Sir Isaac Newton, alquimistaUn documento que permanecía en manos privadas y ha sido adquirido por la Chemical Heritage Foundation (de Estados Unidos) contiene apuntes de puño y letra de Sir Isaac Newton con instrucciones para fabricar mercurio alquímico, uno de los pasos fundamentales para la obtención del “oro filosofal”.

Manuscrito alquímico de NewtonEl texto, del siglo XVII, es un copy-paste (es decir: como Newton no estaba en posesión del libro original, copió a mano los párrafos que le interesaban) del alquimista Ireneo Filaleteo (seudónimo del químico y naturalista de Harvard George Starkey) que describe la “Preparación del Mercurio de los Sabios para obtener la Piedra, a través del Régulo de Marte, o Hierro, que contiene Antimonio, y Estrellado, y a través de la Luna o la Plata” es decir, una de las primeras etapas para obtener la Piedra Filosofal a través de la llamada Vía Seca. El mercurio filosofal no tiene nada que ver con el metal líquido que conocemos, sino que es un preparado capaz de descomponer los metales y devolverles a su estado primordial, para luego reconstruirlos y convertirlos en oro. Al mismo tiempo, combinado con el azufre filosófico, da lugar a la Piedra Filosofal que tiene la propiedad de transmutar los metales y fabricar el Oro Potable, el Elixir de Larga Vida. Todo esto es un poco aproximativo y además se me está pegando esto de escribir en mayúsculas, así que mejor lo dejamos para otro día.

El caso es que Sir Isaac tiene redactadas más de un millón de palabras -conocidas- sobre Alquimia, lo cual revela el interés que tenía esta disciplina para uno de los padres de la ciencia moderna.

Noticia en Chemistry World.