En 1982 se estrenó una de esas series de sábados por la tarde que duró poco tiempo: Los Cuentos del Mono de Oro. Mucho menos duró en mi tierra, porque a lo sumo pudimos ver cuatro episodios antes de que desapareciera en el limbo de lo perdido. A esa serie le debo una disculpa…

tales_of_the_gold_monkey_castTales of the Golden Monkey contaba las aventuras de un ex-Tigre Volador (Jake Cutter) reconvertido en aviador comercial, que lleva un hidroavión de transporte (un Grumman G21-A Goose) entre las islas del archipiélago de las Marivellas (un ficticio protectorado franco-japonés entre el Mar del Japón y Nueva Guinea). Sus compañeros y coprotagonistas eran una fauna diversa y pintoresca: un perro tuerto (Jack), una espía americana (Sarah White), un mecánico borrachín (Corky) y otros muchos, de los que cabe mencionar al dueño del bar local (Bon Chance Louie, protagonizado por Roddy McDowell) y el falso párroco/espía nazi adicto al sexo (Willie Tenboom). Ambientada en 1938, la serie contaba con elementos típicos de las películas de aventuras de época: intrigas internacionales, búsqueda de tesoros, el eventual crimen enigmático… tenía todas las características de los productos Universal de los locos ’80: mucho entusiasmo, poco presupuesto, guiones malos y escasa calidad.

jakecutter11982 fue el año de En Busca del Arca Perdida. De repente los años de preguerra y las películas de aventuras se pusieron de moda: todo el mundo se subía al carro. Siempre pensé que Don Belisario era otro productor oportunista más; pero resulta que no.

Donald Belisario trabajaba en la Universal produciendo series de éxito como Magnum, P.I. , Quantum Leap, JAG, y participando también en Galactica (la antigua). Algún tiempo antes, al darle el puesto de Magnum a Tom Selleck, éste rechazó el papel de una dudosa película de aventuras que preparaba la Paramount; así pues Belisario es responsable de que la cara que asociamos con Indiana Jones no lleve el bigotazo setentero de Selleck.

cutters_gooseLa idea de un serial de aventuras al viejo estilo la estuvo presentando a los estudios desde final de los ’70, pero a los magnates no les parecía rentable. Tan sólo cuando el dúo Lucas/Spielberg sacaron el bombazo de Raiders… le dieron luz verde al proyecto, dejando así al Mono de Oro a la sombra de tantos otros productos similares. Sombra inmerecida, porque los Cuentos… estaban bastante bien realizados para la época, y es difícil sacarle un fallo de ambientación (detallitos como el reloj Hamilton de Jake o la mención de los Flying Tigers en el ’38; pero en general bien) y resultaban muy entretenidos.  Se notan tal vez demasiado los rellenos de guión que lastran una historia base bien concebida o los episodios-tipo propios de la casa (repeticiones de ideas aplicadas a todas las series de Universal con poca variación). La producción debía ser bastante cara a pesar de los poco ingeniosos trucos usados para recortar presupuesto, y fue cancelada en la primera temporada.

Aunque, ¿cuánto tardarán en hacer un remake cinematográfico?

Fuentes: IMDB y Goldmonkey.com

y una curiosidad: el viejo Cutter’s Goose tuvo un accidente, pero ya está mejor.