vader_blade

Es el tipo de frase que aparece en novelitas de ciencia ficción barata, y da mucha risa porque es científicamente incongruente. “acelerador taquiónico”, “escudo antigravedad”… pero suenan impresionantemente bien.

Ahora bien, los fotones -las partículas que conforman la luz, de hecho, todo el espectro electromagnético- son partículas análogas al electrón: carecen de masa, se desplazan -claro- a la velocidad de la luz, y tiene un extraño comportamiento denominado dualidad onda-corpúsculo: a veces se manifiesta como una onda, por ejemplo al pasar por un orificio y otras, como una partícula. Un fotón no interactúa con otro: cruza un láser con otro y ambos rayos, a diferencia de un sable de luz jedi, no interferirán en modo alguno.

Un trabajo conjunto del Centro para Átomos Ultrafríos de Harvard-MIT dirigido por Mikhail Lukin y Vladan Vuletic se acaba de publicar en Nature, donde se expone que han conseguido hacer que dos fotones se comporten como si estuvieran “unidos”, claro, en un medio artificial y controlado. La receta consiste en una botella llena de átomos de rubidio en forma de gas helado a un par de grados por encima del cero absoluto. En este medio, se disparan fotones mediante rayos láser de pulsos. El fotón que entra empieza a transferir energía a los átomos de la nube, ralentizándose considerablemente; al salir, esta energía que va pasando de átomo a átomo acaba volviendo al fotón, que sale por el otro lado igual que antes; esto es lo mismo que ocurre al pasar la luz por un vaso de agua o un vidrio.

Lo raro fue cuando dos fotones entraron y salieron al mismo tiempo. Por un efecto denominado bloqueo de Rydberg, el segundo fotón no puede efectuar la transferencia de energía a los átomos colindantes, y se “pega” al otro hasta salir por el otro lado. El medio gaseoso de rubidio estaba obligando a los dos fotones a unirse e interactuar.

Entonces, ¿podremos tener nuestros sables de luz? De momento no; pero, aparte de verificar empíricamente un nuevo estado ya teorizado de la materia (lo cual ya es bastante importante) este acoplamiento de fotones podría servir en la práctica para la fabricación de ordenadores cuánticos ópticos, en los que la luz transmitiría los qubits de datos sin necesidad de (como ocurre con los sistemas actuales) efectuar una conversión a  impulsos eléctricos para procesar la información.

Attractive photons in a quantum nonlinear mediumen Nature.

Visto en phys.org

Comparte!