Un argumento generalmente usado por los que abogan por una civilización madre -terrestre o no- es la distribución mundial de las pirámides. Hay pirámides por todo el mundo; en túmulos americanos y asiáticos, en templos asiáticos y -supuestamente- en Europa central; y los dos más populares: las de América central (principalmente mayas) y las de Egipto.

Cuicuilco

El tema es claramente un recurso constructivo: intenta hacer un edificio sin mortero y sin conocer los principios del arco y el dintel y probablemente te saldrá una pirámide. La forma piramidal o cónica es la más estable distribución de bloques en relación a su altura; esto lo sabe cualquier crío que haya hecho castillos de arena. Hay que decir que las pirámides egipcias y mayas son bastante diferentes; las primeras constituyen un edificio por sí, con cámaras y pasadizos. Las mayas son plataformas superpuestas sobre las que se erige un templo; básicamente son terraplenes de tierra y piedras reforzados con mampostería. Las primeras, como la de Cuicuilco -siglo V a.C.- son de hecho cónicas, con el desnivel que permitía la tierra apisonada y mantenida por bancales de roca. Dado el carácter acumulativo de los templos (se construían en el mismo sitio en que existía uno anterior, superponiendo otra “capa” constructiva) algunos centros de culto tienen pirámides tremendamente altas.

El caso es que las primeras formas piramidales aparecen hacia el 800 a.C., cuando la cultura dominante en la zona era la de los olmecas; en uno de sus centros principales, el yacimiento de La Venta, existe una pirámide (de base rectangular) de tierra apisonada de 35 m. de altura. Esto llevó a pensar a los arqueólogos que la cultura maya heredó estas técnicas y diseños de los olmecas.

ceibalSin embargo, un hallazgo reciente en Ceibal, un antiguo asentamiento maya en Guatemala, podría cambiar esto: el equipo de la Universidad de Arizona dirigido por  Takeshi Inomata ha encontrado una pirámide pequeña y dos plataformas cuya datación -850 a.C. y 1000 a.C. respectivamente- las colocan 200 años antes de las construcciones de La Venta. Y no son las más antiguas: Ojo de Agua, un asentamiento del período formativo en Soconusco (México) es posiblemente el centro ritual mesoamericano más antiguo con pirámides, también del 1000 y algo a.C.

Las estructuras de Ceibal confirman también la evolución del edificio, desde un templo sobre una plataforma o explanada de un par de metros de alto a las formas escalonadas por acumulación de varias plantas, de cinco o más metros de altura, tan sólo 200 años después. Por lo visto la influencia para construir estas estructuras vino al mismo tiempo y de varias partes a la vez. La cuestión es: ¿Por qué? ¿Moda? ¿Cambios en el culto?

Early Ceremonial Constructions at Ceibal, Guatemala, and the Origins of Lowland Maya Civilization, en Science

Visto en New Scientist.