Nanocoches

En Nature acaban de publicar las primeras experiencias prácticas con vehículos moleculares: cuatro pelotas de C60 sobre ejes y chasis de carbono… de cadenas de carbono. Miden 3X4 nanómetros y ruedan como cochecitos, ya que las moléculas de C60 se fijan a las estructuras lineales de carbono igual que un eje.
Falta ponerles un motor, pero esto son prototipos. Algún día servirán para algo, desde llevar medicamentos dentro de nuestro sistema circulatorio a sistemas de blindaje autorregenerativo. Seguro que llegaréis a verlo, algunos.

nature.com – Nanocar takes a test drive – It’s the smallest thing on four wheels

Comparte!