Esto me ha llegado por e-mail:

Aparte de la espartana redacción, las direcciones de correo raras y la falta de información dejan bien claro que es spam. Pero el premio prometido: 1.5 libras británicas! 1 euro con 20 céntimos! ¿No resulta demasiado miserable como estímulo para caer en la trampa?