mon, 04 Dec 2017 08:46:35 +0000 http://www.elece.net/blog/?p=8376 Made In Abyss

borrones
La cultura japonesa se ha integrado muy bien a Occidente en la última centuria, pasando de ser un mundo exótico -por lo aislado- a un conjunto de estética e ideas engañosamente accesible. Pero en algunos aspectos todavía nos falta alcanzarles, y eso se nota especialmente en los mangas (equivalente al comic o novela gráfica occidental). […]

La entrada Made In Abyss apareció originalmente en elece.net.

]]>
Made In Abyss

borrones

La cultura japonesa se ha integrado muy bien a Occidente en la última centuria, pasando de ser un mundo exótico -por lo aislado- a un conjunto de estética e ideas engañosamente accesible. Pero en algunos aspectos todavía nos falta alcanzarles, y eso se nota especialmente en los mangas (equivalente al comic o novela gráfica occidental). Valga este como un ejemplo.

Made in Abyss (メイドインアビス) (sí, los katakanas no engañan. El título es una transcripción directa del inglés: Meidu in Abisu) es una obra de Akihito Tsukushi de la cual se ha realizado un anime este año, que se puede ver en Amazon Prime por ejemplo*. La cosa, muy imaginativa, va de una ciudad construida en torno a una sima de enorme profundidad (por supuesto en un universo alternativo). La gente vive de recoger “reliquias” de una civilización desconocida que habitó allí en tiempos remotos, y hay toda una industria en torno a los cazadores de reliquias.

La historia cuenta las aventuras de una niña huérfana y un robot humanoide que bajan al abismo en busca de su mamá. El estilo de dibujo es encantador, aparentemente orientado a un lector de 8-12 años, y el anime le hace justicia con unos fondos y colorido de calidad excepcional, digno de un largometraje. Todo va bien, aunque hay algunos detalles inquietantes desde el principio.

El problema viene más adelante, cuando la historia se convierte de Mi Vecino Totoro en La Tumba de las Luciérnagas, y no digo más por no hacer spoiler. El sexo y la muerte, los motores fundamentales de la actividad humana, no son tabú para los japoneses de la misma manera que en nuestra absurda cultura: se expone a la infancia a una serie de cosas que aquí no están acostumbradas. Y se hace de la manera más desgarradora y violenta que se pueda imaginar, usando ese truquito (por el que tengo especial predilección) de mostrar todo con una estética infantil para crear contraste. En Walking Dead, te da igual que a uno le tengan que romper un brazo a pedradas para amputárselo; si eso aparece en un episodio de Marco, es estremecedor.

Dicho esto, la serie es estupenda. A disfrutarla!

* esto no es publicidad encubierta! Amazon no me paga, peor aún, me cobra!

La entrada Made In Abyss apareció originalmente en elece.net.

]]>
http://www.elece.net/blog/made-in-abyss/feed/ 1 8376