Tan sólo tres años después de adquirirla, el gigante Google se desprende de una adquisición muy llamativa: Boston Dynamics, la empresa de robótica que dio a luz engendros mecánicos como la Cybermula, Cyberdog, el robot Atlas o Cheetah. Pero ¿por qué? la evolución de estos prototipos de esqueletos metálicos ambulantes estaba siendo prometedora, pasando de un movimiento dificultoso en laboratorio a ser máquinas deambulantes por exteriores difíciles (terreno rocoso, nieve) capaces de recuperar el equilibrio y extremadamente robustas.

Por lo visto la directiva de Google no le ve una salida económica a corto plazo, y los ejecutivos de BD tampoco estaban muy dispuestos a desarrollar en conjunto con otros equipos de Google como los ingenieros de robótica que tienen en Tokyo y California, pertenecientes a la iniciativa Replicant: desarrollos robóticos iniciados por Andy Rubin (que ya no está en la compañía). Como siempre en estos casos, el fallo parece debido a error humano; concretamente de ejecutivos cortos de miras.

Entre los posibles compradores de BD estarían Toyota y Amazon, aunque me extraña que el NORAD no esté en la lista.

Noticia en Bloomberg.