Pequeño busto de marfil encontrado en la Tumba Real II de Vergina que representa a Filipo II de Macedonia. S. IV a. de C.Tengo por ahí un relato corto de vampiros, sin acabar, que empieza con el descubrimiento del sarcófago de Alejandro Magno, envuelto en plata y hierro*… la verdad es que es uno de esos hallazgos arqueológicos que obsesionan, tanto por la fama del personaje como por la opulencia que seguramente tengan y el misterio que rodea a su actual ubicación. Del padre de Alejandro, el rey Filipo II de Macedonia (382-336 a.C.) sí se sabía dónde estaba enterrado: un yacimiento en Vergina (Grecia). En el Gran Túmulo excavado en las campañas del 1977-78 se encontraron tres tumbas, de las cuales se supuso que la clasificada como Tumba II contenía los restos del monarca macedonio, ya que su estructura era la más lujosa. Dentro de la cámara principal se encontró un arca de oro -un lárnax– con los restos de una cremación, además de un importante ajuar funerario.

El lárnax y corona de oro antes atribuidos a Filipo II, de la Tumba IIPero ahora, un análisis osteológico de los restos encontrados en la Tumba I (o de Perséfone, por los frescos que contiene) parece confirmar con seguridad que pertenecen al rey Filipo, a su última mujer Cleopatra y su hijo recién nacido. Estos restos no habían sido incinerados sino enterrados, con lo cual la peculiar anatomía de la rodilla -fusionada totalmente en ángulo, debido a una herida en combate mal cicatrizada- pudo ser identificada. Filipo, duro guerrero, sufrió tres años antes de morir un lanzazo en la pierna** que lo dejó cojo (esto añadido a una lista de heridas de guerra, tal vez la más conocida la del ojo que perdió en el asedio de Metone)***. No murió en combate, sin embargo, sino asesinado de una puñalada trapera durante un banquete en Aigai, la actual Vergina. Se dice que el regicida, un tal Pausanias (nada que ver con el general espartano) estaba motivado por los celos ya que era un ex-amante del rey del que luego habían abusado sexualmente.

Si el esqueleto cojo es el de Filipo II, es muy probable que el esqueleto femenino sea de Cleopatra Eurídice, que dio a luz al hijo de Filipo días después del crimen. Ambos, madre y niño, fueron a su vez asesinados poco después por las intrigas de la ex-esposa Olimpia y su hijo Alejandro III. La rica Tumba II puede que contenga los restos de otro hermano mayor de Alejandro, Filipo III Arrideo, de quien se decía que era la encarnación de Gaia y que por eso el simpático de Alejandrito no lo había asesinado como hizo con los otros.

The lameness of King Philip II and Royal Tomb I at Vergina, Macedonia, en PNAS

Archaeological Site of Aigai, en la web de la UNESCO

* La idea es que Alejandro no pilló la peste en Asia, sino otra cosa más fea -y fue quien la introdujo en Occidente. De ahí las protecciones de hierro y plata.

**(Plutarco (Moralia, 331 B) y Justino (Just.9.3) coinciden en que la misma fue causada por un enfrentamiento con los Tríbalos (Tracia), a la vuelta de la campaña de Scitia (año 339 a.C.).

*** Demóstenes, citado por Dídimo de Alejandría en el Papyrus Berolinensis 9780.