banda de hormigasEn las últimas semanas he notado un movimiento expansivo entre la población inmigrante de El Toyo, donde trabajo. Las construcciones en el parque alcanzan niveles alarmantes. Esta colonia de hormigas se ha extendido de un agujero solitario a una banda artificial de más de tres metros.

Utilizando las acanaladuras de las losas humanas como avenidas, han construido también al otro lado de la calle una colonia suplementaria. Lo último son los domos de superficie, de tierra aglutinada.

Estos domos tienen una arquitectura básica reconocible, incluso construyen las cúpulas empezando siempre por la cara sur y casi con la misma disposición de túneles.

Domo I Domo II

Es interesante ver cómo las especies comunes van siendo desplazadas por otras nuevas en poco tiempo. La hormiga argentina, pequeñita y oportunista, va perdiendo terreno con éstas, oscuras, que son cuatro veces más grandes.

Comparte!