Más cosas de la antiguedad, de visita por el antiguo Liceo nº7 Joaquín Suárez donde estudié la mayor parte de la Secundaria. En una de las paredes de la entrada, un graffiti bastante näif lleno de muñequitos, un mural de esos pacifistas que te obligan a hacer sobornándote con la opción de saltarte una clase de Física o Matemáticas. Demasiado alegre. Esto no se hubiera permitido hace veinte años!

Me resultó curioso por la gran cantidad de personajes distintos pero creíbles, sin duda basados en personas reales. Algunos parece que hasta tienen su propia historia privada.

Lo he puesto en la cuenta de flickr junto con otros, como el ángel empanadilla.

Comparte!