Nada, que cuando se pierde a un amigo la cabeza discurre cosas extrañas.
El concepto de la Noosfera de Vladimir Vernadski es una especie de Matrix de información, una capa de datos (creada por humanos) que forma parte de la Tierra igual que la biosfera o la atmósfera. Si él o Teilhard de Chardin hubieran conocido Internet, habrían alucinado pepinillos; son de esas intuiciones geniales que tiene la gente a veces.

Sin entrar en discusiones filosóficas acerca de si esta meganube es consciente o no, o de a dónde van a parar los datos de las pequeñas nubecillas, es cierto que el recuerdo es importante. Yo tengo de mi abuelo no sólo recuerdos, sino algoritmos de procesado completos: veo algo y puedo imaginar exactamente lo que habría dicho o hecho. ¿Llegará un día en que todas esas copias parciales que los demás tenemos de cada uno se integren al original? Uuh. Mientras tanto, lo mejor que podemos hacer es honrarlos con el recuerdo.